29 DE MAYO DE 2017 |

El llamado “Hot Sale” en Argentina es un engaño. No es ni más ni menos que una gran barata a la sudamericana, con terminología inglesa, de productos discontinuados, o no actualizados, y promovidos por la Cámara Argentina del Comercio Electrónico (CACE) junto a la empresa Mercado Libre, en su desesperación por movilizar stock ante el desplazamiento de compradores a Chile.

Por Miguel Calvete (*)
    
EL Hot Sale argentino que el año pasado fue representado por 165 marcas, ahora sumó 359, incremento que se debió a la inclusión de productos fuera del rubro electrónico, tales como Indumentaria, calzado, viajes, muebles, deportes, cosmética, automotriz, y muy pocos de alimentos y bebidas.
    
Los descuentos de las ofertas promediaron solo el 24%. Como ejemplo podemos mencionar el resultado comparativo del Hot Sale 2016, que si bien registró un volumen líquido de ventas por el doble del 2015, solo representó un incremento del 12,3% en cantidad de compras con respecto al año anterior, con lo cual la jugada de la CACE no resultó muy alentadora.
    
Los datos que surgen al cierre de la iniciativa 2017 indican que se registraron 1.932.000 visitas al sitio online, liderando las mujeres el acceso en un 57%, con un universo etario de entre 25 y 35 años. Las tendencias principales se basaron en indumentaria y calzado, con mayor demanda de zapatillas y botas, superando éstas últimas la demanda tecnológica, final que no dejó muy feliz a la Cámara Argentina del Comercio Electrónico.
    
En conclusión, el Hot Sale local del 2017, en su cuarta edición, representó una feria virtual cuyo resultado fue sólo un leve movimiento de consumo ante un alicaído mercado, que, aún en los rubros promovidos, no logra repuntar.  

(*) Presidente del INstituto de Estudios de Consumo Masivo (INDECOM)

Según un informe del Instituto de Estudios de Consumo Masivo (INDECOM), esos puntos de venta itinerante incrementaron sus ventas entre un 15 y un 20 % en el primer cuatrimestre del año. El Macrismo las observa como una herramienta que permite acortar la cadena de intermediación y frenar la inflación.

Miguel Calvete, Presidente del organismo de estadísticas, detalló que “la baja de un 7,9 % en el consumo de productos de la canasta básica que se registró en 2016 se vio acompañada por una importante modificación en el comportamiento de los argentinos, que han comenzado a mostrar no sólo una conducta de sustitución de productos, sino que también han virado hacia otros puntos de comercialización”.
    
El trabajo se realizó entre el 1 de enero y el 2 de mayo pasado de este año, sobre los volúmenes de venta de 253 productos de la canasta básica (incluyendo alimentos, bebidas, higiene personal y artículos de limpieza) en un total de 36 ferias barriales que funcionan en el ámbito geográfico de la Ciudad de Bs As y sobre unos 73 puestos pertenecientes al programa estatal denominado “El mercado en tu barrio”, ubicados en diferentes puntos del conurbano bonaerense (Lanús, Quilmes, Tres de Febrero, Pilar, Almirante Brown y Morón), y en distintas ciudades del interior del país (Mendoza, Santa Fe, Paraná y Mar del Plata).
    
Ese sondeo arrojó una suba en los volúmenes de ventas de los feriantes que va entre el 15,7 y el 20,4 %, durante los primeros 120 días del año, dependiendo del tipo de producto comercializado y de la ubicación geográfica de cada puesto.
    
Calvete explicó que esa suba refleja claramente que “hay un 20 % de la gente que está cambiando sus ámbitos de consumo y están optando por acercarse a las ferias que hay en sus barrios para tratar de cuidar el bolsillo”, a la vez que agregó que “esas modificaciones también se observan en el incremento en las ventas de marcas sustitutas en distintas categorías de productos como limpieza, derivados de harinas y gaseosas”. En ese punto, se destaca que “los cambios más significativos se observan en los sectores más vulnerables del conurbano bonaerense y el interior del país, en donde 7 de cada 10 encuestados manifestó haber modificado sus costumbres de consumo”.
    
A través de otro estudio, INDECOM ya había detallado que hay una desaceleración en la caída del consumo acompañada por una importante modificación en las conductas de los consumidores, que eligen las bocas de proximidad, las superficies mayoristas y ahora se suman también las ferias barriales.
    
Según Calvete, se está dando un fenómeno similar al de los autoservicios de proximidad porque explicó que “ahora las compras de productos no perecederos se hacen por reposición y no por stock” y que “eso se debe, en primer término, a que la gente esta tendiendo a comprar sólo para reponer lo que le falta en la alacena, y, en segundo lugar, por otros factores como lo son la falta de tiempo, la comodidad por cercanía, los precios más bajos y la mayor oferta de productos de segundas y terceras marcas”.
    
En ese marco, el especialista también señaló que “mucho ha tenido que ver en el crecimiento de este tipo de compras el impulso que el Estado Nacional le ha dado al Programa "El mercado en tu barrio", que recorre diariamente el conurbano y el interior del país acercando a los consumidores productos frescos como carne, pollo, pescado, frutas y verduras, pan, lácteos y productos secos a precios de referencia”.
    
El Gobierno Nacional, a través de los Ministerios de Agroindustria y de Producción, prevé que durante este 2017 la cobertura del plan, que acerca a productores y consumidores, se extienda a 125 municipios bonaerenses y a 17 provincias. En ese marco, se está convocando a muchos pequeños productores locales para que se sumen a la iniciativa y regularicen su actividad, permitiendo acortar la cadena de intermediación y bajando los precios.
    
En conclusión, Calvete destacó que “la proyección indica que cada vez más personas se irán volcando hacia esos reductos comerciales”, algo que consideró “congruente con una tendencia que se esta consolidando a nivel mundial, dado que las ferias barriales ya constituyen un aceitado mecanismo de comercialización de todo tipo de productos en países como Italia, Francia y España, entre otros”.
    
Por último, concluyó diciendo que “es muy positivo que se busque regularizar y legalizar a la totalidad de las ferias y achicar el número de intermediarios que participan, porque eso permitirá generar y ampliar aún más el ámbito de competencia para hacerle frente a la inflación en beneficio del bolsillo de todos los argentinos”.

Un sondeo realizado por el Instituto de Estudios de Consumo Masivo (INDECOM) durante el primer trimestre del año, en comparación con el 2016, asegura que hay una desaceleración en la caída acompañada por una importante modificación en las conductas de los consumidores, que ahora eligen las bocas de proximidad y las superficies mayoristas. También destacan un fuerte crecimiento en la elección de segundas marcas y en las compras por reposición sobre las adquisiciones por stock.

Miguel Calvete, Presidente del organismo de estadísticas, detalló que el relevamiento se realizó entre el 1 de enero y el 31 de marzo, tomando como referencia el mismo periodo del año anterior, sobre un total de 723 comercios, entre los que se destacan los grandes supermercados, autoservicios de proximidad y las principales superficies mayoristas en el ámbito geográfico de la Ciudad de Bs As, Gran Bs As, Rosario, Córdoba, Mar del Plata, Salta, Mendoza, San Juan y Neuquén.
    
El trabajo destaca que, si bien sigue habiendo una caída pronunciada del consumo en general, la medición marcó que la caída acumulada en el primer trimestre de este año se ubica en el 2,9 % contra una caída del 4,3 en el primer período del 2016.

Los datos positivos también se advierten en las mediciones de febrero y marzo de este 2017, siendo que en el segundo mes de año, la caída fue del 2,5, mientras que en el tercero, se ubicó en 1,1 %, registrando una mejora de 1,4 puntos.

Además, el estudio refleja claramente que “hay mucha gente está optando por los canales mayoristas, que registran un crecimiento interanual en las ventas del 2,7 %” y agregó que “conjuntamente se esta dando un fuerte crecimiento de las ventas de las marcas sustitutas”.
    
Al respecto, INDECOM detalla que en esos canales de ventas hay mucha participación ganada de segundas marcas “en distintas categorías de productos como ser artículos de limpieza, tocador, cervezas, condimentos, barras de cereales, harinas, detergentes y jabones para lavar la ropa”. A su vez, en otros rubros como puré y salsas de tomate, conservas, pastas frescas y aceites, las ventas mayoristas crecieron entre el 4 y el 13,4 porciento en los canales mayoristas, mientras decrecieron en porcentajes similares en los grandes supermercados”.
    
Por su parte, el trabajo también señala que “se observa una importante transferencia de ventas hacia los autoservicios de proximidad, habiendo mejorando las ventas en esos canales un 1,6 % con respecto a los últimos 12 meses”. Según el estudio, hoy el total de las ventas se realizan en un 48 % en los puntos de cercanía, en un 17 % promedio en los súper e hipermercados, un 11 % en almacenes barriales y el 24 % restante en superficies mayoristas”.
    
Según Calvete, “ahora las compras de productos no perecederos se hacen por reposición y no por stock” y explicó que “eso se debe, en primer término, a que la gente esta tendiendo a comprar sólo para reponer lo que le falta en la alacena, y, en segundo lugar, por otros factores como lo son la falta de tiempo, la comodidad por cercanía, los precios más bajos y la mayor oferta de productos de segundas y terceras marcas”.
    
Además, el especialista dijo que “este cambio de conducta es mucho más acentuado en el interior del país y en el Conurbano bonaerense que en aquellos locales ubicados en Capital Federal”.
    
Por su parte, el informe también señaló que en GBA el consumo cayó 2,7 % mas que en Capital Federal, en donde se ubicó en el  1,3, mientras que la mayor caída se dio en el interior, en donde trepó al 3,1 %. Según el organismo de estadísticas “esto se da por el menor poder adquisitivo que existe entre los consumidores del interior del país por sobre los de Capital Federal”.
    
El relevamiento también detalló que en las provincias de Salta, Jujuy, San Juan, Mendoza y Neuquén se registran grandes caídas por los tours de compra a países como Chile y Paraguay. Según el estudio, “si bien en esos puntos se compran bienes durables, eso también repercute fuerte en el consumo masivo porque se reducen las compras de bienes de consumo para destinar ese dinero a ropa y electrónica, entre otros productos”.
    
Además, el informe concluyó que “se esta dando una equivalencia entre los productos que más incrementaron sus precios y los que menos se venden, porque la gente está comprando mucho menos aquellos artículos que más han aumentado”. En ese sentido, Calvete afirmó que “los consumidores optan por comprar alrededor de un 26 % menos aquellos artículos que subieron mas del 40 % (vinos finos y comunes, aceites, manteca, crema de leche) y cayó alrededor de un 12 % la venta de los que subieron menos de un 20 % (enlatados, pastas frescas, yerba, carne, fideos secos, snacks, artículos de higiene para el bebe e infusiones). Es decir que se venden alrededor de un 14 porciento más los productos en los que menos se sintió la inflación del último año.
    
Finalmente, Miguel Calvete consideró como algo muy positivo el cambio en los hábitos de los consumidores, que han comenzado a mostrar una conducta de sustitución de productos y puntos de venta porque afirmó que eso “permite el posicionamiento de nuevas empresas y favorece la competencia” y agregó que “en ese contexto, la proyección marca que el consumo podría recuperarse hasta un 2 % más hacia fin de año”.

Los datos surgen de un sondeo del Instituto de Estudios de Consumo Masivo (INDECOM) en las vísperas de la celebración religiosa. Proyectan casi un 20 % más de turistas que en 2016.

Miguel Calvete, Presidente del organismo de estadísticas detalló que el relevamiento se llevó a cabo entre el 1 y el 7 de abril  sobre un total de  267 hoteles, 54 inmobiliarias, 78 agencias de viajes, 7 empresas de micros de larga distancia y 4 de transporte aéreo. También se realizaron consultas telefónicas y se entrecruzaron datos provistos por las principales cámaras turísticas y hoteleras del ámbito nacional, así como también de Brasil, Chile, Uruguay y Paraguay.

Al respecto, el informe arrojó que las reservas efectuadas tanto en hoteles y hostales como en departamentos y casas de alquiler oscilan entre el 69 y el 83 %, dependiendo del punto turístico y de los diferentes niveles de comodidad, lo que lleva a proyectar un incremento promedio de turistas del 19,5 % en referencia al año pasado.  Esos datos están avalados también por esa misma suba en el número de pasajes de micros y aéreos vendidos hasta el momento.

En este contexto, vale destacar que un 12% de los argentinos eligió alojamientos de 5 estrellas, el 19%, establecimientos 4 estrellas, el 34% alojamientos 3 estrellas, mientras que el 22 % se inclinó por hostales más económicos y el 13 % restante alquilo casas.

También se indica que subió el precio promedio de alojamiento, con lo cual se pagará entre 700 y 2500 pesos por día, representando un incremento promedio de entre el 18 y el 26 % con respecto al año anterior.

Según el sondeo, los destinos nacionales se imponen a los del exterior, mostrando que el 62 % de las reservas hoteleras son para destinos internos, mientras que el 38% es para viajar fuera del país, ubicando a la Ciudad de Buenos en primer lugar en las preferencias de los turistas, seguida por Mar del Plata, el Partido de la Costa y Puerto Iguazú. Villa Carlos Paz, Salta, San Carlos de Bariloche, Mendoza, Chile, Buzios, Montevideo, Colonia y Punta del Este completan las ciudades con más reservas de turistas argentinos para disfrutar del descanso de pascuas.

Por su parte, se destaca que hubo un crecimiento de reservas y venta de pasajes hacia la ciudad de Asunción del Paraguay, donde, según los agentes de viajes, las reservas crecieron más del 60% en lo que va de este año, motivadas por los tours de compras en busca de ofertas en ropa, celulares, artículos electrónicos y perfumes. Según INDECOM, con Santiago de Chile se produce un fenómeno similar, que ha ubicado a esa ciudad en el top ten de las más visitadas, pero allí las reservas se mantienen sostenidas para esta fecha durante los últimos 24 meses.

En ese sentido, el instituto de estudios estadísticos añadió que “no hay que dejar de evaluar que se trata del período más importante para el turismo en el año, después de los recesos escolares de invierno y verano".

Para Miguel Calvete, “los feriados anteriores, tanto los de carnaval como el del Día de la Memoria registraron un movimiento moderado porque mucha gente espera Semana Santa para escaparse a descansar”.

Finalmente, el especialista afirmó que “la proyección es muy favorable en materia de movimiento turístico” y explicó que “la reducción de feriados puente establecida en el calendario de este año también hace que muchos turistas opten por aprovechar estos días venideros para cortar el primer semestre del año”.

Página 1 de 4

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria

Could not open a directory stream for /var/www/clients/client207/web310/web/images/stories/show/