16 DE DICIEMBRE DE 2017 |

Lo hizo con la actualización del Régimen Pyme de la Comisión Nacional de Valores para que una mayor cantidad de pequeñas y medianas empresas “accedan a los beneficios de mejores condiciones de financiación de sus requerimientos productivos en capital de trabajo y bienes de capital”.

La decisión de ampliar el universo de beneficiarios fue anticipada la semana última por el ministro de Economía, Axel Kicillof, y se concretó este lunes a través de la resolución 640 de la CNV.

La norma define como Pymes CNV -al sólo efecto del acceso al mercado de capitales- a las empresas con ingresos totales anuales de hasta 430 millones de pesos, en el caso de la Industria; de 550 millones en el Comercio; de 215 millones en la Construcción; de 145 millones en los Servicios y de 130 millones en el sector Agropecuario.

Quedan excluidas del nuevo régimen los bancos, entidades de servicios públicos y las firmas controladas o vinculadas con otra empresa o grupo económico no pyme.

Los valores negociables emitidos por las pequeñas y medianas empresas podrán ser suscriptos por inversores particulares, fondos comunes de inversión y empresas, pero también por el Estado nacional, provincias y municipios, bancos oficiales, sociedades del Estado y la Anses.

La medida de la CNV que se publica en el Boletín Oficial, apunta a abrir el mercado de capitales a pequeños inversores y a las pymes, mediante nuevos instrumentos de inversión que fomenten “la canalización del ahorro hacia la financiación de proyectos productivos y el desarrollo de las economías regionales”. (Télam)

Cristina Fernández de Kirchner afirmó ayer que "la política de desendeudamiento ha sido la mayor seguridad jurídica que le hemos dado no solo a los acreedores" sino también a todos los sectores del trabajo y la economía nacional.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner habló anoche en la sede de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires con motivo de la celebración del 161 aniversario de la institución, y subrayó que “un presidente le tiene que dar seguridad jurídica a todos, porque cuando se lo da a un sector reducido, el país, más tarde o más temprano, implosiona”.

“Nos interesa dar certeza y previsión, y si algo podemos ofrecer desde este espacio político es certeza y previsión”, afirmó la primera mandataria.

“Este gobierno –graficó- pagó todos los vencimientos que ha tenido, y esta es la verdadera seguridad jurídica”.

Se dirigió además a los sectores que consideran que “el tema devaluatorio soluciona el tema de la competitividad”, pero marcó que la Argentina demostró que “la única forma de sortear la crisis es la fortaleza de nuestro mercado interno”.

Advirtió que países socios de Argentina que recurrieron a devaluaciones, como Brasil, terminaron profundizando la caída de sus exportaciones, y que por lo tanto, políticas de esa naturaleza “pueden terminar de barrer o destruir el único dique de defensa que tenemos frente a la crisis que es sostener el mercado interno”.

Pidió a los empresarios que, como capitalistas, tomen riesgos, al afirmar que no han hecho inversiones “al ritmo que debían tener para acompañar estas políticas públicas”.

También que mejoren sus costos para obtener mayores inversiones.

“Los que quieren devaluar” son, dijo, “los que tienen dólares en algún lado y les convendría que devaluaran” para ganar dinero.

“Si nuestros empresarios ven que hay políticas públicas destinadas a mantener la demanda agregada, es necesario que ellos también mantengan esa inversión porque lograron acumular buenas rentabilidades en todos estos años”.

Aportó una serie de datos comparativos entre las situaciones económico financieras de los países desarrollados y los emergentes y con la performance que ha demostrado la Argentina. “El consumo –afirmó- es fundamental para alentar la inversión” y en los últimos doce años “aumentamos el poder adquisitivo de los argentinos” gracias al “crecimiento ininterrumpido”.

Estimó que “están todos los fundamentos en orden, alineados, para seguir este proceso de crecimiento y desarrollo” por cuanto “si se siguen manteniendo estas políticas públicas, si mantenemos la concepción de que necesitamos un mercado interno fuerte” se continuará en el camino del crecimiento económico.

Recordó que el superávit fiscal y el comercial en el país se sigue sosteniendo “pese a todo y pese a la caída de los precios de las principales exportaciones en cantidad y en precios, y el superávit fiscal lo seguimos manteniendo en medio una de crisis mundial  de guerra de monedas”.

Defendió el proyecto de ley enviado al Congreso para declarar “de interés público” la tenencia por parte del ANSES de acciones en empresas públicas,  porque “va a permitir que no se extranjericen nuestras compañías”.

Para fundamentar esa postura mencionó el crecimiento en materia de producción y generación de empleo que tuvo YPF frente a la caída en esos segmentos de empresas privadas del rubro energético.

"Tenemos doce años construyendo pilares sólidos: hemos construido el piso, estamos haciendo las paredes y techando la casa; vale la pena seguir trabajando para poner las ventanas, las puertas, las divisiones y construir una casa que nos cobije a todos los argentinos", graficó.

Por otra parte, se refirió a aquellos que "nos critican algunos modos, algunos estilos" pero "si quieren estilo para perder, para reconocer la derrota, tengo el ejemplo de un gran hombre, de un presidente que levantó un país de las ruinas y en el 2009, cuando perdió las elecciones por dos puntos, salió a reconocer la derrota".

"Siempre hemos hecho eso, reconocemos la derrota, y pedimos nada más que reconozcan nuestros triunfos, porque esa es la verdadera democracia", concluyó.

La Presidenta estuvo acompañada en el acto - que abrió con un discurso el titular de la Bolsa, Adelmo Gabbi- por el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; el ministro de Economía, Axel Kicillof; la titular de Industria, Débora Giorgi; el gobernador bonaerense, Daniel Scioli; el presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli y otras autoridades nacionales.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, anunció que el subsidio de 30 centavos por litro se ampliará a los productores de hasta 6.000 litros, con lo que se abarcará al 97 por ciento de los productores y más del 80 por ciento de la producción.

El gobierno nacional incorporó a los tambos que producen hasta 6.000 litros de leche diarios al Régimen de Recomposición del Pequeño Productor Lechero (RRPP lechero) que a partir de ahora serán beneficiados con un aporte de 30 centavos por litro para los primeros 2.900 litros que produzcan.

Esta medida, anunciada por el ministro de Economía, Axel Kicillof, tendrá un impacto fiscal de "120 millones de pesos", y es una extensión de otra ya vigente desde marzo de este año para los pequeños productores tamberos de menos de 2.900 litros diarios.
De esta manera, con la incorporación de los tambos que producen hasta 6.000 litros, el beneficio se extiende al 97 por ciento de los productores tamberos y al 82 por ciento de la producción.

"Hemos extendido el beneficio en virtud de una situación extraordinaria por la crisis internacional que afecta a los productores de origen agropecuario, y particularmente a los productores de leche en polvo que pasaron de obtener un precio internacional de 5.000 dólares la tonelada a 1.590 dólares", indicó Kicillof en el Palacio de Hacienda, en el marco de los anuncios que viene realizando para el sector agroindustrial.

    "Hemos extendido el beneficio en virtud de una situación extraordinaria por la crisis internacional que afecta a los productores de origen agropecuario"
    Axel Kicillof, ministro de Economía

Los eventuales beneficiarios deberán completar la Declaración Jurada en el Registro de Productores Lácteos Beneficiarios disponible en el sitio web del Ministerio de Economía, y el pago se realizará por razón social, independientemente de la cantidad de tambos que un productor explote.

El ministro destacó que esta medida se implementó en el marco "del diálogo permanente que mantenemos con distintos sectores del agro, especialmente con las cooperativas que forman parte de la Federación Agraria Argentina".

En tal sentido, recordó que entre ambas partes se realizaron "tres reuniones y continuaremos dialogando con la prioridad de cuidar la rentabilidad de los pequeños productores, evitando así que los grandes exportadores depriman aún más los precios de los sectores más vulnerables".

"El objetivo es llegar al pequeño productor, que es nuestra principal preocupación, asignando mecanismos para evitar pérdidas o fisuras", indicó Kicillof.

De hecho, el ministro repasó una serie de medidas que se anunciaron en los últimos meses como el plan de estímulo para pequeños productores granarios, y adelantó que se harán reuniones con productores de trigo del sur de la Provincia de Buenos Aires.

"Vamos a trabajar en conjunto con exportadores cooperativos, queremos hacer acuerdos para establecer un cupo exportable del trigo que se produce en el sur bonaerense, que carece de calidad para la elaboración del pan, lo que implica un precio internacional más bajo", adelantó Kicillof.

El ministro no pasó por alto que la caída del PBI en Brasil y Rusia, más la desaceleración del crecimiento chino, implican una disminución "de la demanda hacia nuestros productores".

Por otro lado, Kicillof calificó de "verdadero éxito" la colocación del Bonad 2017, un bono que se ajusta por tipo de cambio cuya colocación osciló los 1.087 millones de dólares, por encima de "nuestra meta original que era de 500 millones de dólares".

Kicillof cuestionó una vez más a quienes, tanto en el campo económico como político, hacen referencia a un eventual crecimiento del endeudamiento, que incluso lo ponen en un plano de igualdad con la deuda del 2001.

"Basta de mentir con este tema que ya no es la misma deuda", respondió el ministro, quien explicó que "algunos se olvidan de un detalle esencial que es la relación de la deuda con el PBI, bien distinta a lo que sucedía allá por el 2002".

Finalmente, el ministro resaltó las políticas anticíclicas que se pusieron en marcha para mantener el empleo, generando en estos últimos meses nuevos puestos de trabajo.

"No es resultado de la casualidad que el último índice de desempleo haya sido del 6,6 por ciento, acá hay trabajo, una política expansiva en créditos y seguiremos usando todas las herramientas necesarias para defender y fomentar el empleo", concluyó Kicillof. (Télam)

El ministro de Economía, Axel Kicillof y el titular de la Anses, Diego Bossio, anunciaron hoy en Casa de Gobierno un refuerzo de las asignaciones sociales para aquellos afectados por las inundaciones en la provincia de Buenos Aires y Santa Fe.

Los funcionarios detallaron que se otorgarán dos haberes mínimos para los jubilados, pensionados y titulares de pensiones no contributivas, mientras que quienes reciben asignaciones familiares, la Asignación Universal por hijo y por Embarazo se va a duplicar el monto del beneficio por tres meses.

Además, en el caso de Progresar, que se otorga a jóvenes estudiantes de entre los 18 y 24 años que no trabajan, trabajan informalmente o tienen un salario menor al mínimo, se duplicará por tres meses el plan.

“Es un apoyo a quienes están transitando dificultades por los fenómenos climáticos”, manifestó Kicillof, e indicó que los jubilados y pensionados recibirán el pago en dos cuotas consecutivas, que en total alcanzará una asistencia de 8.598 pesos.

Explicó que la inversión por la asistencia reciente por inundaciones en Córdoba, Catamarca y Tucumán alcanzó 110 millones de pesos y adelantó que dará a conocer el monto de la actual ayuda una vez que se haga un relevamiento de la situación en el territorio bonaerense.

Por su parte, Bossio expresó que la decisión de duplicar los derechos de la seguridad social se hace “por expresa indicación de la Presidenta (Cristina Fernández de Kirchner)".

En cuando a la implementación, manifestó que será como en ocasiones anteriores con equipos de Anses y otros organismos del Gobierno nacional haciendo un relevamiento de cada una de las situaciones de las familias afectadas por los anegamientos.

Comentó que una vez que tengan precisiones del panorama “vamos a anunciar las fechas de pago y pagos complementarios de modo tal que las familias tengan los recursos lo antes posible”.

“Como queremos ser trasparentes y que no haya abusos, todos los que reciban un subsidio van a ser cargados a la pagina web de Anses para que la comunidad haga un control social” del pago de contribuciones, concluyó.

El refuerzo de las asignaciones se suma al plan del Gobierno contra las inundaciones que incluye un fuerte operativo combinado entre los ministerios nacionales de Seguridad, Desarrollo Social, Salud, Planificación y Defensa que brindan apoyo y recursos a las municipalidades afectadas donde poco más de 10.000 personas permanecían evacuadas o autoevacuadas. (Télam)

Página 4 de 66

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria