25 DE ABRIL DE 2017 |

Así lo explicó ayer el ministro de Economía, Axel Kicillof, por lo que las modificaciones en las escalas del impuesto para los salarios de entre $ 15.000 y $ 25.000 se abonarán en junio. Será aplicable a los trabajadores comprendidos dentro de estos montos en el año 2013.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, explicó que las modificaciones en las escalas del Impuesto a las Ganancias para los salarios de entre 15.000 y 25.000 pesos se harán efectivas en los sueldos de mayo que se abonarán en junio próximo, de manera retroactiva al 1 de enero pasado y aplicable a los trabajadores comprendidos dentro de estos montos en el año 2013.

“Lo que hicimos es reducir la escala para los que ganan entre 15.000 y 25.000 pesos”, afirmó Kicillof tras señalar que “no se cambia el mínimo no imponible ni el momento dónde se toma”, referencias que fueron oportunamente reformuladas mediante el Decreto 1242 del 27 de agosto de 2013, en el que se fijó la nueva base de tributación.

En ese sentido, Kicillof precisó -en declaraciones a FM Blue- que la modificación de escalas alcanza a “quienes cobraban entre 15 y 25 mil pesos en 2013”, al señalar que “las deducciones es lo que se tiene atribuciones de cambiar desde el Poder Ejecutivo”.

La norma firmada en 2013 por el entonces ministro de Economía Hernán Lorenzino dispuso los actuales pisos salariales de 15.000 y 25.000 pesos que resultaran “devengados entre los meses de enero a agosto del año 2013” para los trabajadores de la denominada cuarta categoría del impuesto a las Ganancias.

Kicillof resaltó que “había algunos gremios que planteaban como principal problema el Impuesto a las Ganancias” por lo que entendió que “ahora que el impuesto para la franja que va de 15 a 25 mil pesos y abarca al 70 por ciento de los que pagan Ganancias, representa una reducción significativa equivalente a un aumento de sueldo de 5 o 6 por ciento”.

"Está instalado que el impuesto a las Ganancias afecta a todos los trabajadores. Es mentira, solamente paga el 10% que más gana, no es un tema de la clase trabajadora en general"

Sobre la oportunidad en que se dará a conocer en el Boletín Oficial los detalles de lo anunciado ayer por el gobierno nacional, el funcionario dijo que “como los sueldos ya se liquidaron” esta modificación regirá “a partir del sueldo de mayo que se paga en junio, por lo que hay tiempo de publicar la resolución hasta la liquidación” próxima que se realiza el día 20.

También durante la jornada, Kicillof dijo que "está instalado que el impuesto a las Ganancias afecta a todos los trabajadores. Es mentira, solamente paga el 10% que más gana, no es un tema de la clase trabajadora en general".

Al contextualizar el anuncio en el momento de inicio de las discusiones paritarias, Kicillof advirtió que "el Gobierno no va a avalar aumentos de salarios en las negociaciones paritarias que luego se lleven a precios o se pretendan solventar con subsidios del Estado".

"El empresario tiene que ser responsable y discutir sanamente con el trabajador en base a lo que puede pagar. El Gobierno no pone techo ni discute con los trabajadores, porque no paga de su bolsillo. Pero hay que tener bases reales, en un contexto de baja de la inflación, porque si no se perjudica a todos los consumidores y usuarios", aseveró el ministro.

En declaraciones a radio Vorterix, Kicillof afirmó que la medida anunciada "tiene un costo fiscal elevado", a la vez que resaltó la "mayor progresividad" del sistema tributario, aún sin una ley que haya dispuesto una reforma impositiva amplia.

Sobre el debate de los últimos años generado en torno al Impuesto a las Ganancias, Kicillof entendió que existe “mucha campaña mediática de medios opositores que intentan instalar que el Gobierno le roba el salario a los trabajadores, pero el impuesto no es el más alto del mundo ni de la región: en la Argentina es el 6% de la recaudación, en Chile el 8,6% y en Brasil el 7,2%", precisó.

En ese mismo sentido, rechazó afirmaciones de "algún sindicalismo que dice que el impuesto es expropiatorio o que el gobierno se lleva todo", cuando en algunos gremios "equivale a la cuota sindical que pagan todos los afiliados, mientras sólo el 2% tributa Ganancias" por sus altos sueldos.

El ministro volvió a comparar -como lo hizo ayer en conferencia de prensa- la incidencia del gravamen con la cuota por el servicio de TV cable, de 600 pesos mensuales, y recordó que con Ganancias se financian planes sociales, y que cada trabajador recibe un subsidio equivalente a 3.300 pesos anuales por las subvenciones al sistema de transporte.

Para ejemplificar el peso de la modificación en el salario de bolsillo, el Gobierno que para un trabajador casado con dos hijos que cobra un salario bruto de 20.000 pesos pasará de pagar Ganancias de 1.280 pesos a 397 pesos, de acuerdo al nuevo régimen, es decir una reducción del 69 por ciento. (Télam)

La integrante del Grupo de Estudios de Economía Nacional y Popular, Luciana Sosa, explicó también que el gravamen "es necesario y progresivo" y que "el Gobierno siempre actúa en pos de favorecer a la política de consumo".

La integrante del Grupo de Estudios de Economía Nacional y Popular (Geenap), Luciana Sosa, destacó ayer que la modificación en el impuesto a las Ganancias "activará el consumo y dinamizará la economía", y afirmó que el gravamen "es necesario y progresivo".

De esta manera se refirió al anuncio formulado por el ministro de Economía, Axel Kicillof, sobre la reducción en la escala de Ganancias para la cuarta categoría para los trabajadores cuyos sueldos se encuentran en la franja de 15 mil a 25 mil pesos, que representará una mejora en el salario de bolsillo que rondará el 6%.

"El Gobierno siempre actúa en pos de favorecer a la política de consumo, al salario de bolsillo de la gente, al poder de compra de los trabajadores", indicó Sosa a Télam, al tiempo que subrayó que "estas decisiones siempre se toman respetando la línea de la progresividad del impuesto".

A su criterio, "no hay que dejar fuera de esta cuestión que el impuesto es necesario, y que es mentira que grava a la mayoría de los trabajadores, porque sólo afecta al 11%".

Asimismo, remarcó que "con estas medidas anunciadas ayer, el 68% de ese porcentaje mínimo de trabajadores que paga Ganancias se verá beneficiado con una reducción, que le va a significar un aumento salarial".

En tanto, indicó que "el Estado va a dejar de percibir $ 6.000 millones que a partir de ahora van a estar en manos de los trabajadores", y puntualizó que "eso activa el consumo".

La integrante del Geenap subrayó que "es un dinero que el Estado deja de percibir por el cobro de Ganancias, pero que seguramente va a volver al fisco por el lado del incremento del consumo y del aumento de la actividad económica".

"Con esto seguimos manteniendo los niveles de actividad altos. Es el circuito productivo que el Gobierno mantiene durante todos estos años de gestión y que siempre da muestras de que lo quiere seguir manteniendo y lo va a seguir manteniendo, favoreciendo siempre a los que menos tienen", sostuvo Sosa. (Télam)

"No, en el mínimo no imponible", señaló el Ministro

El ministro de Economía, Axel kicillof, anunció que se reducirá el Impuesto a las Ganancias a los trabajadores que ganen entre 15.000 y 25.000 pesos. Explicó que implicará un aumento en el salario de bolsillo del 6% para casados y del 5% para soleteros.

"Anunciamos una reducción en el Impuesto a las Ganancias, no un cambio en el mínimo no imponible", señaló el ministro Axel Kicillof en una conferencia de prensa en el Palacio de Hacienda acompañado por el viceministro de Economía, Emmanuel Álvarez Agis, y por el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray.

Señaló que la reducción será para aquella franja de trabajadores que va de 15.000 a 25.000 pesos en la escala del Impuesto a las Ganancias. Señaló que el objetivo es acentuar la progresividad del impuesto y que por eso pagarán menos quienes ganen un sueldo bruto de entre 15.000 y 20.000 pesos.

Recordó además que el impuesto distingue entre quienes tienen hijos y quienes no. “Hoy un soltero que cobra 20.000 pesos en bruto, paga aproximadamente 2.000 pesos por mes, es decir un 10% del salario, y no un 30% como escuche decir”, afirmó Kicillof.

“Va a haber una reducción del 32 por ciento” para quienes ganen entre 15.000 y 20.000 pesos brutos por mes, señaló el funcionario.

Puso como ejemplo que el que gane 20.000 pesos brutos por mes, si no tiene hijos pasará de pagar 2.000 pesos por mes a aproximadamente 1.400, y si tiene hijos pasará de pagar 1.280 a 397 pesos por mes.

Explicó que para quienes ganen 25.000 pesos brutos por mes la reducción será de del 18 por ciento. “Cuanto más alto sea el sueldo menos va a ser la reducción”, remarcó.

“El Impuesto a las Ganancias es un impuesto a los altos ingresos, es un impuesto progresivo, a diferencia de otros impuestos, como el IVA”, señaló Kicillof y dijo que la idea del anuncio es acentuar la progresividad de Ganancias.

Señaló que esta medida afecta al  68% de los trabajadores que pagan el Impuesto a  las ganancias, y recodó que del total de los trabajadores en blanco solo el 11,3 por ciento se ve afectado por Ganancias. “Es un impuesto solidario con el que sostenemos una batería de políticas del Estado Nacional como la Asignación Universal por Hijo (AUH), el plan Progresar o Procrear”, destacó.

Dijo que el cambio en la escala del impuesto a las ganancias representará un aumento en el salario de bolsillo para los que ganan menos de 25.000 pesos brutos del 6% si tiene hijos y del 5% si son solteros.

“El mínimo no imponible no se toca, se tocan las escalas”, remarcó el Ministro Axel Kicillof.

Por su parte, Ricardo Echegaray señaló que esto implicará un esfuerzo de aproximadamente 6.000 millones de pesos para el Estado, y que se informarán las reducciones a las diferentes bandas mediante el decreto reglamentando la medida que se publicará en el Boletín Oficial.

Por otro lado, Axel Kicillof buscó desarticular “algunas falsedades” sobre el impuesto a las ganancias.

Dijo que “es falso que el impuesto a las ganancias afecta a todos los trabajadores, el impuesto a las ganancias hoy afecta al 11,3 por ciento del total de los asalariados registrados. Es decir que de los 11 millones de trabajadores en blanco, solo el 11 por ciento lo paga. Estamos hablando del decil que más gana”.

Recordó que en el año 2000 pagaban el impuesto a las ganancias el 8% de los trabajadores y que había una desocupación del 17 por ciento. Dijo que en 2002, el 9,1% de los trabajadores se veían afectados por Ganancias, que el desempleo era del 23,3  por ciento, y solo había 64 convenios colectivos.

“En 2014 solo pagaba el Impuesto a las Ganancias 11,3% que más gana, el desempleo es de 6,9% según la última cifra del año pasado, y existen 1400 convenios colectivos”, indicó Kicillof.

El ministro de Economía indicó que en el Impuesto a las Ganancias representa un 6% de la recaudación final, mientras que en Brasil representa el 7,2 % y en Chile el 8, 6 por ciento.

Kicillof señaló por otro lado, que si se toma en cuenta el salario bruto del año en que se aplicó por primera vez el Impuesto a las Ganancias y se lo proyecta a partir de los índices de precios más altos (señaló que para esta proyección tomó el índice que informa la diputada Patricia Bullrich), el mínimo no imponible hoy debería ser de 12.999 pesos.

“Hoy el mínimo no imponible es de 15.000, es decir que está por encima. No es bajo ni aun con el índice más alto de precios”, reflexionó Kicillof y señaló que por eso no se modificará el mínimo no imponible sino el impuesto.

Por otro lado, el ministro de Economía se refirió a las paritarias y dijo "es una discusión libre entre empresarios y trabajadores".

El ministro de Economía afirmó que su presencia en la asamblea de accionistas del Grupo Clarín tuvo como objetivo defender la participación accionaria que tiene el Estado dentro de la compañía a través de la ANSES.

"Clarín, además de sus dueños conocidos, tiene fideicomisos en el exterior como accionistas, que son doble accionistas en las votaciones, y así puede nombrar todo el directorio, por lo que el Estado viene a quejarse de que no respetan la voluntad de la minoría" ya que "no puede designar directores ni auditores", dijo el ministro esta tarde a la prensa, luego de participar de la reunión.

"Parte de las acciones que están en empresas con fideicomisos en Estados Unidos votan en la asamblea y tienen un armado que se propone quitarle representación a los pequeños accionistas", agregó el titular del Palacio de Hacienda.

"De esa forma, el Estado no puede poner directores ni nombrar auditores, a pesar de que tiene el 9 por ciento, por lo que viene a quejarse porque no se respeta la voluntad de la minoría accionaria", subrayó Kicillof tras participar de la reunión que se desarrolló en la sede de la compañía, en Piedras 1769, en la ciudad de Buenos Aires.

En ese sentido, el funcionario enfatizó que "lo que se viene a pedir es que, dado que son fondos de los jubilados, tengamos la posibilidad de defender esos fondos".

"Los fideicomisos inclusive llevan las iniciales de los accionistas de Clarín, es decir que son ellos mismos actuando desde Estados Unidos para tergiversar las participaciones", apuntó Kicillof, tras considerar que la operatoria "tal vez tenga alguna finalidad impositiva".

También sostuvo que, de acuerdo a la Ley de Sociedades Comerciales, "debería estar garantizada la participación de la minoría", ya que, caso contrario "es una ficción el 9 por ciento de las acciones".

Dijo que desde el Estado "se impugnaron decisiones por creer que no son representativos los órganos de gobierno y, cuando no se puede decidir nada a pesar de tener esa parte accionaria, no queda otra que venir a la asamblea a protestar".

Kicillof sostuvo que su presencia en la reunión fue para "pedir participación porque corresponde y hay un subterfugio a través de esos fideicomisos" que está impidiendo esa posibilidad.

Respecto del encuentro, Kicillof sostuvo que hubo varias "discusiones acaloradas por diferencia de opiniones" y añadió que perdió "todas las votaciones" que se realizaron durante la asamblea de hoy, en especial, la más trascendente, la referida a los estados contables, memoria y balance, en las que "no hubo posibilidad de ponerse de acuerdo".

"Clarín tuvo una ganancia total de 804 millones, lo que es muy considerable pero otro problema es que, aunque el Grupo tiene radios, canales de televisión, diarios y una batería de empresas, casi el 100 por ciento de los beneficios proviene de Cablevisión", puntualizó.

En ese sentido, enfatizo que "lo demás no genera beneficios aparentemente, lo cual no se justifica, no tiene lógica económica" y añadió que "al Grupo le fue muy bien en los números y es incongruente que sea todo procedente de Cablevisión". (Télam)

Página 10 de 66

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria

Could not open a directory stream for /var/www/clients/client207/web310/web/images/stories/show/