23 DE ABRIL DE 2017 |

Mónica Ferreyra confirmó que no tienen información sobre el paradero de su hija desaparecida hace 18 días, luego de trascender que un camionero se acercó a la fiscalía para declarar que la había trasladado a Entre Ríos.

La mamá de  Araceli Fulles, Mónica Ferreyra, explicó a Télam Radio que "no hay novedades" sobre el paradero de la joven desaparecida hace 18 días en el partido bonaenrese de San Martín, luego de trascender que un camionero se acercó a la fiscalía para declarar que la había trasladado a Entre Ríos.

"Hasta ahora no hay ninguna novedad, siguen las búsquedas, los falsos llamados", manifestó la mujer.

Con respecto a la cartera encontrada manifestó: "Mi marido dice que es de ella, además las inscripciones que tiene, son la letra de ella, dice Ara la morocha y del otro lado Ema, que es el chico con el que se estaba concociendo".

"Yo pienso que es de ella, porque los maquillajes que estaban adentro son los que sabe usar ella", continuó.

"Son muchos días sin mi hija. Es todo muy raro. Alrededor tenemos muchas villas y hay competencias de villas. Yo lo único que quiero es encontrar a mi hija, no me interesa si son narcotráficantes o chorros", añadió.

Además comentó que este jueves mantendrá una reunión con Susana Trimarco, madre de Marita Verón y referente en la lucha contra la trata de mujeres, que está llegando desde Córdoba.

Por otro lado destacó el trabajo del intendente de San Martín, Gabriel Katopodis: "Es el único que se plantó en la puerta de mi casa, es el único que nos está ayudando, su gente se está ocupando de la búsqueda, inclusive hacen llamados y pegan fotos puerta por puerta de mi hija".

Fuente: Télam

La joven de 22 años desapareció el 1 de abril cuando volvía a casa después de cenar con sus amigos. El Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires ofreció una recompensa de $ 500 mil pesos por cualquier información sobre su paradero. Dos semanas después, aún no aparece.

El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación elevó de 400.000 a 700.000 pesos el monto de la recompensa para quien aporte datos sobre el paradero de María Cash, la joven que en julio de 2011 -a sus 29 años- emprendió un viaje a Jujuy y nunca más se supo de ella.

A través de una resolución publicada hoy en el Boletín Oficial, la cartera de Justicia indicó que "en atención al tiempo transcurrido sin haberse obtenido ningún dato concreto que sirva para dar con el paradero de la nombrada se torna indispensable incrementar el monto ofrecido como recompensa".

Así, la recompensa para "quienes sin haber intervenido en el hecho delictual del que podría haber sido objeto, brinden datos útiles que sirvan para dar con el paradero" de la joven, se actualizó por segunda vez, al pasar de los originales 200.000 pesos en 2012 a 400.000 pesos en 2013, y ahora a 700.000 pesos.

La resolución detalla que las personas que puedan aportar información deben comunicarse al teléfono 5300 4020, del Programa Nacional de Coordinación para la Búsqueda de Personas.

María Cash emprendió en julio de 2011 un viaje a Jujuy, y si bien había planeado llegar a San Salvador, se bajó alrededor de 200 kilómetros antes, en Rosario de la Frontera.

Allí llamó a su amigo Juan Pablo Dumon, quien le daría alojamiento en la capital jujeña, para explicarle que se había bajado del colectivo porque no se había sentido cómoda.

Según se pudo reconstruir, la joven se presentó en un hospital y pidió que la atendieran, pero se fue antes de que el médico de turno la hiciera pasar. Se comprobó que se trataba de ella porque tuvo que dar su número de documento en la recepción.

El viernes 8 de julio, dos días después de llegar a la provincia norteña, se comunicó por última vez con su familia a través de un correo electrónico.

Lo último que se sabe con certeza es que varios kilómetros antes, en la ciudad salteña de Rosario de la Frontera, bajó del ómnibus porque se sentía "incómoda", según revelaron familiares, quienes además indicaron que el último contacto fue el 8 de julio, vía correo electrónico.

Durante siete meses la justicia provincial salteña llevó la causa principal, aunque a pedido de la familia también tomó intervención la jueza federal porteña María Servini de Cubría. (Télam)

El chofer de ómnibus que aseguró haber trasladado al abogado a la ciudad brasileña de Foz de Iguazú confirmó sus declaraciones el lunes en sede judicial.

En su declaración, el chofer identificado como Gustavo Edén Rodríguez, de 37 años y empleado de la empresa de transporte internacional Río Uruguay, ratificó que en un viaje a Foz de Iguazú, realizado el jueves 14 a las 10.30 con el interno número 5 de esa empresa, "subió al ómnibus una persona del sexo masculino, canoso, que vestía una chomba de color verde claro y pantalón de jean color azul", según describió.

El testigo recuerda que el hombre, que además no llevaba bolso ni equipaje y tenía lentes oscuros, se acercó preguntando donde terminaba el recorrido del colectivo, "a lo que respondí que el mismo terminaba en la cabecera del puente Tancredo Neves, pero del lado brasileño".

Según Rodríguez, al llegar al control de Migraciones en la aduana Argentina, todos los pasajeros descendieron a realizar el trámite de salida del país con documento en mano, "incluido el hombre canoso que regresó junto al resto del pasaje y se sentó en uno de los asientos del medio".

"Posteriormente y al llegar al centro de frontera de Foz de Iguazú, se baja junto a otros pasajeros y preguntó con que frecuencia se mueve esa línea de colectivo y a que hora es el último viaje", según ratificó Rodríguez al Juez de Instrucción Osvaldo Lunge.

El testimonio del chofer fue ratificado por otra persona cuya identidad no trascendió, que fue la que advirtió que esa persona canosa era Jorge Chueco, la misma persona que el día anterior había sido retirada por la policía de la zona cercana al salto Garganta del Diablo en el Parque Nacional Iguazú.

Los investigadores a cargo del juez Lunge analizan desde ayer las imágenes de las cámaras de seguridad del centro de frontera, tanto del lado argentino como brasileño, "de manera de constatar si realmente Jorge Chueco cruzó al Brasil por ese paso fronterizo", según expresó el magistrado.

Mas allá de los testimonios, Télam dialogó este martes con el Delegado Regional de Migraciones con asiento en Puerto Iguazú, Jorge Lacour, quien aseguró que en los registros de Migraciones no figura la salida del abogado por ese centro de frontera.

"Hemos revisado todos los registros por orden del juez y no figura en toda la semana la salida ni entrada al país de ninguna persona llamada Jorge Oscar Chueco", afirmó el funcionario, al tiempo que no descartó que se pueda producir la salida con documentación falsa, "aunque a mi no me consta", sostuvo.

De esta manera y a 24 horas de que el juez Casanello ordenara la captura internacional del abogado Jorge Oscar Chueco, se robustece la hipótesis de que uno de los cerebros jurídicos del empresario K Lázaro Báez, procesado por lavado de activos, haya abandonado el país hace cinco días y con documentación falsa.

Fuente: Télam

Página 1 de 3

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria

Could not open a directory stream for /var/www/clients/client207/web310/web/images/stories/show/