20 DE ENERO DE 2018 |

A principios de 2016, el boleto mínimo de colectivo costaba 3 pesos. Dos años después, valdrá $ 10. Además, desde 2012, el PRO mandó la tarifa del subte desde $ 1,1 a $ 12. 

Por Enrique de la Calle

Tarifazo, la palabra que explica en buena medida la política del macrismo para el transporte público de pasajeros. Hasta abril de 2016, el boleto mínimo de colectivo en el área metropolitana Buenos Aires costaba 3 pesos. En junio de 2018, valdrá $ 10, es decir, más de tres veces más. Cada día, viajan casi 5 millones de personas por este medio.

En el caso del subte, el Gobierno del PRO lo llevó desde $ 1,1, en 2012, cuando la Ciudad de Buenos Aires se hizo cargo de la tarifa del subterráneo, hasta $ 12, que costará a mitad de año. Es más de 10 veces más. Es el modo elegido por 700 mil usuarios por día.

El aumento tarifario en el subte no representó mayores inversiones en el área, lo que suele ser la excusa para justificar las subas. Por caso, Mauricio Macri fue el Jefe de Gobierno que menos kilómetros de red realizó por año en comparación con otros alcades porteños como Fernando De la Rúa, Aníbal Ibarra y Jorge Telerman. Construyó menos de 1 kilómetro cada 12 meses, aunque en campaña prometió realizar 10 veces más.

En el caso del colectivo, los gobiernos del PRO (Macri y ahora Horacio Rodríguez Larreta) sí realizaron inversiones en materia de metrobuses (vale consignar que la tarifa es subsidiada por Nación), aunque esa red todavía está lejos en tamaño de las de otras ciudades de América Latina, como puede ser México, Bogotá, Santiago de Chile y Quito.

Fuente: APU

Padres y docentes reclamaban frente al Ministerio de Educación porteño vacantes para los niños que aún, con el ciclo lectivo iniciado, no tienen posibilidades de comenzar a estudiar en la escuelas públicas de la Ciudad.

Integrantes del colectivo "Padres por la Escuela Pública", docentes nucleados en Ademys y una comisión de padres del Distrito Escolar 19 esperaban en la puerta de la sede de la cartera educativa porteña, ubicado en Paseo Colon 255, "una respuesta por parte de las autoridades" por falta de vacantes.

Javier Nieto, padre de una nena de un año y medio, dijo a Télam que están "en la franja de padres desahuciados por el ministro de Educación (Esteban Bullrich) y nos venimos movilizando y recorriendo sedes educativas desde el 9 de diciembre".

El hombre, que al igual que su mujer es docente, precisó que "en noviembre pedimos el traslado de la vacante de nuestra hija a un colegio del distrito escolar 18 que es donde desde este año va a trabajar mi mujer, pero la supervisora escolar le dijo que tenía que realizar la inscripción on line".

"Mediante la cual conseguimos solo que aparezca en lista de espera -continuó- ampliamos el radio de búsqueda y nos dimos cuenta que en 4 distritos escolares solamente hay 3 jardines maternales con jornada completa, algo que a la vista es insuficiente".

"Acá no hay un error, hay una política de desguazar la escuela pública; hay una política de echar docentes y superpoblar aulas" 

Javier Nieto, padre de una nena Nieto aseguró ademas que "después de muchas movilizaciones nos enteramos de que mi hija está en lista de espera para un colegio que supuestamente es maternal, pero en realidad es una escuela terciaria. Ni siquiera tienen bien los datos de las escuelas".

"Acá no hay un error, hay una política de desguazar la escuela pública; hay una política de echar docentes y superpoblar aulas" dijo el hombre.

Asimismo, consideró que estas políticas se evidencian con "las aulas container que valen más caras que las de ladrillo; lo muestra el jardín de avenida Cruz que está terminado de construir y no se han asignado docentes, una política clara de vaciamiento de la escuela pública".

Rumalda Ríos, mamá de un nene de 6 años, dijo a Télam que para inscibir a su hijo el problema fue que "yo no sé manejar internet, en mi casa no tengo computadora, por eso anoté a mi hijo directamente en la escuela 15", ubicada en Saraza y Cachimayo, en el barrio de Parque Chacabuco.

"No me dijeron nada y en febrero cuando fui a la escuela me dijeron que mi nene no tenía vacante, que quedaba en lista de espera, no sé qué hacer, las clases empezaban ayer y mi nene está llorando porque dice que no va a poder ir al colegio", agregó.

La mujer que acreditó cuatro reclamos en el Ministerio de Educación por la vacante de su hijo aseguró que de no conseguir vacante en alguna escuela pública no cuenta con los recursos para solventar una educación privada por lo que su pequeño perderá el año escolar.

Por su parte Laura Marrone, señaló que "en el distrito 19 (Soldati y Pompeya), sólo en una semana, relevamos 700 casos de niños sin vacantes, y no son niños del nivel inicial como dijo el ministro, sino chicos de preescolar y primer grado, que forman parte de la escolaridad obligatoria".

"Lo que falta acá es la voluntad política para resolver el tema de las vacantes porque no es que no sabían; se lo estamos planteando desde hace años, más que nada en el sur de la ciudad, donde no hay recursos si no hay vacantes hay desescolarización".

"Hay que llevar adelante una medida de emergencia para darle las vacantes a esos chicos", dijo la dirigente y consideró que "la Legislatura tiene que votar un presupuesto de emergencia para la construcción de escuelas en la zona sur ya". (Télam)

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria