14 DE DICIEMBRE DE 2017 |

La ex mandataria dijo que el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, personifica “la crisis de la representación política producto de la aplicación de políticas neoliberales desde el Consenso de Washington”.

La ex mandataria Cristina Fernández de Kirchner consideró hoy que el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, personifica “la crisis de la representación política producto de la aplicación de políticas neoliberales desde el Consenso de Washington” y aseguró que los ciudadanos estadounidenses buscaron "con su voto a alguien que rompa con el establishment económico”.

Al inaugurar la carrera de Economía en la Universidad Nacional Arturo Jauretche en el municipio bonaerense de Florencio Varela, Cristina se refirió a la victoria de Trump indicando que “lo maravilloso del pueblo de Estados Unidos es que votó por lo que está sintiendo económicamente, a pesar de los exabruptos y de los estereotipos” del magnate republicano durante la campaña.

Durante su discurso, la ex presidenta resaltó que en Estados Unidos “acaba de ganar alguien que en sus empresas hace del proteccionismo una de sus principales banderas” y aseguró: “Qué nadie se confunda. No ganó un candidato republicano sino alguien que representa la crisis que hay en la representación política producto de la aplicación de políticas neoliberales desde el Consenso de Washington”.

Además, pidió “qué nadie piense que el pueblo estadounidense es una sociedad racista, porque hace ocho años eligió al primer presidente afroamericano (Barack Obama)”. En ese sentido, agregó que "el pueblo de Estados Unidos buscó con su voto a alguien que rompa con el establishment económico que lo único que les causó es la pérdida de trabajo y de sus casas”.

También consideró sin sentido especular sobre qué hubiera sido más conveniente para la Argentina, si un triunfo republicano o demócrata. "Yo creo que Estados Unidos no es un país presidencialista sino que es un país sistémico, que lo maneja un sistema de poderes y por eso no tiene mayor sentido (especular) quien es más conveniente para la Argentina”.

En una crítica al gobierno nacional, aseveró que “cuando el mundo está abandonando las ideas neoliberales y se dirige hacia un mayor proteccionismo, porque el libre mercado no existe, este Gobierno -del presidente Mauricio Macri- llega tarde”.

Respecto a la diferencia entre los medios de comunicación que apoyaban explícitamente a la candidata demócrata Hillary Clinton y a los que respaldaban a Trump, Cristina Kirchner manifestó: “En Estados Unidos pudieron sustraerse a todo lo que les decían -los medios- y votaron por lo que creyeron que iba a mejorar su economía”.

Ante cientos de militantes kirchneristas, la ex presidenta reflexionó que “lo que sí asusta en distintos puntos es el surgimiento de los pensamientos extremos”.

Y disparó: “Es una inmensa burrada asignar los problemas económicos a la inmigración porque el problema no es el inmigrante sino cuando se concentra la riqueza en pocas manos”.

Acompañada por los intendentes Julio Pereyra (Florencio Varela), Patricio Mussi (Berazategui) y Jorge Ferraresi (Avellaneda), Cristina Kirchner concluyó con una pregunta retórica: “¿Quién va a venir invertir ahora si tenemos un consumo absolutamente deprimido?”.

Fuente: Télam

Fue ayer durante un acto en el cual recibió el título Doctora Honoris Causa por parte de dos universidades nacionales. La ex presidenta se preguntó: "¿Alguien puede decir que Argentina es el país con mayor pobreza después de México?".

Luego de recibir los dos títulos, de la mano de los rectores de las Universidades de Quilmes y de Avellaneda Jorge Calzoni y Mario Lozano respectivamente, Cristina ironizó: "Y pensar que decían que no era doctora y ahora tengo dos títulos más, además del de abogada", lo que generó aplausos y vítores entre el público.

En el auditorio de la universidad de Quilmes, unos 500 militantes presenciaron el acto de Cristina antes de su regreso a la localidad santacruceña de El Calafate, y se repitió la escena habitual: personas de todas las edades con banderas y remeras alusivas a su gestión y también a la de Néstor Kirchner, cantando consignas de las agrupaciones kirchneristas.

La ex presidenta arribó al escenario alrededor de las 17.30, en compañía del ex gobernador bonaerense Daniel Scioli -que, curiosamente, fue muy aplaudido- y el referente de La Cámpora, Andrés "Cuervo" Larroque, entre otros ex funcionarios.

Sin embargo a la prensa no se le permitió ingresar a las cercanías del escenario, por pedido expreso del ex titular de la AFI, Oscar Parrilli, quien organizó a los ex funcionarios y académicos presentes sobre las gradas, entre los que se encontraban también los diputados Axel Kiciloff y Eduardo "Wado" De Pedro, entre otros.

Cristina mencionó que la universidad es un espacio para "pensar con libertad y sin sujeción", y contrapuso constantemente las políticas de su gobierno, comparadas con las del actual, aunque puso énfasis en el cuestionamiento a la metodología aplicada en la medición oficial de la pobreza dada a conocer recientemente por el Indec.

"Si se realizara esta medición en Chile o en Bolivia las cifras de pobreza serían mucho mayores; y en cambio, si así se midiese en Estados Unidos, en vez del 14% de pobreza, tendrían un 3%", sostuvo la ex mandataria y afirmó: "la medición de la canasta debe ser en la medida del consumo de cada país".

"¿Alguien puede decir que la Argentina es el país con mayor pobreza después de México?", cuestionó Cristina y argumentó que "el objetivo es un tiro directo al corazón a las políticas de compensación como la Asignación Universal por Hijo", al "ver lo que dicen los diarios, es decir que, a pesar de la cantidad de planes, crece la pobreza".

Aun defendiendo los planes sociales, la ex presidenta sostuvo entonces que "la única manera de combatir la pobreza es generando trabajo decente y con valor agregado", y enfatizó en la necesidad de industrialización del país.

En otro párrafo de su discurso, afirmó: "Se redujo el trabajo informal desde que Néstor Kirchner asumió en 2003, cuando este país era el infierno, pero nunca escuché críticas de nadie y se puso el país al hombro", dijo al criticar tácitamente las críticas del presidente Mauricio Macri a la "pesada herencia", concepto sobre el cual ironizó un par de ocasiones más.

Cristina también criticó "las estadísticas que dicen que los chicos no leen" y afirmó: "no sé cuáles son, pero si es así, hay que hacer una campaña nacional de lectura, no suspender la entrega de libros", al recordar que durante su gobierno y el de su esposo se repartieron "92 millones de ejemplares en colegios argentinos".

"Se respira en el aire un antiintelectualismo, porque 140 caracteres o cuatro palabras dicen todo", sostuvo la ex presidenta y, sobre la marcha, agregó: "Yo uso Twitter, que sirve para ejercitar la síntesis, pero no se puede pasar la vida pensando en esa red social", concluyó la ex mandataria, que despachó casi 10 mil tuits en menos de seis años.

El periodista Jorge Lanata dijo que "no tiene el menor sentido práctico" presentarse en forma personal en la audiencia de mediación por "difamación y falsedad ideológica" prevista para esta mañana en el marco de la demanda iniciada por la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y presentó un escrito en el que señaló que considera "más importante conducir" su programa de radio que asistir a esa cita.

"Considero más importante conducir mi programa que asistir a la audiencia por usted convocada", afirmó Lanata en el escrito presentado esta mañana ante la justicia, mientras se especulaba con que el periodista Nicolás Wiñazki, adoptaría similar actitud.

La ex presidenta arribó a las 10.45 al edificio ubicado en la calle Viamonte 1355, en pleno centro porteño, donde fueron convocadas ambas audiencias de mediación en el marco de una causa civil por "difamación y falsedad ideológica" iniciada por la ex mandataria luego de que los periodistas la acusaran de presuntas maniobras de lavado de dinero.

La demanda a Wiñazki fue iniciada luego de una nota del periodista publicada en agosto pasado por el diario Clarín, cuyo título de tapa afirmaba: "Cristina Kirchner ocultó giros al exterior por u$s 492 millones", en tanto que Lanata fue citado por el informe denominado "Cristinix", presentado en el programa televisivo Periodismo para Todos, que se emite por El Trece.

En el escrito presentado hoy, Lanata explicó que, cuando recibió la carta documento enviada por la ex presidenta, dijo públicamente que su intención era "asistir, proponiendo además que la audiencia fuera televisada y estuvieran los medios de comunicación presentes" - ¿para un show mediático? - pero, posteriormente el abogado de Cristina, Gregorio Dalbón, dijo que la ex presidenta no tenía "deseos de verle la cara" al periodista.
 

La Cámara Federal rechazó reabrir la investigación de la denuncia por el presunto encubrimiento de los imputados iraníes de la causa AMIA que el fallecido fiscal Alberto Nisman había presentado contra la ex presidenta y otros funcionarios.

La Cámara Federal rechazó este martes reabrir la investigación de la denuncia por el presunto encubrimiento de los imputados iraníes de la Causa AMIA que el fallecido fiscal Alberto Nisman había presentado contra la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y otros funcionarios.

La Sala I de la Cámara, integrada por los jueces Jorge Ballestero y Eduardo Freiler, ratificó la decisión que había adoptado el juez federal Daniel Rafecas cuando desistió de reabrir la denuncia que el ex titular de la UFI AMIA presentó el 14 de enero del 2015, cuatro días antes de morir.

Los camaristas Freiler y Ballestero emitieron un fallo de 32 páginas en el que sostuvieron que no había surgido elementos nuevos que permitieran reabrir la denuncia que ya había desestimada por "inexistencia de delito", fallo que había sido confirmado por la Cámara el año pasado.

En su voto, el juez Freiler remarcó la "inexistencia de `elementos novedosos´ idóneos para alterar el temperamento desestimatorio oportunamente adoptado" para la denuncia en la que Nisman acusó a la ex presidenta de pergeñar una maniobra para garantizar la impunidad de los ciudadanos iraníes acusados de idear el atentado contra la AMIA ocurrido en 1994.

Nisman había denunciado que para generar esa situación de impunidad se había orquestado la firma del Memorandum de Entendimiento con Irán y que del diseño y la ejecución del presunto plan delictivo habían participado, entre otros, el ex canciller Hector Timeram y el diputado nacional Andrés Larroque.

El pedido de reabrir la denuncia de Nisman fue presentado por la DAIA a partir de dos presuntos nuevos elementos: la grabación una llamada entre Timerman y el ex titular de la AMIA, Guillermo Borger en la que ambos se referían a la supuesta responsabilidad de Irán en el atentado, y el hecho de que el Memorándum de Entendimiento fue declarado inconstitucional.

Al pedido de la DAIA se sumó el fiscal ante la Cámara, Germán Moldes, quien sostuvo que la decisión de la Sala I debía ser declarada "nula", entre otras cosas, porque Freiler y Ballestero habían utilizado argumentos distintos la primera vez que coincidieron en que era correcto confirmar la decisión de Daniel Rafecas de desestimar la denuncia de Nisman.

Al referirse a la inconstituicionalidad del pacto celebrado entre Argentina e Irán, Ballestero sostuvo que no modifica el escenario porque ya lo había contemplado en su primera intervención y que la confirmación no hace más que solidificar aquel voto.

"El Memorándum de Entendimiento pudo ser un fracaso para la diplomacia argentina, un error para los anales legislativos, una desilusión para quienes creyeron ver en su texto el avance de la investigación por el atentado, pero de allí a ver forjado en él un maquiavélico plan por encubrir a los responsables de las cientos de víctimas de la voladura de la AMIA existe un abismo", sostuvo Ballestero, haciendo referencia a su fallo anterior.

Sobre la conversación telefónica entre el entonces Timerman y Borger, sostuvo: "La culpabilidad
de Irán en la voladura de la AMIA no es sino la posición que la República Argentina viene sosteniendo desde hace años, no sólo en el orden interno, sino también en el ámbito internacional, ya en las gestiones del propio Fiscal Nisman ante Interpol, o bien por los Primeros Mandatarios ante las Naciones Unidas".

El camarista Freiler sostuvo que en aquel diálogo telefónico cuya grabación nadie se atribuyó "ambos polemizan en torno a la firma del Memorándum de Entendimiento, esgrimiendo, cada uno de ellos, la misma postura que luego defendieron en público, tal como lo admitió Borger" al testificar en otra causa que tramita el juez federal Claudio Bonadio.

Los miembros de la Sala I confirmaron también la decisión de Rafecas de no aceptar a la DAIA como quierellante dado que a partir de la denuncia de Nisman no se abrió una causa judicial ya que fue desestimada por "inexistencia de delito".

Fuente: Télam

Página 7 de 71

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria