24 DE NOVIEMBRE DE 2017 |

Dirigentes Nacionales de ATE, Visitadores Médicos y la CTA y de la Coordinadora Sindical Clasista-Partido Obrero se reunieron ayer, martes 7 de noviembre, con vistas convocar una gran movilización de rechazo al proyecto de reforma laboral que el gobierno está próximo a enviar al Congreso para su tratamiento, a la reforma jubilatoria y al conjunto de la ofensiva contra los trabajadores de tarifazos y ataques al movimiento obrero que lucha.

La reunión se desarrolló en la sede de la CTA Capital. Por la Mesa Nacional de la CSC-PO participaron Néstor Pitrola, Alejandro Crespo, Rubén Schofrin, Víctor Grosi, Daniel Sierra, Miguel Bravetti y Cristian Henkel. Por ATE Hugo Godoy, secretario general de ATE Nacional junto a Fito Aguirre, también de ATE Nacional y Ricardo Peidrós, Sec Gral de Visitadores Médicos y adjunto de la CTA Autónoma.

En la reunión se acordó encarar una amplia campaña de difusión del significado de esta reforma laboral “a la brasileña”, realizando asambleas en todas las empresas, reparticiones, hospitales, colegios y universidades del país para debatir un plan de acción de todo el movimiento obrero que agrupe a todos los sindicatos y fuerzas políticas dispuestas a luchar contra ofensiva del gobierno Macri, los gobernadores, las patronales y las fuerzas que en el Congreso han hecho pasar las leyes del ajuste hasta el presente.

La campaña tendrá un momento fundamental en una primera etapa, en la realización de una MOVILIZACION NACIONAL a fines de noviembre.

La propuesta será tratada en las respectivas organizaciones de los participantes de la reunión y se continuará con una rápida ronda de reuniones contra otras organizaciones, entre ellas Unión Ferroviaria Oeste, Aceiteros, sindicatos docentes combativos, cuerpos de delegados opositores, etc.

La movida apoyará todas las luchas en curso, de estatales, docentes, judiciales, Pepsico, etc.

Tras la reunión, la CSC-PO envió la siguiente propuesta de programa de cara a lo tratado, para ser consensuada con todos los que participen de la iniciativa:

El paquete de “reformas” impulsado por el gobierno es un plan de guerra contra los trabajadores.

A la “flexibilización” de los convenios colectivos - siguiendo el modelo de vaca Muerta y Atilra-  se agrega el proyecto de ley “a la brasileña” que se apresta a enviar al Congreso.

Los 144 artículos del proyecto implican una completa reorganización de las relaciones laborales de nuestro país, desde el aumento de la jornada de trabajo a la eliminación de las indemnizaciones por despidos, pasando por la extensión de las tercerizaciones.

La ofensiva abarca la anulación de la movilidad jubilatoria y la eliminación de los regímenes especiales, en particular de la docencia y estatales provinciales,una reforma educativa que subordina la escuela a las necesidades de los empresarios y la implementación de un régimen de una Cobertura Única de Saludque profundiza el vaciamiento del hospital público y allana la privatización mercantilizando la salud pública.

Junto a esto una escalada de impuestazos y tarifazos.

Para aplicar este “plan de guerra” el gobierno teje un pacto de tires y aflojes con los gobernadores del PJ, con los diputados y senadores que les responden y especialmente con la CGT.

Después del paro del 6 de abril, la CGT paralizó a los trabajadores y aisló cada lucha obrera. En plena campaña electoral empezó a negociar las reformas de Macri.El premio a ellos será mantener “el modelo sindical” del unicato, las patotas y los negociados.

Es necesario superar a las direcciones entregadoras y abrir una deliberación de fondo en los sindicatos y lugares de trabajo, mediante asambleas y  plenarios con mandatos de basepor la defensa del derecho al trabajo,  del salario y de las conquistas amenazadas.

Impulsamos una gran movilización de los sindicatos combativos y organizaciones de lucha el 6 de diciembre (como fecha tentativa)por:

Abajo la reforma laboral y el pacto Macri-CGT.

Basta de despidos y cierres. Ocupación de toda fábrica o lugar de trabajo que cierre o despida masivamente. Apertura de los libros de los vaciadores. Ningún despido en el Estado.

Anulación inmediata del impuesto al salario.

Defensa de los convenios colectivos. No a las cláusulas de “flexibilidad” y “productividad”como las impuestas en petroleros, estatales, Atilra y varios más. Que ningún convenio se firme sin la aprobación de asamblea en cada gremio.

Pase a planta permanente de todos los trabajadores del Estado.

Abajo la reforma educativa privatista del “Plan Maestro” y la “Escuela del futuro”. No a las pasantías de trabajo gratuito y precario para la juventud.

Fuera la reforma previsional, 82% móvil. Reposición de los aportes patronales derogados por Menem y Cavallo en 1993. Defensa de los regímenes especiales y rechazo al aumento de la edad jubilatoria.

No a la CUS. Defensa del sistema público de salud.

Basta de  desocupación,  precarización laboral y tercerización. Pase a planta permanente y/o convenio colectivode todos los planes sociales y trabajadores precarizados.

Blanqueo laboral con estabilidad del trabajador que denuncie su situación. No a la rebaja de aportes sociales.

Duplicación del salario mínimo vital y móvil. Por un salario equivalente a la canasta familiar. Ningún techo paritario.

Por la vigencia del convenio principal en las tercerizadas.

Contra la criminalización de la protesta y la represión. Desprocesamiento de todos los luchadores.

Defensa de los sindicatos con simple inscripción y las fábricas bajo gestión obrera. Por la democracia sindical y la independencia de los sindicatos del Estado y las patronales.

Justicia y Castigo por Santiago Maldonado.

Por un Congreso Sindical con mandato de asambleas para disponer un plan de lucha de todos los trabajadores.

Los docentes e investigadores de la Universidad de Buenos Aires participaremos en la Marcha a Plaza de Mayo el día 22 de agosto, convocada en conjunto por la CTA de los Trabajadores, la CGT y la CTA Autónoma, en defensa de la Universidad Pública y el sistema Científico Tecnológico, por las Paritarias Libres, contra la política de ajuste, en rechazo a la reforma previsional, en rechazo de la reforma laboral, por el fin de la represión de la protesta social y la aparición de Santiago Maldonado.

FEDUBA, sindicato de los docentes de la UBA adhiere y convoca a esta movilización, decretando un CESE DE ACTIVIDADES a partir de las 12 hs del MARTES 22 de AGOSTO en TODAS las UNIDADES ACADÉMICAS DE LA UBA a los fines de facilitar la concurrencia masiva de los y las docentes a la Marcha.

Convocamos a todxs los docentes e investigadores de la UBA a participar en el marco de la columna de CONADU, que concentrará a partir de las 15 en Carlos Pellegrini y Diagonal Norte para marchar junto a la CTA de los Trabajadores.

Creemos que esa convocatoria tiene que ser multitudinaria, tiene que encontrar al conjunto de las centrales y movimientos sociales, siendo parte de una convocatoria conjunta para reclamar contra los despidos, la caída del poder adquisitivo de los asalariados, contra este escenario de penuria social que hoy estamos sufriendo tanto los que tenemos trabajo formal, como los trabajadores informales, los jubilados, los que dependen de planes cooperativos, y en ese sentido, el paro nacional, que la CGT definiría a posteriori de la movilización tiene que ser una instancia de lucha que nos encuentre unidos en la acción a todas las centrales.

EN DEFENSA DE LA UNIVERSIDAD PÚBLICA y EL SISTEMA CIENTÍFICO TECNOLÓGICO

EN DEFENSA DE LAS PARITARIAS LIBRES

RECHAZAMOS LA REFORMA PREVISIONAL

RECHAZAMOS LA REFORMA LABORAL

FRENEMOS LA REPRESIÓN A LA PROTESTA SOCIAL

POR LA APARICIÓN CON  VIDA DE SANTIAGO MALDONADO

Movimientos sociales y gremios nucleados en la CGT y la CTA Autónoma marcharon ayer lunes desde la Iglesia de San Cayetano, en el barrio porteño de Liniers, hasta la Plaza de Mayo bajo las consignas de "Pan, Paz, Tierra, Techo y Trabajo" y para pedir por la Ley de Emergencia Social y Alimentaria.

Movimientos sociales y gremios nucleados en la CGT y la CTA Autónoma marcharon hoy bajo las consignas de "Pan, Paz, Tierra, Techo y Trabajo" por la avenida Rivadavia, desde la Iglesia de San Cayetano, en el barrio porteño de Liniers; hasta la Plaza de Mayo, donde a las 15 cerraron con un acto masivo en reclamo de la emergencia alimentaria y de la plena implementación de la Ley de Emergencia Social.

El acto central fue encabezado por el coordinador nacional de Barrios de Pie, Daniel Menéndez; el titular de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), Juan Carlos Alderete; y Esteban Castro, representante de la Ctep."Este gobierno quiere esperar a después de las elecciones (legislativas) para tratar la Ley de Emergencia Social y Alimentaria. A este gobierno le decimos que el hambre y la desocupación no esperan a las elecciones. No vamos a dejar la calle hasta que no se de la Ley de Emergencia Social y Alimentaria", enfatizó Alderete.

Por su parte, Menéndez señaló al finalizar el acto que el sector pretende que "se revea la política económica que está llevando adelante este Gobierno". "Tienen que convocar al diálogo", dijo y señaló que este acto "es un llamado de atención; ojalá haya alguien en el gobierno que lo escuche".

Fuente: Télam

Según el INDEC, en mazo de este año una familia necesitó un ingreso de $14.090,52 pesos para no ser pobre, pero el  gobierno nacional oficializó ayer el nuevo piso salarial para los trabajadores, que será de $ 10.000 a partir de julio del año próximo y que por primera vez desde el funcionamiento del Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil fue fijado el Poder Ejecutivo al no llegar a un acuerdo empresarios y gremios en la reunión que los convocó ayer en la sede del Ministerio de Trabajo.

El nuevo valor, en tres tramos, fue dispuesto por la cartera laboral a través de la resolución 3 que se publica hoy el Boletín Oficial con la firma del ministro Jorge Triaca.

Los montos para los trabajadores mensualizados que cumplen la jornada legal completa de trabajo serán actualizados de la siguiente manera, según detalla la medida: $ 8.860 a partir del 1° julio próximo, $ 9.500 desde el 1° de enero y $ 10.000 en julio de 2018.

Para los trabajadores jornalizados, en tanto, la suba será de $44,30 por hora en julio, $ 47,50 en enero y $ 50 desde julio.

En cuanto al seguro por desempleo, las sumas serán las siguientes: en julio se incrementarán el mínimo y el máximo en $ 2.061 y $3.297,60 respectivamente; desde enero $ 2.209,80 y $ 3.535,68 respectivamente; y en julio de 2018 $ 2.326,03 y $ 3.721,65 respectivamente.

En los considerandos de la resolución publicada hoy, el Ministerio de Trabajo dio cuenta de la negociación que se desarrolló ayer en la sede de la cartera de Leandro N. Alem al 600.

La representación de los trabajadores propuso que el salario mínimo, vital y móvil se fije en torno a los $14.060, pero fue rechazado por la representación de los empleadores, que contraofertó un esquema de incremento en tres tramos - a partir del 1° de julio $ 8.860, a partir del 1° de enero de 2018, $ 9.200 y a partir del 1° de julio de 2018 $ 9.700 –, algo que no convenció a los dirigentes gremiales que acudieron a la reunión.

Rechazo de las centrales obreras

El encuentro plenario del Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil entre sindicalistas, funcionarios y empresarios concluyó de forma casi intempestiva ayer por la tarde en la cartera laboral, luego que las tres centrales obreras rechazaron de plano la oferta patronal de aumento del valor de ese ingreso en un 20,3 por ciento, en tres tramos.

Ante la ausencia de un acuerdo, el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social resolvió elevar a través de un laudo la pauta del mínimo salarial que debe percibir un trabajador soltero en la Argentina por la jornada laboral acordada a $10.000, lo que equivale a un aumento del 24%.

Lo novedoso fue que por primera vez desde el funcionamiento del organismo (desde su reedición en 2004) no se lograron finalmente consensos y que el gobierno nacional fijaría por decreto o laudo el nuevo valor del haber mínimo.

El integrante de la delegación de la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA) y dirigente docente bonaerense, Roberto Baradel, afirmó que las tres centrales rechazaron la propuesta empresaria de un 20,3% en tres tramos (julio de 2017, enero y julio de 2018), y aseguró que "el gobierno nacional fijará por decreto el ingreso por primera vez, pero no superará el 20 por ciento", por lo que adelantó que "se evaluará una protesta".

La CGT y ambas CTA rechazaron de forma total "la propuesta", por lo que el encuentro concluyó casi de manera intempestiva.

Esta es la primera vez en la historia desde la creación del organismo que gremialistas y empresarios no alcanzan un acuerdo.

Pablo Micheli, jefe de la Central de los Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTAA), evaluó que "la propuesta fue una verdadera vergüenza" y confirmó que "es hora de evaluar una protesta nacional y paros entre todos los sindicatos".

Baradel subrayó que de ninguna manera habrá "una nueva convocatoria para continuar la reunión plenaria" y explicó que de acuerdo con los mecanismos determinados por el organismo "las conversaciones informales para alcanzar consenso se realizaron durante toda la mañana en la Comisión del Salario Mínimo".

Página 1 de 12

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria