17 DE AGOSTO DE 2017 |

La decisión del fiscal federal Guillermo Marijuan de pedir que se abra una investigación sobre el origen del dinero robado de su casa, cerró una semana complicada para la presidenta del Senado además mantuvo una fuerte discusión con algunos legisladores acerca de su imposibilidad de hacer uso de la palabra durante las sesiones.

En el mediodía del viernes, el fiscal le entregó al juez Ariel Lijo un escrito a favor de abrir la investigación a partir de la denuncia de un abogado, Leonardo Martínez Herrero; a la que se acumuló otra de los diputados nacionales kirchneristas Juan Cabandié y Rodolfo Tailhade.

En las denuncias se pidió investigar si la vicepresidenta incurrió en algún delito en torno al dinero (245 mil pesos y 50 mil dólares) robado de su casa el 22 de noviembre de 2015.

Por el robo fue procesado un custodio de la Vicepresidenta.

Y también establecer si el dinero estaba declarado y corroborar si 200 mil pesos provinieron de una donación recibida por la fundación SUMA, presidida por la funcionaria, como ella explicó.

La imputación de la fiscalía cierra una semana en la que la vicepresidenta, además, se peleó con la mayoría de los senadores presentes durante la sesión del último miércoles, ante quienes argumentaba que podía hacer uso de la palabra, cuando el Reglamento, en realidad, se lo prohíbe.

“Ustedes me pidieron la posibilidad de flexibilizar. Me parece que pueden escuchar dos minutos lo que yo puedo pensar”, argumentó Michetti, mientras que los legisladores, sobre todo el presidente de la bancada del Frente para la Victoria, Miguel Angel Pichetto, le respondía que el Reglamento de la cámara alta le impide al Presidente del cuerpo tomar parte en los debates.

La última vez que un vicepresidente hizo uso de la palabra durante la discusión de una norma fue en julio de 2008, cuando el mendocino Julio Cobos fundamentó su voto “no positivo” a la ley que ponía en marcha la Resolución 125 sobre retenciones agropecuarias.

De hecho, el ex vicepresidente Amado Boudou nunca respondió cuando la oposición, en reiteradas sesiones, le pedía abiertamente en el recinto que deje la Presidencia de la Cámara por sus procesamientos judiciales.

“Este proyecto tiene una implicancia presupuestaria enorme. Porque es un tren desde Constitución hasta Bariloche y hasta Zapala. No estamos hablando de una pavada”, arrancó Michetti argumentando en contra de una iniciativa impulsada por la rionegrina de la Coalición Cívica-ARI, Magdalena Odarda, para poner en marcha tres nuevos ramales ferroviarios que finalmente fue aprobada y enviada a Diputados gracias a los votos de la centroizquierda y del peronismo.

Cuando la presidenta empezó a hablar, Pichetto, que no estaba presente en el recinto porque tenía un problema de salud, regresó para cortarla diciéndole que “no debería hablar”.

“Ya sé que no puedo hablar pero, ¿sabe qué?, hay una confusión”, argumentó Michetti, a lo que Pichetto volvió a enfatizar que “el Reglamento es estricto en ese sentido: usted no es senadora”.

Luego, Pichetto se quejó de que en el recinto no funcionaba el tablero de votación y de que “no anda nada”. Michetti le pidió tranquilidad, a lo que el rionegrino le volvió a decir que la vicepresidenta tampoco le podía contestar.

“¡Le voy a contestar porque soy una persona!”, levantó el tono Michetti.
El radical Angel Rozas, presidente del Interbloque Cambiemos, terció en la discusión indicando que la presidenta no podía participar del debate, tal como lo indica el artículo 33 del Reglamento de la Cámara, pero también le advirtió a Pichetto que modifique el tono con el que se refería a la vicepresidenta.

Finalmente, el legislador rionegrino, más calmo, le pidió disculpas a Michetti argumentando que no se trataba de “una cuestión de tipo personal”.

“Coincido en aquello de que el silencio de la presidenta en forma permanente es lo más sano para el funcionamiento de esta Cámara en tanto el Reglamento así lo impone”, cerró la discusión el cordobés Ernesto Martínez, senador por el Frente Cívico de Córdoba, que integra el Interbloque PRO.

Sin embargo, luego de que terminó la sesión, cerca de las 20, fuentes parlamentarias indicaron que la vicepresidenta se cruzó en una discusión con algunas senadoras de la oposición a las que les enrostró no haber participado de la discusión con Pichetto para defenderla por su condición de mujer.

Fuente: Télam

Gregorio Dalbón denunció a la diputada, al juez federal y al CEO de Clarín por una batería de delitos como supuesta extorsión y asociación ilícita a raíz de un tuit vinculado a las denuncias contra la ex presidenta Cristina Kirchner.

El abogado denunció a Margarita Stolbizer, al juez federal Claudio Bonadio y al CEO de Clarín, Héctor Magnetto por una batería de delitos como supuesta extorsión y asociación ilícita a raíz de un tuit de la diputada Elisa Carrió, vinculado a las denuncias contra la ex presidenta Cristina Kirchner.

En su posteo en la red social twitter, Carrió especuló que "es bueno que Stolbizer denuncie hoy con la ayuda de Clarín y Bonadio" y ese mensaje dio pie a Dalbón, abogado de la ex Presidenta en una demanda civil a Stolbizer, para radicar la denuncia penal que quedó a cargo del juez Marcelo Martínez de Giorgi y el fiscal Franco Picardi.

Dalbón hizo una exposición oral en la sala de sorteos de la Cámara Federal en la que acusó a Bonadío, Magneto y Stolbizer por "extorsión con amenaza contra el honor, asociación ilícita e intimidación pública", entre otros posibles delitos.

El abogado se presentó en Comodoro Py 2002, apenas concluída la audiencia de mediación a la que acompañó a Cristina Kirchner como medida previa a la demanda civil que se le iniciará a Stolbizer. (Télam)

La audiencia entre la ex presidenta y la diputada del GEN terminó poco después de las 11.30. Antes, Fernández de Kirchner había adelantado su intención de presentar una denuncia por "asociación ilícita" contra Stolbizer y Bonadio, mientras que la legisladora anticipó que mantendría sus dichos.

La mediación entre la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y la diputada nacional Margarita Stolbizer en la causa por daños y perjuicios que la ex mandataria impulsa contra la legisladora finalizó esta mañana sin acuerdo, y tras la firma de los letrados del acta correspondiente la instancia de conciliación terminó poco después de las 11.30, y el proceso se encamina a la apertura del juicio civil.

Stolbizer fue la primera en retirarse del estudio de la mediadora María Etelvina Notari ubicado en Viamonte al 1300 de esta capital.

La diputada no formuló declaraciones y partió entre los abucheos y reprobaciones de un grupo de manifestantes que se acercó a expresar su apoyo a la ex mandataria.

Cerca de las 11.40, Cristina Kirchner salió del edificio de Viamonte 1355 y, tras tomarse unas fotografías junto a algunos simpatizantes que lograron sortear el vallado dispuesto por el ministerio de Seguridad, se marchó rumbo a su departamento del barrio de la Recoleta junto a su custodia a bordo de un automóvil blanco.

La ex presidenta había arribado en primer lugar cerca de las 10.30 al estudio de Notari, junto al abogado Gregorio Dalbón, quien la representa en esta causa y que ya había adelantado a la prensa que su objetivo es avanzar con el juicio, desestimando la instancia de negociación.

Stolbizer había llegado poco después para enfrentar las acusaciones de la ex presidenta por "calumnias e injurias" y "daño moral".

"Se puede negociar cualquier cuestión pero el honor no se negocia", dijo Dalbón previo a la audiencia al traspasar el vallado dispuesto por el ministerio de Seguridad y que impidió a la prensa acceder a las puertas del estudio en el que se realizó la mediación, medida que fue criticada por el letrado previamente por las redes sociales y luego al dialogar con los medios en el lugar.


"La Constitución Nacional indica que la inmunidad de los legisladores tiene límites. Un legislador no puede salir difamando constantemente amparándose en el artículo 68", dijo Dalbón sobre Stolbizer, y recalcó que su defendida es "una persona de a pie, que no tiene fueros, que va a hacer una defensa de su honor, que no tiene nada que ver con las causas de corrupción de las que hablan".

Fuente: Télam

El juez federal Daniel Rafecas no hizo lugar al pedido de la DAIA para que se reabra la investigación por la denuncia presentada por el fallecido fiscal por presunto encubrimiento del atentado a la AMIA contra la ex presidenta.

El juez federal Daniel Rafecas no hizo lugar al pedido de la DAIA para que se reabra la investigación por la denuncia presentada por el fallecido fiscal Alberto Nisman por presunto encubrimiento del atentado a la AMIA contra la ex presidenta Cristina Fernández Kirchner.

Fuente: Télam

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria

Could not open a directory stream for /var/www/clients/client207/web310/web/images/stories/show/