29 DE MARZO DE 2017 |

La Conferencia Episcopal Argentina (CEA) expresó que "es un momento de responsabilidad en la clase dirigente, llamada a generar fuentes de trabajo que promuevan la libertad y la dignidad de las personas", en una carta dirigida al Presidente Macri y a los representantes sindicales y empresarios, reunidos en la mesa del diálogo.

La Conferencia Episcopal Argentina (CEA) le envió este miércoles una carta al presidente Mauiricio Macri y a los representantes sinidcales y empresarios en la que valora la convocatoria a la Mesa por la Producción y el Trabajo y señala que "es un momento de responsabilidad en la clase dirigente, llamada a generar fuentes de trabajo que promuevan la libertad y la dignidad de las personas".

“No nos olvidemos que la mayor pobreza es no tener trabajo”, subrayaron los obispos, en la carta en la que reconocen que se haya asumido “un camino de encuentro y de diálogo que la Argentina espera y necesita”.

La misiva fue enviada desde el Vaticano por monseñor José María Arancedo, presidente de la CEA, y monseñor Carlos Malfa, secretario general, donde los obispos participaron de la canonización del Cura Brochero.

Los obispos recordaron además que “nuestra mirada privilegia a los que menos tienen y necesitan del compromiso político y social de quienes tienen en sus manos la posibilidad de crear un desarrollo integral”.

Por último, los miembros de la Comisión Ejecutiva de la CEA elevaron su oración “para que este camino que se inicia dé los frutos esperados por la comunidad nacional” y le hicieron llegar su afecto a Macri y a los integrantes de la Mesa, pidiendo “a Dios que los ilumine en esta iniciativa, para que el diálogo social se profundice al servicio del bien común”.

El texto de la carta es el siguiente:

Texto de la carta
Señor Presidente
Ingeniero Mauricio Macri
y miembros de la Mesa por la Producción y el Trabajo:

Valoramos esta convocatoria a la Mesa por la Producción y el Trabajo que hace al bien y al desarrollo de nuestra amada Patria. Reconocemos que han asumido un camino de encuentro y de diálogo que la Argentina espera y necesita.

Consideramos que es un momento de responsabilidad en la clase dirigente, llamada a generar fuentes de trabajo que promuevan la libertad y la dignidad de las personas. No nos olvidemos que la mayor pobreza es no tener trabajo.

Nuestra mirada privilegia a los que menos tienen y necesitan del compromiso político y social de quienes tienen en sus manos la posibilidad de crear un desarrollo integral.

Elevamos nuestra oración para que este camino que se inicia dé los frutos esperados por la comunidad nacional.

Les hacemos llegar nuestro afecto y pedimos a Dios que los ilumine en esta iniciativa, para que el diálogo social se profundice al servicio del bien común.

Firman:
* José María Arancedo, Arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz, Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina.
* Carlos H. Malfa. Obispo de Chascomús. Secretario General de la Conferencia Episcopal Argentina.

El jefe del bloque de diputados del Frente para la Victoria (FpV) recordó hoy el 17 de octubre de 1945 como "un cambio de estructura, de modelo" en términos positivos y comparó ese momento con la actualidad del gobierno de Mauricio Macri, al considerar en tono crítico que también "cambió el modelo", en referencia al kirchnerista, para privilegiar a los "ricos".

"Es una pena que el fin del populismo, como define el gobierno, signifique más despidos, menos alimentos, más endeudamiento; la verdad, quedémonos con el populismo", enfatizó Recalde en diálogo con Télam Radio.

El diputado aseveró que "aumentó la pobreza, aumentó el desempleo, esto es un cambio de modelo", y sostuvo que "el Gobierno cree en lo que vulgarmente se conoce como el efecto derrame y acá lo que se están derramando son lágrimas".

"Es un gobierno para ricos y esto lo afirmo basándome en cómo se distribuyen los recursos, yo lo tengo medido hasta agosto desde el 10 de diciembre. Se adjudicaron a los sectores medios y bajos vía reitegros al IVA, Asignación Universal por Hijos, extensión de la Asignación, 35 mil millones de pesos en números redondos", dijo inicialmente. Y agregó que "a los sectores medios y altos, 290 mil (millones) vía exención o derogación de las retenciones o rebaja de las retenciones, más vía lo que pasó con la devaluación". Entonces evaluó que "la transferencia de recursos del sector menos pudiente al más pudiente fue enorme".

"¿Para quién estamos legislando? Para los fondos buitres, para el blanqueo que es un trago amargo, yo lo voté. Por supuesto que yo pedí otras cosas, que no salieron, pedí que se excluyera la posibilidad de blanquear a los contratistas de obras públicas porque se habla de la corrupción pero cuando hay uno que cobra, como José López, hay uno que paga", manifestó desde otra arista.

Sobre López -secretario de Obras Públicas kirchnerista- dijo que se trata de "una maldición que tuvimos nosotros entre los funcionarios" y recordó que las gestiones de Néstor Kirchner y Cristina Fernández tienen al momento "dos condenados: Felisa Miceli y Ricardo Jaime".

"Ahora, no me vengan a hablar de corrupción, eh... Con la venta de dólares a futuro, dos funcionarios -oficialistas-, fueron los que fijaron el domingo 13 de diciembre a cuánto se iba a pagar el dólar a futuro y ellos se beneficiaron con esa medida, que ellos tomaron. Fueron 50 mil millones de pesos y una parte de eso se la llevaron estos dos funcionarios", indicó.

Sobre las conversaciones que mantiene la CGT con el gobierno, Recalde -de reconocida experiencia gremial- remarcó que es "muy respetuoso de cuando se está negociando" .

"Eso sí, hay una sensación de algunos compañeros que se tendría que actuar con un poco más de firmeza. Yo prefiero con tiempo y sin sangre, como decía el general Perón. Espero que haya una decisión de la CGT más acorde con las necesidades. Una sola ley laboral conseguimos que se aprobase en lo que va del año, una sola y fue la ley antidespidos que el presidente la vetó", sostuvo.

Fuente: Télam

El fiscal federal Federico Delgado aseguró que la causa que investiga sociedades off shore no declaradas tras la revelación de los Panamá Papers "avanza a un ritmo vertiginoso" y comparó la velocidad con que se trabaja el expediente respecto al resto de las causas que lleva la Justicia con "un Fórmula 1 contra un Fiat 128".

"Se avanza a un ritmo vertiginoso. Si se compara con lo que ocurre en el resto de la Justicia, la investigación de los Panamá Papers es un Fórmula 1 contra un Fiat 128", dijo el fiscal en declaraciones formuladas esta mañana a la radio FM Vorterix.

En este sentido, Delgado indicó que, "en breve tiempo, se logró reconstruir un patrimonio muy complejo, sólo con información que está en Argentina", aunque puso el acento en las dificultades que existen para que la Justicia acceda a información financiera de otros países.

"La información del exterior no la podemos pedir porque depende de la pericia de nuestro Estado para pedirlo, y de las ganas de los Estados extranjeros para colaborar", explicó el fiscal, quien interviene en el expediente que instruye el juez Sebastián Casanello y que investiga al presidente Mauricio Macri por presunta omisión maliciosa en su declaración jurada de dos sociedades off shore detectadas en la investigación periodística internacional Panamá Papers.

En este marco, Delgado indicó que los avances registrados en la investigación parecieran no ser tales porque, en el marco de la causa, no existió el "impacto" de "una indagatoria, de un procesamiento, o de un sobreseimiento".

Finalmente, al ser consultado sobre la causa que investiga al titular de Boca Juniors, Daniel Angelici, por presunto tráfico de influencias en la Justicia, en la que ayer declaró como testigo Norberto Oyarbide, Delgado confirmó que, en su testimonio, "se desdijo" de afirmaciones que había realizado a medios periodísticos, en las que se había referido a supuestas "presiones" que habría recibido mientras era juez.

Fuente: Télam

El vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, confirmó la convocatoria a una reunión el próximo miércoles y sostuvo que no deben ser los trabajadores "los que paguen el pato para que la Argentina vuelva a crecer".

En ese sentido, dijo que el Gobierno no pondrá "piso" a la discusión de un bono de fin de año.

"Ayer tuvimos una reunión de trabajo fructífera, por momentos tensa, donde llegamos a un acuerdo en algunos temas. Queda pendiente la discusión de lo que ellos llaman bono de fin de año. Nosotros no impondremos un piso", expresó Quintana en declaraciones formuladas a Radio Nacional.

Allí, enmarcó la reunión realizada en la sede de la obra social del personal de Sanidad, en el barrio porteño de Parque Patricios, en la "continuidad del diálogo que se inició los primeros días de gobierno" y remarcó que, en lo que va del año, se fueron resolviendo "un montón de temas".

De esta forma se refirió al encuentro del miércoles, realizado a poco de vencer el plazo de diez días que había sido fijado en una reunión anterior entre el Gobierno y la CGT para dar respuesta a las demandas gremiales.

En ese marco, Quintana confirmó que "este diálogo continuará el próximo miércoles" y que "el objetivo es que los salarios evolucionen al mismo nivel que la inflación".

"Queda pendiente la generación de empleo pero no queremos que sean los trabajadores los que paguen el pato para que la Argentina vuelva a crecer por eso defendemos la capacidad adquisitiva del salario y creemos que ese diálogo se tiene que dar sectorialmente", apuntó.

Por otra parte, el funcionario sostuvo que el gobierno nacional viene dialogando "con todos los sectores desde el momento cero" de la asunción de la gestión de Cambiemos y remarcó que, de esa forma, buscaron "cambiar una lógica de confrontación" que estaba vigente.

"Creíamos que esta mesa había que convocarla luego de normalizar otros aspectos macroeconómicos", apuntó y señaló que, "uno de esos objetivos, era reducir la tasa de inflación", para lo cual "propusimos en el segundo semestre de este año combatir la inflación".

En este marco, indicó que ese objetivo fue "logrado" y remarcó que también se logró ganar "credibilidad para lograr una mesa que sirva a mediano y largo plazo".

En otro orden, Quintana afirmó que "el mundo está celebrando el nuevo rumbo que recorre la Argentina y en ese futuro los empresarios tienen un rol fundamental" al recordar el llamamiento que les hizo el presidente Mauricio Macri para que inviertan.

"Los está llamando a construir juntos", sintetizó el coordinador del equipo económico.

El miércoles el Gobierno y el triunvirato de la CGT se volvieron a reunir, esta vez en el gremio de la Sanidad (Fatsa), donde participaron los integrantes del triunvirato de la CGT Héctor Daer, Carlos Acuña y Juan Carlos Schmid, acompañados por Andrés Rodríguez, José Luis Lingeri y Jorge Sola.

Luego, en conferencia de prensa brindada en la Casa de Gobierno, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, anunció que se otorgará una suma de 1.000 pesos a los jubilados que cobran el haber mínimo -que se extenderá a quienes cobran la Asignación Universal por Hijo- y se eximirá hasta 15.000 pesos el pago del Impuesto a las Ganancias sobre el medio aguinaldo para los salarios de hasta 55.000 pesos brutos.

Fuente: Télam

Página 9 de 259

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria

Could not open a directory stream for /var/www/clients/client207/web310/web/images/stories/show/