30 DE MARZO DE 2017 |

El ministro de Justicia, Germán Garavano, afirmó que para la remoción de la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, “hay un proceso de juicio político en el Congreso”, pero aclaró: “yo creo que el juicio político no es la forma de remoción", en un repotraje que se publicó este domingo en el diario El Tribuno, de Salta.

Garavano explicó que el juicio político para la remoción de Gils Carbó "es una ley de algún modo inconstitucional, que asigna procesos de remoción que no están previstos constitucionalmente. En el caso del juicio político para la Procuradora se pudo haber incluido eso en la reforma constitucional y no se hizo".

Más allá de eso, agregó, "está en manos del Congreso, tanto el juicio político como la Comisión Bicameral de Seguimiento, como la posibilidad de modificar la ley de Ministerio Público que para nosotros sigue siendo muy importante para poder avanzar en una reforma del sistema de Justicia Penal. Yo creo que eso no es una debilidad sino una fortaleza del Gobierno el hecho de que se respeten las instituciones más allá de las críticas profundas que tenemos hacia la Procuradora”.

Por otra parte dijo que “apretar jueces fue una política del Gobierno anterior que se verificó en numerosas situaciones”.

Expresó que los términos “apretar jueces” –que se oye en una escucha a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner- es “bastante clara y no hay mucho que interpretar” y reafirmó que fue una política del kirchnerismo “que se verificó en numerosas situaciones, incluso en proyectos de ley y distintas acciones. Claramente ese no es el camino para un mejor país ni para una mejor justicia”.

Para el gobierno del presidente Mauricio Macri “no hemos hecho ni ataques ni referencias a ninguno de los magistrados, ya sean jueces o fiscales”, afirmó.

Consultado sobre las denuncias de la ex Presidenta sobre persecución política, Garavano respondió: “Eso no es así, hay una sobreactuación para tratar que la discusión sea netamente política”,  incluso –dijo- todas estas filtraciones de viejas escuchas que llevan a discutir generalidades.

Garavano advirtió luego que la Justicia “tiene problemas estructurales y tiene problemas para investigar los hechos de corrupción. El Gobierno siempre ha señalado la necesidad de que los casos judiciales se eleven a juicio, me parece que el desafío del sistema judicial es elevar los casos a juicio para que en juicio oral el fiscal demuestre la responsabilidad de los funcionarios o en definitiva queden absueltos en relación a los hechos sobre los cuales se los investigó. Esa es la gran deuda pendiente de la Justicia”, afirmó.

Sobre la detención de Milagro Sala, líder de la Tupac Amaru,  en Jujuy, que ya lleva más de un año, el ministro de Justicia aclaró que “es un caso de una justicia provincial, obviamente el Gobierno no tiene injerencia ni en la justicia nacional ni en la justicia provincial. De todas formas el caso hoy ya ingresó a la Corte Suprema de Justicia de la Nación y es ella la que ahora resolverá sobre la detención o no de Milagro Sala o la posible morigeración de la prisión preventiva; son las distintas alternativas que tiene la Corte para abordar”.

“La situación de Milagro Sala no es diferente a la de otros detenidos”, aclaró.

Por otra parte sobre el proyecto de la Ley de Responsabilidad Penal Juvenil afirmó que “es un tema estructural y troncal que lo venimos trabajando” como “tantas otras que tenemos vinculadas al delito y los jóvenes. Nosotros estimamos que para el mes de mayo más o menos va a haber un proyecto de ley ya finalizado. Si logramos consenso político enviaremos el proyecto al Congreso para que se debata. Nos parece central contar este año con un nuevo régimen penal juvenil”, completó.

Fuente: Télam

La Sala I de la Cámara de Casación Penal ordenó ayer investigar la denuncia que el fallecido fiscal Alberto Nisman presentó hace casi dos años contra la ex presidenta Cristina Kirchner por el supuesto encubrimiento del atentado a la Amia ocurrido en 1994. La denuncia de Nisman será investigada por el juez Ariel Lijo

En un fallo dividido, el máximo tribunal penal del país revirtió las resoluciones del juez federal Daniel Rafecas y de la Sala I de la Cámara Federal porteña, integrada por Eduardo Freiler y Jorge Ballestero, que habían desestimado en dos oportunidades la denuncia del entonces titular de la UFI-AMIA.

Para ello, Casación no solo revocó esas sentencias, sino que los apartó de la causa, ordenando que por sorteo se designe un nuevo juez para que investigue la denuncia, lo que ocurriría mañana, en el último día de actividad judicial antes de la feria de enero.
Nisman hizo su presentación el 14 de enero de 2015, cuatro días antes de ser hallado muerto en su departamento con un tiro en la cabeza.

El encargado de investigar el atentado a la mutual judía, ocurrido el 18 de julio de 1994, denunció que el Memorándum de Entendimiento con Irán, firmado en 2013, escondía "un intento de liberar de responsabilidades" a los funcionarios iraníes sindicados como autores de la voladura que provocó 85 muertos y centenares de heridos a cambio de incentivar las relaciones comerciales entre Argentina y la República Islámica.

Ademas de la ex presidenta, Nisman señaló al entonces canciller Héctor Timerman ; al diputado y jefe de La Cámpora, Andrés "Cuervo" Larroque; a Luis D'Elía y Fernando Esteche ; al supuesto agente inorgánico de la ex SIDE Allan Bogado, y al ex juez Héctor Yrimia.

Audio en el que Timerman dice "Si fueran otros (en vez de Irán) no hubieran puesto la bomba”

"La maniobra denunciada ameritaba por parte de los órganos jurisdiccionales intervinientes un tratamiento más profundo de las cuestiones que habían sido planteadas", sostuvo el camarista Gustavo Hornos, en un voto de mayoría.

También sostuvo "la necesidad de explorar los hechos denunciados desde su propia definición, confrontándolos con los elementos probatorios que las partes estimaron conducentes e interpretándolos a la luz del ordenamiento legal", lo que sólo podrá ser posible a partir de la realización de una pesquisa seria y genuina.

La resolución de Casación se adoptó por la mayoría que se constituyó con el voto de los camaristas subrogantes Gustavo Hornos y Mariano Borinsky, mientras que la presidenta de la Sala, la camarista Ana María Figueroa, votó de manera diferenciada, aunque compartió con sus colegas que la DAIA sea tenida como querellante.

La entidad, que encarna la representación política de la comunidad judía, había reclamado en agosto la reapertura del expediente, cerrado hasta allí tanto por Rafecas como por la Cámara Federal, quienes desestimaron la denuncia de Nisman aduciendo la ausencia de delito.

En ambos casos, juez y camaristas fallaron contra el dictamen de los fiscales Gerardo Polllicita y Germán Moldes, respectivamente, en tanto el fiscal ante Casación, Javier De Luca, desistió de la acción penal.

Para ello, la DAIA reclamó ser tenida como querellante y adujo la existencia de nuevas probanzas, en especial un diálogo telefónico entre su ex directivo Guillermo Borger con Timerman.

En su fallo de mayoría, Hornos cuestionó duramente la resolución original de Rafecas, de abril de 2015, quien consideró innecesario realizar una batería de medidas pedidas por el fiscal Pollicita aduciendo que como el tratado nunca se había puesto en funcionamiento, entre otras cosas porque Irán no lo había refrendado, no existía delito.

Hornos resaltó en su voto "la imposibilidad de arribar válidamente a un pronunciamiento desestimatorio, hasta tanto no se produjeran las medidas de prueba conducentes para el esclarecimiento del delito. Ello así, en particular, cuando la gravedad del caso lo reclamara especialmente".

Criticó así "la desestimación de la denuncia (que) destruiría la posibilidad de investigar lo que aquellos elementos reclaman, que es, precisamente, la necesidad de descartar o acreditar la hipótesis imputativa esgrimida por el requirente".

A su vez, Borinsky resaltó en su voto que la declaración de inconstitucionalidad del Memorándum con Irán, "determinó definitivamente la imposibilidad de su aplicación", pero "de ello no se deriva necesariamente (al contrario de lo afirmado en las instancias anteriores) que corresponda descartar sin más el análisis reclamado por los acusadores en las instancias previas y la D.A.I.A."

Uno y otro reclamaron que no se hubieran concretado las medidas de prueba requeridas por la fiscalía de Pollicita y que hubiera priorizado su criterio de la "orfandad probatoria" de la denuncia de Nisman, lo que a su entender provocó un cierre "prematuro" del expediente.

Este criterio fue compartido por Figueroa, quien sin embargo, en un voto claramente diferenciado, consideró vulneratorio del principio del "juez natural" que el trámite hubiera recaído en la Sala I, que preside, y no en la Sala II, donde, según sostuvo, se habían tratado todas las causas conexas con el atentado de 1994, así como que deslizó críticas a que estuviera integrada mayormente por subrogantes.

La denuncia de Nisman será investigada por el juez Ariel Lijo

La causa contra la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el ex canciller Héctor Timerman, y otros ex funcionarios por presunto encubrimiento de los imputados iraníes por el atentado a la Amia será investigada por el juez federal Ariel Lijo, según determinó el sorteo de rigor realizado esta mañana por la Cámara Federal porteña tras el fallo de Casación que ordenó abrir una investigación en base a la denuncia que realizara el luego fallecido fiscal Alberto Nisman.

Al respecto, el ministro de Justicia, Germán Garavano, calificó de "valiente" la decisión de la Cámara de Casación de reabrir la causa que investiga la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman respecto del atentado de la AMIA, y consideró que era algo "extraño" que "un caso que había denunciado un fiscal y promovido otro, con muchas medidas de prueba, siquiera se abriera".

"Era una cosa extraña que un caso que había denunciado un fiscal y promovido otro, con muchas medidas de prueba, siquiera se abriera. Vemos todos los días que se abren causas contra funcionarios del actual gobierno y, haber cerrado este caso sin siquiera eso, era llamativo", dijo el titular de la cartera de Justicia y Derechos Humanos en diálogo con radio Mitre. Agregó que en su decisión la Cámara de Casación tuvo "una decisión valiente y unánime para que se investigue y se verifique", y destacó que "ese es el ejercicio más valioso de este año, que el gobierno respeta la independencia judicial y la Justicia puede trabajar sin distorsiones, para que se abran los casos y puedan ser investigados".

Fuente: Télam

El ministro de Justicia, Germán Garavano, ratificó la posición del Ejecutivo y adelantó que esa situación deberá analizarse en profundidad el año próximo.

El ministro de Justicia, Germán Garavano, ratificó  la posición del Poder Ejecutivo Nacional a favor de que los integrantes del Poder Judicial tributen el impuesto a las Ganancias, y adelantó que esa situación deberá analizarse en profundidad el año próximo, aunque temas como ese "sean áridos y generen controversias y enojos".

Garavano opinó que el sistema judicial argentino "es una estructura que está más asimilada al siglo pasado porque no tiene la organización para hacer frente a los desafíos que plantea hoy la vida en comunidad y los problemas que tiene el país".

Consideró que "la Justicia debe avanzar en procesos de reforma muy fuertes tanto para mejorar el servicio que brinda a la población como desde el lugar simbólico: el horario, la feria judicial, el pago del Impuesto a las Ganancias son temas que hay que poner sobre la mesa y discutir, aunque sean áridos y generen controversias y enojos", enfatizó.

En declaraciones a radio El Mundo, el funcionario insistió en que el oficialismo está convencido de que hay que llegar a "alguna solución" respecto de la necesidad de que los integrantes del Poder Judicial tributen Ganancias "sin afectar las remuneraciones".

Si bien aclaró que "no es eso lo que nos va a solucionar el monto" total de lo que percibe el Estado Nacional por el gravamen, el Ministro admitió que "simbólicamente es importante" que los jueces también aporten al Fisco.

Garavano recordó que, en su momento, como "representante de los jueces en el Consejo de la Magistratura", ya había votado a favor del pago del Impuesto a las Ganancias": "Hay un proyecto de (el diputado del PRO Pablo) Tonelli; nosotros lo tenemos previsto para discutir el año que viene ese tema", puntualizó.

El ministro destacó que el propio titular de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, "este año llamó a los jueces a algunas reuniones por el pago de Ganancias".

"Ahí lo único que hay que tener en cuenta es el tema de la intangibilidad para no afectar decididamente esas remuneraciones", sostuvo el titular de la cartera jurídica.

Fuente: Télam

El ministro de Justicia, Germán Garavano, afirmó este lunes que la Justicia "debería hacer un balance respecto a la demanda de la comunidad" y dijo que a algunos magistrados "les falta autocrítica" y "no están acostumbrados a tolerar las críticas".

"La Justicia debería hacer un balance respecto a la demanda de la comunidad. Me parece que falta autocrítica y no están acostumbrados a tolerar las críticas", dijo el ministro de Justicia en declaraciones a radio La Red, en las que señaló que, no obstante, "la mayor parte de los jueces son honestos y bien intencionados".

Garavano indicó que el hecho de que "el sistema judicial tenga deficiencias estructurales no quiere decir que haya jueces y fiscales que trabajen y lo hagan muy bien, con los pocos recursos que tienen, pero hay otros jueces a los que les gusta el protagonismo o por casos escandalosos terminan saliendo en los diarios".

En este marco, aclaró que, "por un caso de un juez con una mirada equivocada que deja en libertad a una persona, hay muchos otros que no se visibilizan desde los medios donde se resuelven bien las cosas".

"Hay que ser cuidadosos y saber que es una minoría la que ve su rol en la justicia como una cuestión revolucionaria o de discusión ideológica y no en términos del trabajo que tienen que realizar y por el cual la comunidad les paga su salario", afirmó.

Por otra parte, al ser consultado sobre el incendio que sufrió la semana pasada la sede del Tribunal Oral Federal (TOF) 3 de San Martín, Garavano reiteró que "es un hecho aislado pero grave" y tiene que ver con que "las cosas están cambiando".

"Es un hecho de una gravedad muy profunda por el mensaje que implica al tribunal y hacia la gobernadora (bonaerense María Eugenia Vidal), y se da por el avance de las investigaciones. Cada vez vamos a ver más (este tipo de incidentes) en la medida que se logre avanzar sobre estas organizaciones que en los últimos años no tuvieron control", concluyó.

Fuente: Télam

Página 1 de 2

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria

Could not open a directory stream for /var/www/clients/client207/web310/web/images/stories/show/