21 DE OCTUBRE DE 2017 |

Trabajadores petroleros tomaron “de manera pacífica” el yacimiento “El tordillo”, a 27 kilómetros de Comodoro Rivadavia, concesionado a la empresa Tecpetrol, para frenar “la ola de despidos que esa operadora está produciendo en la cuenca del golfo San Jorge”, luego de que 167 operarios tercerizados recibieran los telegramas de cesantía.

Según explicó a Télam el secretario general del Sindicato de Trabajadores del petróleo y gas privados del Chubut, Jorge Ávila, “la toma del yacimiento en Comodoro Rivadavia se mantendrá hasta el próximo jueves, día en que vence la conciliación obligatoria, y advirtió que si no retrotraen los despidos a tercerizados seguirá la medida, "más dura porque no podemos permitir lo que nos están haciendo”.

Ávila enumeró que “los nuevos telegramas de despido llegan a las empresas de servicios que trabajan para las operadoras, en este caso Tecpetrol. Son 167 telegramas de despidos nuevos que llegaron a los trabajadores y esto rompe con la paz social, por lo que vamos a permanecer aquí para incluso cuidar las instalaciones, porque nos pasó en otros momentos que nos terminan culpando de roturas que no hicimos para justificar despidos”, señaló.

La crisis en el sector petrolero comenzó con la caída del precio internacional del crudo cuyo valor interno fue sostenido por un subsidio del Estado nacional a través del la resolución 21/2016 del Ministerio de Energía, vigente hasta el 31 de diciembre de 2016, que fijó un aporte de 10 dólares por barril siempre y cuando el Brent no superara los 47,50 dólares.

Fuente: Télam

CESE DE TAREAS HASTA EL CIERRE DE DIARIOS
 
Las trabajadoras y los trabajadores de la agencia Télam se declararon hoy de paro hasta las 22 a raíz del despido arbitrario de dos trabajadores, la falta de respuestas sobre la recomposición salarial y el proyecto oficial de achicar el área publicitaria. La medida fue adoptada en Asamblea General a partir de una propuesta de la Comisión Gremial Interna del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBa).
 
La empresa despidió a los compañeros periodistas Enzo Moreira y Alejandro Ledesma, ambos del sector Audiovisual. En el caso de Moreira, además, su despido tuvo el gravoso condimento de razones políticas e ideológicas, ya que fue consumado apenas después de ser reprendido por las autoridades de la empresa por realizar una pregunta “incómoda” al jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta.
 
"¿Por qué preguntaste eso?", fue la primera reacción que recibió el compañero Moreira de parte de algunos de sus jefes al regreso de una cobertura sobre el “Elefante Blanco” de Villa Lugano, en la que el periodista, en el natural ejercicio de su oficio, había preguntado sobre la existencia de denuncias por sobreprecios en la obra pública. Al día siguiente, la gerenta Magdalena Cash le informó que no se le renovará su contrato por “razones presupuestarias”.
 
Se trata de un caso doblemente grave. Es, por un lado, el despido arbitrario e injustificado de un periodista calificado. Despedido justamente por hacer bien su trabajo. A la vez, constituye un acto de persecución política, sindical y de disciplinamiento: ¿Con qué libertad sale a preguntar un periodista de Télam a la calle después de semejante acto ejemplificador?
 
El despido ocurre, además, en el Sector Audiovisual en el que la gerenta Cash y su amanuense Pla, en este momento de tour vacacional en Estados Unidos, promueve cada día un acto de abuso, maltrato o falta de respeto a alguno de los profesionales del área. Bajo el discurso del diálogo, finalmente sólo hay intolerancia. Proclama intercambio, pero exige una relación militar de mando y obediencia.
 
En ese estado, además, la Asamblea General expresó un repudio a Cash y a su brazo ejecutor, el jerárquico Pablo Plá, más el responsable de Radio, Pablo Domián, que intercambio su pertenencia al campo de los trabajadores a cambio de una categoría.
 
Nuestros patrones, campeones de la libertad de expresión y del pluralismo cada vez que les ponen un micrófono, ejercieron y ejecutaron en forma cínica la peor forma de censura: la que se materializa dejando a trabajadores en la calle.
 
La CGI ofrece su más amplio respaldo a los compañeros despedidos -que se suman a un despido previo, también arbitrario, de Andrea Holgado- y le reclama a la empresa que revierta su autoritaria decisión.
 
También demandamos un verdadero aumento salarial –no la miseria del 20 por ciento- y defendemos la misión histórica de la agencia en la administración y control de la pauta publicitaria oficial.

Los gremios que nuclean a los docentes porteños realizan este martes un paro por 24 horas que incluirá una movilización en rechazo a lo que consideran el "cierre unilateral de la paritaria" por parte de la administración de Horacio Rodríguez Larreta, y en reclamo de reactivar la negociación salarial del sector.

Las escuelas porteñas están sin clases por un paro de 24 horas que llevan a cabo los gremios que nuclean a los docentes que, además, rechazaron la decisión del gobierno porteño de descontar el día en los haberes de los maestros que adhieran a la medida de fuerza y adelantaron que apelarán esa medida ante la Justicia.

El lunes los representantes de los gremios docentes brindaron una conferencia de prensa en la sede de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) para ratificar el paro con movilización en reclamo de un aumento salarial y de la ausencia de convocatoria a negociaciones paritarias en los "últimos 100 días".

Por su parte, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, había confirmado el domingo último que a los docentes que adhieran al paro les será descontada la jornada de su salario. El Ejecutivo porteño propuso un 19,5 % de aumento y una suma fija por cargo de 2.000 pesos, y se estima que en el encuentro pactado para este jueves a las 15 elevará dos puntos la propuesta oficial.

Fuente: Télam

Poco antes de la confirmación del paro de este martes, el titular de UTE-Ctera, Eduardo López, recordó que el gobierno porteño se había plantado en el 19 por ciento de aumento que había ofrecido en febrero pasado.

Los docentes porteños nucleados en ADEF, AEP, AMET, CAMYP, SADOP, SEDEBA, UDA y UTE adelantaron que el martes que viene, 11 de julio, harán un paro en reclamo de la reapertura de la discusión paritaria con el ministerio de Educación de la Ciudad. Así lo confirmó el titular de Unión de Trabajadores de la Educación (UTE),, Eduardo López, quien aseguró que avanzarán con la medida de fuerza "si no nos llega una convocatoria para actualizar el salario".

López había anticipado que el gremio convocaría a un paro si el gobierno porteño no mejoraba su oferta del 19 por ciento de aumento. Con el 27,4 acordado entre los gremios bonaerenses y el gobierno de María Eugenia Vidal, el porcentaje que propone Rodríguez Larreta “ya explotó”, definió el gremialista.

En diálogo con La Mañana, por AM750, el titular de UTE-Ctera adelantó que si no había un llamado a negociar, iban “camino a un paro” y cuestionó la oferta del 19 por ciento por estar “por debajo del promedio” que acordaron distintas provincias.

Lo que le quita “validez” a la propuesta del jefe de gobierno porteño, argumentó, es el acuerdo paritario cerrado ayer en la provincia de Buenos Aires, que estableció una suba del 27,4 por ciento de bolsillo para los maestros. “Rodríguez Larreta sigue peleando una guerra que ya terminó e hizo explotar el piso del 19 por ciento”, insistió López.

Con todo, la ciudad prepararía una oferta del 21,5 por ciento para la semana que viene, tras el paro, en el que descontará el día a quienes adhieran. Además del nuevo aumento que se ofrecerá, habría un bono de 2 mil pesos por cargo. El aumento se terminaría de pagar en diciembre y llevaría el salario mínimo de un docente de jornada simple (cuatro horas) a 13.817 pesos.

Por parte de la Ciudad, fuentes del ministerio de Educación confirmaron que el Gobierno porteño está dispuesto a retomar la discusión, pero lo hará luego del paro. Además, adelantaron que los docentes que paren el próximo martes tendrán descuentos en sus sueldos.

El dirigente sindical remarcó que durante el último año y medio, la gestión de Cambiemos en la ciudad “aumentó las autopistas un 80 por ciento, el subte un 60 y el ABL un 30" y agregó: "Indudablemente, para Rodríguez Larreta, alumbrar, barrer y limpiar es más importante que educar.”

La oferta del 19 por ciento es tanto para los docentes de las escuelas públicas como de las privadas. Para un maestro que cobra 10 mil pesos, la propuesta implicaría 1900 pesos más. “A mí me llegó una boleta de luz de 2 mil pesos, lo cual quiere decir que el aumento que nos ofrecen es menor al pago de la luz”, agregó López para explicar el impacto de la inflación en el poder adquisitivo.

El cuestionamiento del titular de UTE-Ctera no fue solamente para el gobierno porteño. Recordó además que la gestión del presidente Mauricio Macri y del ministro de Educación, Esteban Bullrich, sigue sin convocar a una paritaria nacional para que se fije un piso salarial docente en todo el país, tal como lo establece la Ley de Financiamiento Educativo.

Fuente: APU

Página 1 de 30

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria