23 DE ENERO DE 2018 |

A principios de 2016, el boleto mínimo de colectivo costaba 3 pesos. Dos años después, valdrá $ 10. Además, desde 2012, el PRO mandó la tarifa del subte desde $ 1,1 a $ 12. 

Por Enrique de la Calle

Tarifazo, la palabra que explica en buena medida la política del macrismo para el transporte público de pasajeros. Hasta abril de 2016, el boleto mínimo de colectivo en el área metropolitana Buenos Aires costaba 3 pesos. En junio de 2018, valdrá $ 10, es decir, más de tres veces más. Cada día, viajan casi 5 millones de personas por este medio.

En el caso del subte, el Gobierno del PRO lo llevó desde $ 1,1, en 2012, cuando la Ciudad de Buenos Aires se hizo cargo de la tarifa del subterráneo, hasta $ 12, que costará a mitad de año. Es más de 10 veces más. Es el modo elegido por 700 mil usuarios por día.

El aumento tarifario en el subte no representó mayores inversiones en el área, lo que suele ser la excusa para justificar las subas. Por caso, Mauricio Macri fue el Jefe de Gobierno que menos kilómetros de red realizó por año en comparación con otros alcades porteños como Fernando De la Rúa, Aníbal Ibarra y Jorge Telerman. Construyó menos de 1 kilómetro cada 12 meses, aunque en campaña prometió realizar 10 veces más.

En el caso del colectivo, los gobiernos del PRO (Macri y ahora Horacio Rodríguez Larreta) sí realizaron inversiones en materia de metrobuses (vale consignar que la tarifa es subsidiada por Nación), aunque esa red todavía está lejos en tamaño de las de otras ciudades de América Latina, como puede ser México, Bogotá, Santiago de Chile y Quito.

Fuente: APU

Así lo afirmaron los concejales del Frente Renovador de General Villegas al votar en contra de la implementación de un servicio de minibuses que uniría la ciudad cabecera con los pueblos. Indignación de los bloques del Frente para la Victoria y UCR-FAP.

La última sesión del Concejo Deliberante de General Villegas terminó con un sabor amargo para los más de 11 mil habitantes que viven en la periferia de este municipio ubicado al oeste de la provincia de Buenos Aires. Es que el proyecto de transporte público presentado por el concejal por el Frente para la Victoria, Pedro Satragno, y apoyado por el bloque UCR-FAP no pudo superar en votos a la negativa del Frente Renovador que rechazó la propuesta por considerarla asistencialista y perjudicial para los sectores privados.

La iniciativa, que terminó archivada, buscaba unir la ciudad cabecera del cuarto partido más grande de la Provincia, con los 9 pueblos circundantes, donde habitan 11.300 personas, mediante la implementación de tres minibuses municipales que costarían alrededor de 18 pesos por pasajero. Sin embargo, a pesar de significar un escaso gasto para el municipio que lidera el massista Horacio Pascual (quien se encuentra reemplazando al actual diputado nacional Gilberto Alegre, uno de los fundadores del Frente Renovador), la propuesta no fue aprobada ya que los 8 concejales del espacio que a nivel nacional conduce Sergio Massa se manifestaron en contra. 

En este sentido, Franco Rois, el encargado de dar los argumentos de la negativa sostuvo que: “El proyecto generaría un impacto económico negativo en las empresas de transporte privado, tanto de las localidades vecinales como en la ciudad cabecera.”

A su vez expresó que: “Este proyecto genera mayor centralización de los servicios y que los habitantes de los pueblos dependan cada vez más del asistencialismo del Municipio.” Y concluyó: “La creación de trabajo y generación de servicios a favor de los pobladores del partido de Villegas no debe poner en riesgo el trabajo de otros. Por lo tanto este bloque no puede acompañar este proyecto”.

La reacción de los ciudadanos presentes en la sesión no tardó en llegar y la sala se colmó de abucheos. Cuando volvió la calma, el concejal por el Frente para la Victoria, Pedro Satragno, afirmó: “Este proyecto busca generar que los jóvenes puedan venir a estudiar, que los habitantes de los pueblos no tengan que pagar 100 pesos un pasaje para hacer sus trámites o atenderse en el hospital. Si necesitan firmas, las juntamos. Pero no poniendo a alguien que firma a sobre cerrado un proyecto de un Código Penal que no conoce ni priorizando el negocio privado por sobre el servicio público.”

Por último, la concejal Cristina Rodríguez (UCR) comparó el argumento del Frente Renovador con la salud pública señalando que “con ese razonamiento no debería existir el hospital municipal porque si no los médicos se quedarían sin trabajo privado” y pidió que la propuesta no se descarte sino que pase al Departamento Ejecutivo para su estudio, iniciativa que finalmente no fue considerada.

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria