27 DE JULIO DE 2017 |
Deportes

El Presidente y su par de Francia firmaron convenios y estrecharon vínculos, luego de años sin que un mandatario galo visitara la Argentina. Por su parte, Hollande alentó a Macri a realizar "esfuerzos" por los refugiados sirios, atendiendo a la comunidad siria y libanesa que existe en la Argentina.
   
El presidente Mauricio Macri y su par de Francia, Francoise Hollande, firmaron convenios de cooperación en Casa Rosada y estrecharon vínculos luego de muchos años sin que un mandatario galo visitara la Argentina.

"Es el momento de profundizar nuestra relación política y fortalecer nuestra relación comercial" dijo Macri y añadió que "todos estos convenios que hemos firmado nos obligan a llevar del papel a la práctica estos compromisos".

Por su parte, Hollande alentó por su parte a realizar "esfuerzos" por los refugiados sirios, atendiendo a la comunidad siria y libanesa que existe en la Argentina.

"Hay argentinos de origen sirios y libaneses que están muy conmovidos por lo que pasa en nuestros países. Tenemos que hacer esfuerzos para que puedan instalarse esos refugiados en Jordania o Turquia en campos de refugiados para que puedan ser acogidos en países donde ya hay comunidades", dijo.

Además, destacó los resultados de la cumbre del clima que se realizó en París con un gran protagonismo argentino en la negociaciones que cerraron exitosamente.

Macri recibió a Hollande: "Es el momento de profundizar nuestra relación"

"Hemos sido capaces (Francia y Argentina) de hacer muchísimas cosas en pocas semanas en la conferencia del clima, eso muestra que cuando la comunidad internacional toma conciencia de los problemas internacionales, podemos lograr grandes avances", señaló el mandatario socialista en Casa Rosada. (Télam)

NML dijo que ya arregló los “términos económicos” de un acuerdo con el Gobierno, mientras que el Ministerio de Hacienda y Finanzas evitó confirmar la existencia del mismo y se limitó a señalar que un entendimiento de ese tipo "tiene que ser informada por el mediador", Daniel Pollack.

El fondo buitre NML dijo en una audiencia en Nueva York que ya arregló los “términos económicos” de un acuerdo con Argentina para cerrar sus reclamos.

En el Ministerio de Hacienda y Finanzas, por su parte, evitaron confirmar la existencia de un acuerdo y se limitaron a señalar que un entendimiento de ese tipo “tiene que ser informada por el mediador” del caso, el abogado neoyorquino Daniel Pollack.

“Cualquier acuerdo tiene que ser informado por el mediador”, indicaron a Télam fuentes de la cartera que conduce Alfonso Prat Gay.

Por el lado del fondo buitre, el abogado de NML, Matthew McGill, informó esta mañana en una audiencia que tuvo lugar en la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York, que la firma del Grupo Elliot alcanzó el jueves pasado un arreglo sobre los “términos económicos”.

El representante de uno de los cuatro holdouts principales que no se sumaron aún a la propuesta de pago realizada por Argentina el 5 de febrero, dijo además que sólo faltaba determinar la mecánica de pago que será implementada para concretar la oferta.
“Estamos así de cerca de un acuerdo”, afirmó McGill haciendo un gesto de corta distancia con sus dos manos frente a los jueces del tribunal de apelaciones.

Durante la audiencia, la corte del Segundo Circuito anunció además que aceptará el pedido de Argentina de dejar sin efecto las apelaciones anteriormente presentadas, lo que habilitará al juez Thomas Griesa a poner fin a la medida cautelar que impide al gobierno pagarle a los bonistas reestructurados.

Esto, no obstante, será efectivizado bajo la condición de que sea implementado un nuevo "stay" para dar así una ventana de tiempo necesaria para que si el demandante quiere presentar su apelación, pueda hacerlo. (Télam)

El Gobierno llegó a un nuevo acuerdo con otros cinco tenedores de bonos por 250 millones de dólares y 185 millones de euros, según informó el mediador del litigio con los fondos buitre, Daniel Pollack.

El gobierno argentino llegó a un nuevo acuerdo con otros cinco tenedores de bonos por 250 millones de dólares y 185 millones de euros, que equivalen a un total aproximado de 450 millones de dólares, según informó el mediador del litigio con los fondos buitre, Daniel Pollack.

Se trata de Lightwater Corp, Old Castle Holdings, VR Capital, Procella Holdings y Capital Ventures International, precisó Pollack, a través de un comunicado.

Old Castle y Lightwater fueron los primeros fondos que metieron una demanda conjunta ante el despacho del juez Thomas Griesa, luego del default en el 2002.

La suma alcanzada, en el marco de las negociaciones que Argentina lleva adelante para solucionar los reclamos de los holdouts, alcanza un total de 250 millones de dólares y 185 millones de euros, detalló el mediador.

Este principio de acuerdo, al igual que los anteriores, están sujetos a que el Congreso nacional derogue la “Ley Cerrojo” y la “Ley de Pago Soberano”, y a que el juez Griesa, levante la medida judicial que impide al país pagarle a los bonistas reestructurados.

El mediador señaló que continúa “trabajando con la República Argentina y con todos los bonistas interesados, para ayudar a alcanzar un principio de acuerdo”.

Entre los holdouts que aún no se sumaron a la oferta realizada por el país el 5 de febrero en Nueva York, se encuentran cuatro de los principales holdouts, entre ellos NML Capital y Aurelius.  (Télam)

Los gobiernos de ambos países acordaron fortalecer como condición previa la integración productiva del sector, lanzar en un mes una comisión bilateral de comercio y terminar de consensuar una oferta para el acuerdo de asociación entre el Mercosur y la Unión Europea que permita intercambiar las propuestas con ese bloque durante este semestre.

Estos temas centrales de la agenda bilateral fueron abordados esta mañana por los ministros de Producción, Francisco Cabrera, y de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior brasileño, Armando Monteiro, durante una reunión de trabajo en el Palacio de Hacienda.

"Llegamos a un acuerdo de que tenemos que tener una integración productiva que genere empleo y que miremos en el largo plazo una apertura de mercados con libre comercio", informó Cabrera en conferencia de prensa conjunta con Monteiro tras la reunión, en la que el funcionario brasileño había adelantado que propondría la liberalización total del intercambio automotor.

Al definir el "largo plazo", Cabrera rectificó tiempo por proceso y cambio de condiciones y apuntó al régimen de promoción de inversiones brasileño, que deriva en desequilibrios y desalienta la instalación de capitales en Argentina.

"Largo plazo en el sentido de que se tienen que cumplir una serie de condiciones, espero que sea lo más corto posible. Discutimos los temas que se necesitan para llegar a un libre comercio, que tienen que ver con la integración productiva, con la promoción de las inversiones que hace Brasil para las autopartes y ver cómo compatibilizamos en un régimen armonizado esta estrategia común de manera que haya equilibrios y se genere empleo en los dos países", precisó el ministro argentino.

"Si hablamos de largo plazo estaremos muertos", bromeó el brasileño y aseguró que no hay discrepancias con la visión argentina, en el sentido de "un horizonte de mediano plazo" que genere condiciones previas a la apertura total, como "integración productiva o regímenes que propicien inversiones equilibradas", pero con la "búsqueda firme" de el objetivo "más ambicioso de libre comercio".

Monteiro buscaba renegociar el actual acuerdo automotor para avanzar en un esquema de libre comercio similar al que Brasil firmó con Uruguay en diciembre, que estipula un intercambio sin aranceles para los vehículos con un porcentaje establecido de componentes nacionales.

El acuerdo vigente con Brasil, renovado en diciembre y con vencimiento a fines de junio, establece un flex que prevé un esquema en el que por cada 1,5 dólar que se importa desde Brasil, Argentina exporta por 1 dólar.

El sector automotor es uno de los más sensibles en la relación comercial bilateral con Brasil y el que más gravitó en 2015 en el retroceso de la balanza de 18,8 por ciento, con un intercambio de poco más de 23 mil millones de dólares, la mitad de lo comerciado en 2011, caída generada sobre todo por la crisis económica brasileña.

Al respecto, Cabrera aclaró que el gobierno argentino "no quiere tomar decisiones por razones coyunturales" para equilibrar la balanza sectorial sino apostar a "una sociedad de larguísimo plazo", por lo que destacó que se convino salir a la búsqueda conjunta de nuevos mercados, ya que Brasil tiene hoy una capacidad ociosa en el sector de 50 por ciento pero en Argentina, que es su gran
comprador, cayeron las exportaciones automotrices 27 por ciento.

El ministro brasileño puntualizó que los países de la Alianza del Pacífico (México, Colombia, Chile y Perú) "es una oportunidad que puede ser explorada a corto plazo en beneficio de la industria automotriz argentina y brasileña", y añadió que "uno de los objetivos de renovación del acuerdo es exactamente una estrategia de inserción conjunta en terceros mercados".

Las negociaciones del Mercosur con la Unión Europea para un acuerdo de asociación con libre comercio fue también parte de la agenda de los ministros, que se manifestaron confiados en llegar a un consenso para presentar una oferta de acceso a mercados (eliminación de aranceles) acorde a la esperada por el bloque europea.

La Unión Europea espera que el Mercosur amplíe el universo arancelario que está dispuesto a desgravar, del 85 al 90 por ciento, para acercarlo al 93 por ciento propuesto por el bloque comunitario.

"Creemos que la oferta del Mercosur puede hacer esos pequeños ajustes para alcanzar el universo de cobertura que viabilice la oferta y estamos seguros de eso, considerando que la oferta es un marco inicial de negociación", sostuvo Monteiro, aunque no fue tan enfático en su convicción de días atrás de que el intercambio de ofertas se haría en este primer trimestre.

"Vamos a poder hacer el intercambio de ofertas en la medida de lo posible, aunque si de pudiera no descartamos este trimestre", estimó, mientras que el ministro argentino destacó que se impulsará "todo lo que sea necesario" para hacer esa presentación simultánea con la Unión Europea antes de que termine junio.

Los ministros anunciaron, además, el lanzamiento para la segunda quincena de marzo en Brasilia de una comisión bilateral de comercio, que trabajará en temas generales del intercambio y será el mecanismo para que la relación comercial se fortalezca y sea fluida y permanente, según explicaron.

Por último, el ministro brasileño evaluó como "muy positivo" el Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI) implementado por Argentina en reemplazo de la Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI), contrarias a las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), y que Cabrera calificó como un mecanismo de "prohibiciones arbitrario".

Monteiro completará su agenda en Buenos Aires, tras el almuerzo que tuvo con empresarios argentinos y brasieños, con reuniones con el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y con el senador oficialista Federico Pinedo. (Télam)

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria

Could not open a directory stream for /var/www/clients/client207/web310/web/images/stories/show/