16 DE DICIEMBRE DE 2017 |
Deportes

El seleccionado "Albiceleste" venció 1 a 0 al equipo encabezado por "Tite", en la ciudad australiana de Melborune. El gol fue convertido por Gabriel Mercado, a los 44 minutos de la primera parte.

El encuentro se jugó en el estadio Melbourne Cricket Ground ante más de 95 mil espectadores y gol de la victoria fue señalado por el defensor chubutense Gabriel Mercado, actual jugador del Sevilla español, a los 44 minutos del primer tiempo, en el momento de mejor producción del equipo "albiceleste".

Con ese resultado el elenco argentino dejó sin invicto a Brasil, que había ganado los nueve partidos que jugó desde que asumió Tité como entrenador, el 20 de junio de 2016.

La victoria sirvió para comenzar con buen respaldo el ciclo del santafecino Sampaoli, quien reemplazó en el cargo a Edgardo "Patón" Bauza y tendrá la misión de clasificar a la Argentina para el Mundial de Rusia del año próximo, ya que ese es el real objetivo cuando restan cuatro fechas para concluir las Eliminatorias Sudamericanas.

Además, Argentina igualó en Melbourne el historial con Brasil, ahora con 37 triunfos para cada uno, más 25 empates luego de haberse enfrentado en 99 ocasiones.

El segundo amistoso de Argentina será el martes 13 de junio próximo ante Singapur, sin el capitán Lionel Messi, quien regresará a su país en las próximas horas.

El amistoso en Melbourne dejó claro que Argentina está en formación, pese a que los nombres son casi los mismos que en el ciclo anterior, aunque la idea claramente es otra, mucho más ofensiva, y también que el rival al que enfrentó está más armado y dio ventajas al prescindir de su estrella Neymar, de los probablemente mejores laterales del mundo, el derecho Dani Alves y el izquierdo Marcelo, más Miranda y Marquinhos.

En ese contexto, el equipo de Sampaoli tomó la iniciativa e intentó distribuir la pelota a lo ancho de la cancha con José Luis Gómez y Di María bien abiertos, y más adelantados Lucas Biglia, Ever Banega, Lionel Messi y el cordobés Paulo Dybala, con Gonzalo Higuaín como único punta definido.

La idea inicial de presionar bien arriba para recuperar rápido la pelota que mostró Argentina fue coincidente con la de Brasil, así en el inicio había pocos espacios y Messi, demasiado apretado, no podía marcar diferencias, en un punto que deberá mejorarse sí o sí para que el crack rosarino tenga mayor influencia en el equipo, tanto en el armado como en la definición de las jugadas.

La primera emoción del partido llegó del lado de Argentina a los cinco minutos con un pase entre líneas del cordobés Dybala para Di María, quien estrelló su 'zurdazo' en el palo derecho con el arquero Weverton sin poder llega a la pelota.

Brasil, con mayor precisión en los pases, y también más capacidad para triangular, comenzó a dominar de a poco y tuvo sus ocasiones, primero con un desborde de Coutinho que despejó Otamendi cuando Gabriel Jesús se relamía en el área y luego con una subida de Fagner que Paulinho remató con clase pero por encima del travesaño.

Argentina se diluía en sus buenas intenciones, reflejadas en el trato de la pelota y en la forma (siempre a ras del piso) y la presión alta, pero dejaba espacios atrás y así Brasil tuvo otra ocasión clara con un desborde de William (le ganó la espalda al debutante José Luis Gómez) que no fue gol por poco, ya que llegó justo Biglia para salvar cuando se disponía a anotar Coutinho, quien favoreció el cierre porque demoró el remate.

Así, con Brasil consolidado en su funcionamiento y Argentina con el suyo en construcción, el partido se emparejó hacia el final de la etapa y a los 38 minutos un remate de Di María que Weverton desvió con esfuerzo al tiro de esquina fue la segunda llegada argentina, que repitió a los 42 minutos con otro desborde del ex jugador de Rosario Central que definió Dybala con un 'zurdazo' medido que pasó cerca del ángulo superior derecho cuando no llegaba el arquero brasileño.

El gol de Argentina se produjo sobre el final, a los 44 minutos, con un centro desde la izquierda de Di María que encontró a Otamendi, cuyo cabezazo dio en el palo y Mercado, solo debajo del arco, anotó el primer gol en la era Sampaoli.

En el segundo tiempo, Argentina descansó en la ventaja y armó una línea de cuatro con el ingreso de otro debutante, Nicolás Tagliafico (se integró a Mercado, Maidana y Otamendi, que en la etapa inicial habían jugado con tres en el fondo) y también ingresó el tucumano Joaquín Correa, el ex jugador de Estudiantes de La Plata que fue dirigido por Sampaoli en el Sevilla.

La decisión de Sampaoli fue fuerte, ya que decidió jugar sin delanteros cuando sacó de la cancha a los dos atacantes de la Juventus, Higuaín y Dybala, dejó al equipo a expensas de lo que pueda hacer Messi y el siempre inquieto Di María.

Un remate débil de Correa fue la aproximación más clara de Argentina, que quedó a merced de un Brasil que creció de la mano de Willian y Paulinho, y tuvo tres chances clarísimas para igualar, la última increíble con una acción en la que le pelota pegó dos veces en los palos.

Un error en la salida tras un mal pase de Tagliafico, derivó en Gabriel Jesús en una jugada que no fue gol por poco y un remate de Coutinho fue conjurado por Sergio Romero, cuya figura crecía y crecía.

La más clara fue con un mano a mano de Jesús, quien eludió a Romero y su remate dio en el palo derecho, la pelota derivó en Willian y el suyo dio en el poste izquierdo, hasta que Biglia tomó la pelota y la sacó de la cancha para superar ese momento en que la suerte se alió de los argentinos.

Argentina, ya sin elaboración ni apetito ofensivo, soportó el asedio brasileño hasta el final con la firmeza de "Chiquito" Romero, en una buena señal, mientras que en lo negativo fue que jamás encontró la forma de que Messi se sintiera cómodo y así el crack del Barcelona influyó poco y nada.

El final desató el festejo medido de Argentina, en un partido en el que tuvo como saldo favorable que se le ganó a Brasil, lo que no es poco, aunque quedó claramente expuesto que no siempre podrá sostenerse en Romero y la ayuda de los palos, en un ciclo de Sampaoli que apunta a mantener al equipo en los primeros planos del fútbol mundial.

En el próximo compromiso ante Singapur no estarán Messi, Otamendi y el inexpresivo "Pipita" Higuaín, y habrá que ver si de una vez por todas puede jugar Mauro Icardi, el capitán del Inter de Italia que fue relegado una y otra vez, pero al que Sampaoli citó para que aporte su capacidad en el ataque, una de las grandes falencias del equipo.

Fuente: Télam

El Gobierno nombró a Javier Esteban Figueroa, Manuel José Balaguer Salas, Hugo Javier Gobbi y Fernando Ramón de Martini al frente de esas representaciones diplomáticas.

Hugo Javier Gobbi, actual titular de la Dirección de Asuntos Económicos Multilaterales y G-20 de la Cancillería, quien pasará a ocupar la representación diplomática en Canberra, de acuerdo a lo dispuesto por el decreto 2490/2015.

Gobbi reemplazará en el cargo a Pedro Raúl Villagra Delgado, quien era embajador en ese país de Oceanía desde 2005 y regresará al país por orden del decreto 2489/2015.

En tanto, mediante el decreto 2491/2015 se dispuso el traslado a la Argentina de la actual embajadora en Malasia, María Isabel Rendón, quien se encontraba en Kuala Lumpur desde 2009, y a través del decreto 2492/2015 se eligió para sucederla a Manuel José Balaguer Salas, jefe de Gabinete de la Subsecretaría de Política Exterior del Palacio San Martín.

En otro decreto también publicado este lunes, el 2493/2015, el gobierno saliente designó a Javier Esteban Figueroa como nuevo embajador en Cuba, en reemplazo de Juliana Isabel Marino.

El nuevo representante diplomático en La Habana se venía desempeñando hasta ahora como subsecretario de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur.

Finalmente, a través del decreto 2548/2015 se nombró embajador ante los Emiratos Árabes Unidos a Fernando Ramón de Martini, actualmente al frente de la Sección Económica y de Promoción Comercial en la embajada en Venezuela, en reemplazo de Rubén Eduardo Caro.

Estos nombramientos, firmados por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el canciller Héctor Timerman, se suman a otras decenas de designaciones similares adoptadas por el actual gobierno para renovar las representaciones diplomáticas argentinas en distintas partes del mundo.

En un partido muy disputado, los wallabies aprovecharon errores de los argentinos, explotaron virtudes propias y dominaron juego y tanteador. Fue 29 a 15 para los de Oceanía.

El seleccionado argentino de rugby, Los Pumas, perdieron ayer domingo por la tarde con Australia 29-15 al cabo de una tremenda batalla en el estadio de Twickeham, en Londres, por las semifinales del Mundial Inglaterra 2015.

El conjunto dirigido por Daniel Hourcade marcó sus puntos con cinco penales del apertura tucumano Nicolás Sánchez, tres en el primer tiempo y dos en el segundo y que le alcanzó para ubicarse como el goleador del Mundial con 89 tantos.

Producto de la fiereza del partido, Los Pumas perdieron tres jugadores por lesión: el wing Juan Imhoff, el capitán Agustín Creevy y el centro Juan Martín Hernández. Además, jugaron en la parte inicial un lapso de diez minutos en inferioridad numérica por la amonestación del segunda línea Tomás Lavanini, responsable de un tackle alto según una polémica decisión del árbitro inglés Wayne Barnes.

Como ocurrió en el Mundial de Francia 2007, los argentinos jugarán por el tercer puesto pero esta vez ante los Springboks de Sudáfrica, que el sábado fueron eliminados por los All Blacks de Nueva Zelanda, defensores del título. El partido por el tercer puesto será el viernes a las 17 en el estadio olímpico Queen Elizabeth, en Londres.

La final se jugará un día después, a las 13 en Twickenham, donde Australia y Nueva Zelanda buscarán su tercer título para quedar como el seleccionado más ganador en la historia de la copa del Mundo.

El encuentro de hoy en la 'Catedral' de rugby inglés fue presenciado por 80.025 espectadores y contó con la presencia de Diego Armando Maradona.

El primer tiempo fue totalmente favorable para los australianos, que en los primeros diez minutos lograron un parcial de 14 a 0, con dos tries conquistados por Rob Simmons y Adam Ashley-Cooper, ambos convertidos por Bernard Foley.

Los Pumas cometieron errores en defensa y acusaron recibo de la contundencia de los Wallabies, que en lo sucesivo y especialmente en el segundo tiempo, mantuvieron la ventaja en el marcador con una defensa granítica.

Pese descontar con tres penales de Sánchez para dejar el resultado parcial en 19-9, al equipo de Hourcade se le hizo imposible alcanzar al rival en el marcador ante la ausencia de precisión para capitalizar algunas de las acciones de try que dispuso en el partido.

En suma, las desconcentraciones defensivas puntuales y la falta de claridad ofensiva, creciente en igual proporción al desgaste físico, resultaron una combinación falta para Argentina, que de todos modos entregaron una actuación meritoria.

Australia marcó cuatro tries y mantuvo su nivel de juego defensivo sin fisuras en el segundo tiempo cuando Los Pumas quedaron a siete puntos (19-12) de igualar el score. De esta manera, mantuvo su ingoal invicto y consiguió su tercera victoria mundialista ante Los Pumas en igual cantidad de partidos disputados.

Las dos anteriores ganadas por los 'Wallabies' fueron por 32-19 en Llanelli (Gales) en 1991 y 24-8 en Sydney (Australia) en 2003, ambos por fase de grupos.

El historial general entre ambos seleccionados tiene saldo favorable para Australia con 19 victorias contra cinco de Argentina y un empate en 25 encuentros.

Los 'Wallabies', invictos en el torneo al igual que el restante finalista, llegarán a la instancia decisiva con la confianza de haberle ganado este año a los All Blacks (27-19) en la final del Rugby Campionship. Del mismo modo Los Pumas, que en el mismo torneo, lograron en su primera victoria ante los Springboks (37-25) en Durban, en agosto pasado.

= Síntesis =
Argentina: Joaquín Tuculet; Juan Imhoff, Marcelo Bosch, Juan Martín Hernández y Santiago Cordero; Nicolás Sánchez y Martín Landajo; Leonardo Senatore, Pablo Matera y Juan Fernández Lobbe; Tomás Lavanini y Guido Petti; Ramiro Herrera, Agustín Creevy (capitán) y Marcos Ayerza. Entrenador: Daniel Hourcade.

Ingresaron en el primer tiempo: 17m. Lucas González Amorosino por Imhoff y 30m. Julián Montoya por Creevy. En el segundo tiempo: 3m. Jerónimo De la Fuente por Hernández, 8m. Facundo Isa por Senatore, 15m. Tomás Cubelli por Landajo, 17m. Matías Alemanno por Petti, 20m. Lucas Noguera Paz por Ayerza y Juan Figallo por Herrera.

Australia: Israel Folau; Adam Ashley-Cooper, Tevita Kuridrani, Matt Giteau y Drew Mitchell; Bernard Foley y Will Genia; David Pocock, Michael Hooper y Scott Fardy; Rob Simmons, y Kane Douglas; Sekope Kepu, Stephen Moore (capitán) y James Slipper. Entrenador: Michael Cheika
Ingresaron en el segundo tiempo: 7m. Kurtley Beale por Giteau, 12m. Toby Smith por Slipper y Greg Holmes por Kepu, 19m. Tatafu Polota Nau por Moore, 24m. Matt Toomua por Folau, 26m. Nick Phipps por Genia y Dean Mumm por Simmons y 30m. Ben McCalman por Fardy.

Tantos en el primer tiempo: 1m. try Simmons convertido por Foley (AU), 6m. penal Sánchez (A), 9m. try Ashley-Cooper convertido por Foley (AU), 23m. penal Sánchez (A), 31m. try Ashley- Cooper (AU) y 36m. penal Sánchez (A).
Resultado parcial: Argentina 9-Australia 19.

Tantos en el segundo tiempo: 4m. penal Sánchez (A), 7m. penal Foley (AU), 14m. penal Sánchez (A) y 31m. try Ashley-Cooper convertido por Foley (AU).

Resultado final: Argentina 15-Australia 29.

Amonestados en el primer tiempo: 25m. Lavanini (A).
Arbitro: Wayne Barnes (Inglaterra).

Asistentes: Jaco Peyper (Sudáfrica) y George Glancy (Irlanda).
Estadio: Twickenham (Londres).

Público: 80.025 espectadores.

La presentación de una denuncia penal por posible fraude cometido en contra del Estado Nacional durante la administración por parte de privados de las empresas Aerolíneas y Austral será anunciada hoy por el fiscal a cargo de Procelac, Carlos Gonella, la procuradora del Tesoro, Angelina Abbona.

El fiscal general a cargo de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), Carlos Gonella, junto a la procuradora del Tesoro de la Nación, Angelina Abbona, anuncian, hoy lunes 14 de setiembre, a las 11:00, en el auditorio de la Procuración General de la Nación (J.D Perón 667, PB, CABA), la presentación ante la prensa de una denuncia penal por posible fraude cometido en contra del Estado Nacional durante la administración por parte de privados de las empresas Aerolíneas y Austral.

La investigación preliminar desarrollada por la PROCELAC se inició a partir de una denuncia interpuesta por la Procuración del Tesoro de la Nación.

Página 1 de 5

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria