17 DE DICIEMBRE DE 2017 |

Opinión: "Los riesgos de seguir tomando deuda"

Martes, 14 Marzo 2017 18:32

Buenos Aires, martes, 14 de marzo - A partir del año 2016 la nueva administración contrajo cerca de cuarenta mil millones de dólares de deuda a nivel nacional y varias provincias imitaron esa conducta. Un gran porcentaje de ese endeudamiento fue para cerrar el conflicto con los holdouts y salir definitivamente del default, pero el resto fue para financiar el déficit fiscal y recomponer las menguadas reservas del Banco Central.

Por Federico De Cristo (profesor de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad Austral)

De seguir con este ritmo de endeudamiento para financiar el exceso de gasto público, Argentina corre el riesgo de deteriorar sus indicadores de deuda y generar desconfianza en los inversores. Esta desconfianza o mayor percepción de riesgo de default puede llevar a un aumento del costo de la deuda y a menor disponibilidad de financiamiento, lo que podría exponer al país a una crisis de balanza de pagos que resultaría en devaluación, inflación, caída de actividad y aumento del desempleo.

Los países emergentes tienen diferencias considerables respecto de los países desarrollados y una de ellas es que las monedas de los primeros no suelen ser aceptadas para pagos internacionales. Si un país emergente necesita cubrir pagos regulares de importaciones, intereses, dividendos o transferencias, debe hacerlo con divisas. Usualmente, la principal fuente de divisas son las exportaciones del país. Un país con esta característica contaría con superávit en la cuenta corriente de la balanza de pagos.

En forma extraordinaria, un país emergente puede recurrir al endeudamiento externo para hacerse con las divisas necesarias, pero ello genera la obligación de devolver el capital y de pagar regularmente el interés. Además, en algún momento esto haría necesario aumentar las exportaciones o disminuir las importaciones para cumplir con esos pagos. También en forma extraordinaria un país puede recurrir a altas tasas de interés que atraigan capitales internacionales especulativos de corto plazo que produzcan un ingreso de divisas, o a abrir oportunidades de negocios rentables para atraer inversión extranjera directa. Un país que recurra a estas vías podría tener déficit en su cuenta corriente, que sería financiado con el ingreso de divisas por la cuenta capital y financiera.

Si bien lo expuesto es válido para todos los países, los emergentes suelen tener algunas características peculiares que los diferencian de los desarrollados. Por un lado, los emergentes suelen preferir administrar sus tipos de cambio y evitar abruptas oscilaciones para no generar pánico o inestabilidad financiera. Este fenómeno es llamado "miedo a flotar" y suele estar acompañado por un contexto de mercado de capitales limitado, con ahorro insuficiente para financiar el déficit fiscal y con crédito a plazos menores a los requeridos para la inversión, y que suele financiar al consumo. El endeudamiento externo se presenta como la solución para acceder a montos, plazos y tasas más convenientes para financiar la inversión o el gasto público. Sin embargo, la acumulación de deuda en dólares, fenómeno denominado "el pecado capital de los pa&iacut e;ses emergentes", puede generar una crisis profunda en caso de devaluación, ya que en esa situación el peso de la deuda crecería de golpe. Como consecuencia, se acentúa el miedo a flotar y la administración del tipo de cambio.

En un contexto de endeudamiento en dólares, el miedo a flotar aumenta la dependencia del ingreso de divisas o capitales financieros del exterior para financiar un déficit en cuenta corriente, y expone a un fenómeno denominado parada súbita o "sudden stop", donde la creciente desconfianza en la capacidad de repago del país que se endeuda o recibe los capitales del exterior hace que se corte el crédito externo. El país no puede seguir endeudándose en el exterior y no tiene recursos para afrontar los vencimientos de deuda.

Este cierre de los mercados externos puede generar una crisis de balanza de pagos donde se produce una fuerte salida de capitales de inversores que buscan comprar divisas antes de que la devaluación quite valor a sus inversiones, lo que pone en jaque las reservas del Banco Central y lo lleva a devaluar. El pánico aumenta el salto cambiario, que genera una ola de quiebras por la acumulación de deuda en dólares, impago de compromisos públicos por falta de divisas, aumento de precios, caída del poder adquisitivo del salario, de la demanda y de la actividad, con notable crecimiento del desempleo.

Estas crisis desordenadas son el típico fin de ciclo argentino. Aún estamos a tiempo de evitarlo, ya que el nivel de endeudamiento todavía es moderado. Sin embargo, prolongar el déficit fiscal financiado con deuda externa nos puede volver a llevar a un desenlace no deseado.

Sobre la Universidad Austral: Con sede en la Ciudad de Buenos Aires, Pilar y Rosario, es una institución de educación superior creada por la Asociación Civil de Estudios Superiores -ACES-, entidad civil sin fines de lucro, con personería jurídica e inscripta en el Registro Nacional de Entidades de Bien Público. Destacada como la mejor universidad privada de Argentina según el Ránking QS de América Latina, la Universidad Austral promueve la investigación, imparte ensenanza de grado y postgrado, realiza programas de extensión, y brinda atención sanitaria desde su Hospital Universitario. Está constituida por las Facultad es de Ciencias Biomédicas; Ciencias Empresariales; Comunicación; Derecho; Ingeniería; Hospital Universitario Austral; Parque Austral; IAE Business School; Escuela de Educación; Escuela de Política, Gobierno y Relaciones Internacionales; Instituto de Ciencias para la Familia; Instituto de Filosofía.

compartir

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria