18 DE AGOSTO DE 2017 |
Espectáculos

Figura de emblemática y larga trayectoria en la radio, el teatro, el cine y la televisión, de la décadas del 50, 60 y 70, dirigida por cineastas como Leopoldo Torre Nilsson, Mario Soffici y Leonardo Favio, murió ayer domingo a los 78 años.

La actriz Elsa Daniel (pseudónimo de Elsa Nilda Gómez), figura de emblemática y larga trayectoria en la radio, el teatro, el cine y la televisión, de la décadas del 50, 60 y 70, dirigida por cineastas como Leopoldo Torre Nilsson, Mario Soffici y Leonardo Favio, murió el domingo a los 78 años, tras una serie de complicaciones de salud.

Nacida en San Lorenzo, Santa Fe, el 28 septiembre de 1938, fue ganadora del primer premio del concurso organizado por el dentífrico Colgate y Salvador Salías, en Radio El Mundo para elegir “Miss Sonrisa 1953”, y un año más tarde debutó en el filme “El abuelo”, de Román Viñoly Barreto, lo que le valió el reconocimiento de mejor revelación femenina según la Asociación de Cronistas Cinematográficos.

En la segunda mitad de la década del 50, formó parte, con Gilda Lousek y Graciela Borges, del grupo de actrices que la prensa especializada bautizó como “las ingenuas”.

De inmediato trabajó en algunos filmes de mayor compromiso, como “Vida nocturna” (1955), de Leo Fleider y “El juramento de Lagardere” (1956), de León Klimovsky, hasta que Leopoldo Torre Nilsson la eligió para “Graciela” (1956), junto al actor chileno Lautaro Murúa, y un año después, con el mismo cineasta y actor, fue el personaje femenino central de “La casa del ángel”.

La personificación de Ana Casco le valdría una mención en el Festival de Cannes de 1957, y un año más tarde, por su trabajo en “Un centavo de mujer”, de Román Viñoly Barreto, habría de recibir el lauro como mejor actriz entregado por el Instituto Nacional de Cinematografía, a la que siguió “Isla brava” (1958), de Mario Soffici.

En 1959, “La caída”, de Torre Nilsson la presentó encarnando con precisión y sugestión a la Albertina imaginada por Beatriz Guido, al año siguiente apareció en “Luna Park”, de Ruben W. Cavalloti y finalmente en 1961 en “La mano en la trampa”, nuevamente a las órdenes de Torre Nilsson, labor premiada -por la Fiap- en Cannes.

A estas obras siguieron “La novia” (1961), de Ernesto Arancibia, “Las furias” (1962), de Viasta Lah, como hija del papel interpretado por Mecha Ortiz, “Los inconstantes” (1963), de Rodolfo Kuhn, “La cigarra no es un bicho” (1963), de Daniel Tinayre, “Un momento muy largo” (1964), de Piero Vivarelli; “Cosquín, amor y folklore” (1965), de Delfor M. Becaglia y “Viaje de una noche de verano” (1965), de varios directores.

En 1967, Leonardo Favio la convocó para ser una de las dos protagonistas femeninas de “Este es el romance del Aniceto y la Francisca, de cómo su amor quedó trunco, comenzó la tristeza y algunas pocas cosas mas”, donde encarnó a una sufrida muchachita provinciana, que le valió un nuevo premio de la Asociación de Cronistas, esta vez como mejor actriz.

Fuente: Télam

El artista falleció el miércoles, a los 98 años. Tras ser velados en el Teatro Colón, sus restos fueron inhumados en una emotiva ceremonia encabezada por su hija Silvia y sus nietos Gabriel Mores y Mariana Fabbiani.

Los restos del músico y compositor Mariano Mores, quien falleció este miércoles a la madrugada a los 98 años, fueron inhumados en el Cementerio de Olivos, en una emotiva ceremonia encabezada por su hija Silvia, su nuera Claudia y sus nietos Gabriel y la conductora televisiva Mariana Fabbiani.

El cuerpo del talentoso pianista fue depositado en una bóveda perteneciente a la familia, donde también descansan los restos de su esposa Myrna y su hijo Nito.

Mores fue trasladado poco antes del mediodía, luego de haber sido velado desde este miércoles a las 15 hasta la medianoche en el Teatro Colón, en una despedida por la que desfilaron personalidades del mundo del espectáculo y la política.

En tanto, ya existe un proyecto en la Legislatura bonaerense para que el popular músico sea declarado “Ciudadano ilustre”, que fue presentado por el diputado del Frente Renovador Javier Faroni.

Inhumaron los restos de Mariano Mores en el cementerio de Olivos

También propuso declarar "Patrimonio Cultural” provincial el chalet marplatense "Ave María", donde Mores vivió casi 30 años.

Tanto en las redes sociales como en el velorio de este miércoles, personalidades de distintos ámbitos de la vida pública recordaron a Mores y manifestaron su dolor por la muerte del músico.

El pianista, compositor y orquestador dejó un gran legado artístico con clásicos de la música popular argentina como “Uno”, “Cafetín de Buenos Aires”, “Taquito militar”, “Adiós pampa mía” y “El firulete”, entre otros.

Sus composiciones, ricas tanto en el aspecto armónico como en el melódico, contaron con la pluma de los más grandes poetas del tango, como Enrique Santos Discépolo y Homero Manzi, entre otros. (Télam)

Padecía una dolencia cardíaca que se había agravado en las últimas dos semanas, y estaba internado en el sanatorio Otamendi de la Ciudad de Buenos Aires, le confirmaron sus allegados a Télam.

El economista y ex ministro de Economía falleció a los 88 años, según confirmaron a Télam algunos de sus allegados que habían trabajado con él en el Grupo Fénix.

Se recibió de Contador público en la Universidad de Buenos Aires (UBA) e integró el llamado Grupo Fénix, creado en el 2000 por economistas para diseñar un modelo económico alternativo a las políticas neoliberales.

Se desempeñó también en el ámbito académico como secretario ejecutivo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso), y en 1996 recibió el Premio Konex de Platino por su trayectoria en análisis económico aplicado.

Ferrer ocupó distintos cargos en la función pública nacional y de la provincia de Buenos Aires, y durante las presidencias de facto de Roberto Marcelo Levingston y Alejandro Agustín Lanusse (1970-1971) ocupó el Ministerio de Economía y Hacienda.

Durante la presidencia de Raúl Alfonsín fue titular del Banco de la Provincia de Buenos Aires entre 1983 y 1987, y con Fernando de la Rúa presidió la Comisión Nacional de Energía Atómica (1999-2001).

Durante la administración kirchnerista fue embajador en Francia y director de Enarsa.

A los 89 años de edad, en una clinica porteña donde fue internado al agravarse su estado de salud, que era delicado luego de sufrir un ACV en 2008.

Carrizo, cuyo nombre real era Antonio Carrozzi, había nacido en General Villegas, provincia de Buenos Aires en 1926 y es un legendario periodista, locutor, animador y escritor -quien en sus ratos libres se dedicaba además a ser árbitro de fútbol-, creador de éxitos de la radio como el legendario "La vida y el canto". (Télam)

Página 1 de 4

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria

Could not open a directory stream for /var/www/clients/client207/web310/web/images/stories/show/