28 DE ABRIL DE 2017 |
Política

El gobierno argentino repudió hoy el "atroz y brutal" asesinato de más de un centenar de personas perpetrado el pasado fin de semana por el autodenominado Estado Islámico (EL) en la ciudad siria de Deir ez-Zor, así como el secuestro de centenares de civiles.

Así lo hizo la Cancillería a través de un comunicado, luego de los sucesos informados días atrás por el gobierno de Damasco y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Según la información, en sólo un día la milicia radical Estado Islámico irrumpió en la ciudad de Deir el Ezzor, en el este de Siria, mató a 280 personas, secuestró a otros 400 civiles y se las llevó a la ciudad vecina de Al Raqa, su principal bastión en ese país desde hace casi dos años.

En el texto difundido esta mañana por el Ministerio de Relaciones Exteriores, el Ejecutivo argentino expresa su más "enérgica condena" a este "violento accionar", y reitera su "firme compromiso con la paz y con la lucha contra el terrorismo en todas sus formas".

Asimismo, "el gobierno argentino transmite sus condolencias a los familiares de las víctimas, y se solidariza con el sufrimiento del pueblo sirio, rehén de la violencia que asola a ese país".

"Argentina está firmemente convencida de que el diálogo político entre las partes constituye el legítimo camino para alcanzar la paz y evitar más violencia, todo ello en el marco del pleno respeto al derecho internacional, incluidos el derecho internacional humanitario, el derecho internacional de los derechos humanos y el derecho internacional de los refugiados", concluye.

El control de la inflación, el desarrollo del sistema financiero local y la promoción de instrumentos de ahorro en moneda nacional, junto con el logro de una mayor bancarización de la población y la consolidación de los medios de pagos electrónicos, son los principales objetivos fijados por el Banco Central de la República Argentina para el 2016 en su programa monetario.

A partir de la premisa fundamental de "velar por la estabilidad monetaria de la economía argentina", tal como estipula su Carta Orgánica, la entidad que preside Federico Sturzenegger sostuvo que ese objetivo "implica priorizar, en el contexto actual, la disminución de la tasa de variación de los precios domésticos, hasta niveles semejantes a los que hoy en día experimentan las economías emergentes que manejan su política monetaria con sistemas de metas de inflación".

Al respecto, el BCRA indicó que un sistema con metas de inflación con tipo de cambio flotante "será el norte de la política monetaria en nuestro país".

La entidad reiteró que se propone "decididamente reducir la tasa de expansión de la cantidad de dinero en forma significativa".
A tono con los nuevos paradigmas que rigen la conducción del país tras la asunción de Mauricio Macri como jefe de Estado, la conducción del Banco Central como "prioridad absoluta" procura obtener, "en un plazo razonable, una moneda con poder de compra estable", que "implicará dejar de lado objetivos que han sido característicos del manejo monetario del país, enfocado tradicionalmente en el valor externo de la moneda, es decir, en el tipo de cambio".

"El Banco Central considera que para obtener un gradual descenso en la tasa de inflación es imprescindible la flotación cambiaria, lo cual permite además comenzar a disociar las dinámicas de precios domésticos respecto de la evolución del tipo de cambio", sostiene la entidad monetaria como uno de sus principales lineamientos generales.

Estos lineamientos fueron explicitados a través de la publicación de los "Objetivos y planes respecto del desarrollo de la política monetaria, cambiaria, financiera y crediticia para el año 2016", documento que hasta la última reforma de la Carta Orgánica del Banco Central se daba a conocer bajo el título de "Programa Monetario".

Tras subrayar la "gradual pérdida de foco del Banco en las funciones descriptas por su Carta Orgánica" que derivó en el "deterioro macroeconómico argentino en los años previos a 2015", las nuevas autoridades señalaron que el BCRA tiene ahora "un rol significativo en la normalización de la situación macroeconómica".

El documento señala que el BCRA " ya comenzó a tomar sus decisiones de política monetaria con un foco en el descenso de la tasa de inflación" desde el 10 de diciembre, en un período que la entidad calificó de "normalización posterior a la unificación cambiaria".

Tras asegurar que el combate a la inflación "seguirá siendo su política en los primeros meses de 2016", el Banco Central consideró que "la anunciada publicación de un nuevo índice de precios en 2016 permitirá hacer más explícitas las pautas de inflación" de la entidad.

El BCRA anunció que se valdrá de las tasas de interés de sus propios títulos y de los pases pasivos como instrumentos fundamentales de regulación monetaria, y también adelantó que determinará la evolución de los agregados monetarios que "considere consistentes con el comportamiento pretendido de los precios domésticos".

Otra de las prioridades será "asegurar la estabilidad y crecimiento del sector financiero" a través del desarrollo del sistema financiero local, y la promoción de instrumentos de ahorro en moneda nacional.

"Estas medidas permitirán darle mayor solidez al sistema crediticio, canal por el que se potenciará el desarrollo productivo, y se buscará ampliar la oferta de crédito hipotecario a tasas y plazos más accesibles para toda la población", señaló la entidad.

El tercer pilar del programa monetario será fomentar la bancarización con el fin de "facilitar la función del dinero como medio de pago", para lo que promoverá la "utilización masiva" de medios de pago informáticos.

"Facilitar su acceso a toda la población equivale a obstaculizar el crimen organizado, el narcotráfico y el lavado de dinero", subrayó.

Enfatizan además, que la bancarización contribuye a la "formalización de la economía" y a "cargas tributarias más parejas y más moderadas". (Télam)

El futuro embajador argentino ante los Estados Unidos, Martín Lousteau, aseguró que el gobierno de Mauricio Macri aspira a tener “relaciones maduras” con Washington, y señaló que el vínculo entre ambos países debe basarse en “la confianza y la previsibilidad”.

“Aspiramos a tener una relación madura con Estados Unidos que se manejó con desidia y a veces en franca confrontación. El vínculo debe basarse en la confianza. No Tenemos que caer en las subyugación de los años '90 y la confrontación actual”, afirmó Lousteau en declaraciones a la señal televisiva TN.

El ex ministro de Economía del primer gobierno de Cristina Fernández de Kirchner aseguró que además de la relación con los fondos buitre existen “otros temas en los cuales se deben avanzar”.

“La relación con los fondos buitre no es el único tema que hay en la relación con Estados Unidos. No sé el encargo de ese tema porque hay un gabinete económico que se debe encargar de eso. Tenemos también que trabajar en ciencia y tecnología, educación y otros temas como el narcotráfico”, apuntó el economista.

En cuanto a la política exterior que desarrollará la designada canciller de Macri, Susana Malcorra, observó que el país “debe dejar de lado las dicotomías” con el mundo y “avanzar en las oportunidades que se presenten” con distintos países.

“Durante estos 12 años tuvimos relaciones malas con muchos países y buenas con pocos. Como dijo nuestra futura canciller, debemos dejar atrás las dicotomías y avanzar en las oportunidades que nos presente el mundo”, fundamentó.

En las pasadas elecciones porteñas, Lousteau fue candidato a jefe de Gobierno por ECO, y perdió en el balotaje ante Horacio Rodríguez Larreta, postulante del PRO, la fuerza política que conduce Macri.

Sin embargo, aseveró que la función que cumplirá en la administración nacional que se iniciará a partir del 10 de diciembre seguirá al frente de ECO en la Ciudad.

“Tenemos diferencias con el PRO en diversos temas, como por ejemplo en el manejo de la salud pública. Voy a seguir al frente de ECO. Pero más allá de las diferencias, podemos trabajar por el país. Eso es lo que me trasmitió el presidente (electo) al ofrecerme este cargo y estoy convencido de ello”, subrayó. (Télam)

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, rechazó la propuesta del mandatario electo de Argentina, Mauricio Macri, de suspender a Venezuela del Mercosur apelando a la cláusula democrática.

"La cláusula democrática integra el Mercosur, pero para usarla no puede basarse en hipótesis", dijo la mandataria brasileña en París, donde participa de la cumbre sobre el clima de la ONU.

Rousseff dijo que para suspender a Venezuela del Mercosur debe haber "un hecho determinado".

"El Mercosur siempre contó con esa cláusula, pero se necesita un hecho determinado. No es genérica", subrayó en declaraciones que recoge la agencia oficial de noticias ABR.

Rousseff habló del asunto al ser consultada sobre la iniciativa que pretende llevar adelante el presidente electo argentino, cuyo primer viaje internacional oficial, según trascendió, será justamente a Brasil.

La mandataria citó como ejemplo la única vez que el bloque formado además por Paraguay y Uruguay invocó dicha cláusula, en 2012, cuando Paraguay fue suspendido a raíz de la destitución del ex presidente Fernando Lugo, considerada como un golpe legislativo por los países sudamericanos.

La cláusula democrática del Mercosur contempla desde la aplicación de sanciones comerciales hasta la suspensión de un país, en caso de que sus socios lleguen por consenso a la conclusión de que se quebró el orden democrático.

Según trascendidos, Paraguay sería el único país en acompañar la iniciativa de Macri. (Télam)

Página 10 de 78

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria

Could not open a directory stream for /var/www/clients/client207/web310/web/images/stories/show/