28 DE MARZO DE 2017 |
Política

La moción de censura pesaba sobre el país desde el 2013. En la reunión de directorio en Washington, el organismo trató el caso argentino.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) levantó la moción de censura que pesaba sobre el país desde el 2013, cuando decidió sancionar a la Argentina debido que consideró que hubo manipulación en las estadísticas del Indec.

En un comunicado distribuido ayer a la tarde tras la reunión de directorio celebrada en Washington, en la que se trató el caso argentino, el organismo determinó que el país "actualmente brinda al FMI información sobre el IPC y el PIB de manera acorde con las obligaciones que contempla el Convenio Constitutivo del FMI".

"El Directorio Ejecutivo también adoptó una decisión por medio de la cual levanta la declaración de censura y la expresión de preocupación", subrayó el parte de prensa, dos sanciones que recibió la Argentina a partir de los cambios implementados en las estadísticas del Indec durante las presidencias de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner.

"Los directores ejecutivos elogiaron la determinación de las autoridades por abordar las limitaciones metodológicas del IPC y el importante progreso realizado con las acciones específicas relativas a los datos sobre la inflación", agregó el organismo multilateral.

En este sentido, la directora gerente del Fondo, Christine Lagarde, consideró que “la decisión adoptada hoy por el Directorio del FMI de levantar la declaración de censura es testimonio de los extraordinarios esfuerzos desplegados por el nuevo gobierno argentino para fortalecer el organismo encargado de las estadísticas nacionales y producir datos fiables y fidedignos".

Por lo que, agregó, "desearía felicitar a las autoridades por su vocación de transparencia y su determinación de mejorar la exactitud de los datos oficiales en un plazo tan breve”.

La historia sobre la moción de censura se retrotrae a julio de 2011, cuando se determinó que Argentina incumplía las obligaciones que le impone el Artículo VIII el estatuto del Fondo, Sección 5, "debido a imprecisiones en el suministro de datos sobre el IPC y el PIB", sostuvo en su momento el organismo, luego de que consignará en los informes semestrales de perspectivas económicas mundiales, las dificultades que tenía para encontrar los datos de las estadísticas argentinas, desde el 2006.

Luego, "debido a que Argentina no remedió esas imprecisiones" el directorio del FMI "dio a conocer una expresión de preocupación y una declaración de censura el 17 de septiembre de 2012".

Durante la administración de Cristina Fernández de Kirchner se realizaron cambios para recomponer la relación con el FMI, pero el organismo consideró que las irregularidades no fueron debidamente contempladas, por lo que 1 de febrero de 2013 se pronunció con una "moción de censura" contra el país.

A partir de diciembre de 2015, con la asunción de Mauricio Macri como presidente, una de las primeras medidas adoptadas fue remover la cúpula del Indec, y adoptar medidas para regularizar las medición de los índice de precios y de PBI, entre los primeros.

Luego, el gobierno argentino solicitó que al organismo que levante la moción de censura y en julio pasado las autoridades del Fondo determinaron la existencia de "progresos" y elogiaron las nuevas medidas tomadas por Macri, aunque sin revisar la moción de censura.

En septiembre pasado una misión del Fondo Monetario visitó la Argentina y se detectaron mayores progresos, que fueron puestos de manifiesto durante las última Asamblea Anual conjunta del FMI y el Banco Mundial, celebrada en Washington en octubre último.

Esos progresos fueron redactados en el informe bajo el Artículo IV que preparó el staff y que el Fondo también debatió hoy, cuyos resultados se conocerán de manera pública mañana, según indicaron hoy desde el organismo multilateral.

El informe realizado bajo el Artículo IV traza un análisis de la situación macroeconómica general y recoge testimonios sectoriales de la Argentina, luego de haberse sometido a la mencionada revisión, a la que anualmente se someten todos los países miembro del Fondo. En Argentina, esa revisión no se realizaba desde hace 10 años.

Fuente: Télam

Lo analizará este miércoles en la reunión de directorio en la que la titular del organismo, Chistine Lagarde, presentará formalmente el informe con los resultados de la misión que visitó la Argentina.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) analizará este miércoles el caso argentino en la reunión de directorio en la que la titular del organismo, Chistine Lagarde, presentará formalmente el informe con los resultados de la misión que visitó la Argentina bajo el artículo IV en septiembre último.

Ese relevamiento fue el primero que realizó el FMI en el país en años, luego de que en el 2005 el entonces presidente Néstor Kirchner saldara la totalidad de la deuda de la Argentina con el organismo de crédito.

Así lo confirmó la entidad en su página web, que fijó como fecha del calendario el 9 de noviembre -el día después de las elecciones en Estados Unidos- para el tratamiento del caso argentino, en línea con lo anunciado por las autoridades del FMI durante la última asamblea anual celebrada en Washington en octubre último.

Se descuenta que en la reunión el directorio del Fondo tratará también el levantamiento de la moción de censura que pesa sobre el país por la manipulación de datos del Indec.

Durante la Asamblea Anual el ministro de Hacienda y Finanzas Públicas, Alfonso Prat Gay, le transmitió a Lagarde que Argentina estaba decidida a divulgar públicamente la información referida al artículo IV del estatuto del Fondo.

Luego de esa reunión, Lagarde dijo a la prensa que "la cooperación ahora es inmensamente diferente, y ofrecerá recompensas mutuas" en lo que respecta a la relación bilateral.

Aunque se trata de cuestiones diferentes, el informe que se presentará mañana, que contiene una análisis de los números y de las políticas macroeconómicas y resultados según consultas sectoriales realizadas en el país, servirá de base para que el directorio decida si finalmente levanta o no la moción de censura que pesa sobre el país por las irregularidad en las estadísticas públicas.

Una pregunta frecuente que el FMI tiene publicada en su página de internet sobre la Argentina, es "si la misión del Fondo convalida los Datos del nuevo IPC" que lanzó el INDEC este año.

La respuesta es la siguiente: "No, la misión no hará una evaluación de la calidad de los datos. Ahora bien, el FMI y las autoridades tienen en marcha un proceso relacionado con la calidad de los datos sobre el PIB y el IPC de Argentina. Este proceso aún no ha concluido, y se prevé que el Directorio Ejecutivo del FMI se reúna en noviembre para examinar esta cuestión nuevamente".

Y agregó: "Hace poco, el Directorio señaló que estaría en condiciones de retirar la Declaración de Censura durante esa próxima reunión, en vista de las medidas positivas que han adoptado las autoridades argentinas y con un progreso sostenido", expresó el Fondo, por lo que se descuenta que mañana se tratará el levantamiento de la moción de censura.

Cuando el Fondo Monetario culminó la misión en el país dirigida por el italiano Roberto Cardarelli -realizada entre el 19 y el 29 de septiembre pasado- expresó su "satisfacción" por haber completado "la primera consulta del Artículo IV desde 2006".

En esa oportunidad, el Fondo hizo una lectura de la herencia recibida por el gobierno de Mauricio Macri al expresar que "al entrar en funciones en diciembre del año pasado, el nuevo gobierno argentino se enfrentó a desequilibrios macroeconómicos generalizados, distorsiones microeconómicas y un marco institucional debilitado".

También destacó "la corrección de los graves desequilibrios y distorsiones" llevados a cabo en estos últimos meses, al tiempo que felicitó al gobierno "por su claro compromiso para bajar la inflación a niveles de un dígito y reducir el déficit fiscal".

Advirtió no obstante que si bien esas correcciones eran "necesarias para sentar las bases de un sólido crecimiento, inevitablemente produjeron un impacto adverso en el corto plazo sobre la economía argentina".

También el representante del Departamento Occidental del Fondo, Alejandro Werner, se mostró favorable con la Argentina.

"Estuve acompañado al equipo que concluyó la misión semana pasada (en Buenos Aires) y en todas las interacciones que tuve a nivel informal, sentí un nivel de entendimiento acerca de la necesidad de llevar adelante cambios importantes, y graduales y consensuados, para llevar el crecimiento sostenible y con equidad social", dijo Werner una conferencia de prensa brindada en el marco de la Asamblea Anual del organismo.

Fuente: Télam

Acordaron la puesta en marcha del convenio bilateral para eliminar la doble imposición en relación a los impuestos sobre la Renta y sobre el Patrimonio, y la incorporación del estándar actual de la OCDE sobre intercambio de información impositiva con el objetivo de prevenir la evasión y elusión fiscal.

Así quedó establecido tras el anuncio conjunto que realizaron los ministros de Hacienda de la Argentina y Chile, Alfonso Prat-Gay y Rodrigo Valdés Pulido, respectivamente, durante un encuentro que se llevó a cabo esta mañana en Santiago de Chile.

"El ministro de Hacienda de Argentina, Alfonso Prat-Gay, y el ministro de Hacienda de Chile, Rodrigo Valdés Pulido, anunciaron en Santiago de Chile que, tras obtenerse la ratificación por parte de los Congresos de ambos países, el 1 de enero de 2017 entrarán en plena vigencia los efectos del convenio bilateral para eliminar la doble imposición en relación a los impuestos sobre la Renta y sobre el Patrimonio, y para prevenir la evasión y elusión fiscal", se informó oficialmente en un comunicado.

Las autoridades recalcaron que este tratado constituye un marco de reglas claras, basado en los más altos estándares internacionales y enfocado en promover y fortalecer el desarrollo de las actividades comerciales, de servicios e inversión entre ambos Estados, añade el comunicado.

"Eliminar las barreras causadas por la duplicidad de impuestos entre Chile y Argentina es una muy buena noticia. Esto impulsará un mayor flujo de inversiones, comercio, servicios y tecnologías entre nuestros países porque brinda a las empresas la certidumbre tributaria que necesitan, en un marco de certeza jurídica y respeto a los principios de competencia de mercado, equilibrio de las finanzas públicas y protección de los derechos de los contribuyentes", comentó el ministro de Hacienda de Chile, Rodrigo Valdés.

Por su parte, el Ministro Prat-Gay sostuvo que "éste es un paso importante en el proceso de integración entre nuestras dos naciones hermanas. Aprovechando nuestras complementariedades vamos a conseguir más empleos y de mayor calidad a ambos lados de la cordillera".

El Convenio, que se suscribió el 15 de mayo de 2015 en Santiago de Chile, se basa en el modelo elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Entre otros objetivos, busca eliminar la doble imposición internacional a la que estén afectos los contribuyentes que desarrollan actividades transnacionales entre las partes contratantes, reduciendo de esta forma las barreras fiscales al flujo de capitales y servicios entre ambos Estados.

También figura entre sus objetivos impulsar las exportaciones de servicios y facilitar la transferencia de tecnología y conocimientos; y otorgar estabilidad y certeza a los contribuyentes respecto de su carga tributaria total y de la interpretación y aplicación de la legislación que les afecta.

Asimismo, se establecen mecanismos que ayuden a prevenir la evasión y elusión fiscal por medio de la cooperación entre las administraciones tributarias de ambos países y proceder al intercambio de información entre ellas. Todos los objetivos señalados confluyen también en el aumento del grado de certeza en materia tributaria para los contribuyentes de ambos Estados.

Este Convenio se aplica a las personas residentes de uno o de ambos Estados contratantes, respecto de los impuestos sobre la renta y al patrimonio que los afecten.

Respecto de las rentas provenientes de actividades empresariales, se establece que por regla general tales rentas se gravarán exclusivamente en el Estado de residencia del contribuyente que obtenga las rentas, salvo que éste configure en el otro Estado un "establecimiento permanente" de acuerdo a los términos del mismo convenio, en cuyo caso ambos países podrán gravar las rentas.

Fuente: Télam

El mediador designado por el juez Thomas Griesa en la disputa con los holdouts anunció esta semana nuevos acuerdos de la Argentina con un remanente de holdouts, que se quedó fuera de la propuesta argentina de febrero último, por un total de U$S 40 millones de dólares.

"La Argentina llegó a un acuerdo con uno de los últimos grandes tenedores de bonos restantes, Banca Arner SA de Suiza", anunció Pollack desde Nueva York.

De esta forma, la Argentina pagará a la Banca Arner, para sus clientes, una suma total de US $ 40.520.000, la banca rendirá todos sus bonos argentinos en default y terminaría con su demanda contra Argentina.

El acuerdo se produjo en momentos en que el equipo de finanzas de la Argentina, que comanda el secretario de Finanzas, Luis Caputo, se encuentra en Nueva York negociando precisamente con los holdouts remanentes que no aceptaron el acuerdo propuesto por el país en febrero último, por el que a la fecha suscribieron arreglos por un total de más de 11.000 millones de dólares.

Fuente: Télam

Página 3 de 78

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria

Could not open a directory stream for /var/www/clients/client207/web310/web/images/stories/show/