24 DE JUNIO DE 2017 |
Política

El presidente del bloque de Diputados del FpV manifestó que el liderazgo y la convocatoria de la ex presidenta Cristina Fernández de kirchner conmueve a la sociedad, y que su aparición en una entrevista en C5N fue fructífera.

En diálogo con Télam Radio, el diputado coincidió con la ex presidenta en que se tiene que hacer una auditoría de la obra pública y –en ese sentido- recalcó que la misma “tiene que ser independiente y ver de dónde surge”.

“El gobierno nacional tiene un 30 por ciento de obra, y el resto se reparte entre las provincias y los municipios”.

Y enfatizó: “Así como hubo peritos solicitados por la Corte para investigar la muerte del fiscal Nisman, solicitamos lo mismo”.

Fuente: Télam

Cristina Fernandez de Kirchner, Jueves 30 de junio de 2016

En los últimos días, el Partido Judicial, con inusitada virulencia, instado por el Gobierno y con el explícito incentivo que le brindan los medios hegemónicos de comunicación han intensificado su campaña de persecución y difamación contra el Gobierno que presidí, con un evidente doble objetivo:

1) Instalar en la opinión pública que el anterior gobierno durante los doce años y medio de gestión tuvo como único propósito cometer delitos de manera indiscriminada.

Se intenta crear un nuevo tipo penal: el delito de haber pertenecido al gobierno durante el período 2003/2015.

2) Distraer a la población mientras el ajuste y la debacle económica aumentan la pobreza, la desigualdad y la inseguridad de manera ya inocultable y exponencial.  

Hechos y medios  

I.- El viernes 24 de junio, casi todos los medios de prensa concentrados destacaron la medida requerida por el fiscal Gerardo Pollicita, pidiendo el levantamiento del secreto fiscal respecto de mi familia. Pretendían instalar que de ello derivaría un agravamiento de mi situación procesal. 

Vale aclarar que la información requerida por el fiscal –cuando pide el levantamiento del secreto fiscal- ya se encuentra incorporada en la causa “Hotesur” desde diciembre del año 2014.  Si, desde el 2014 está incorporada la información y consta en 40 cajas de documentación que se encuentran a disposición del juzgado.
Es más, respecto de tal documentación -entre otras obrantes en la causa- el juez Ercolini ordenó hace casi 60 días, el inicio de una pericia contable que el fiscal de manera inexplicable viene dilatando.  

II.- El 27 de junio del corriente año, también se dio extraordinaria difusión a la denuncia por asociación ilícita presentada por la diputada oficialista Margarita Stolbizer en las causas judiciales existentes. 

Tal presentación carecía de toda originalidad que justificara semejante difusión, máxime cuando ese supuesto delito –de contornos dudosamente constitucionales y que se presenta cuando no se tiene prueba concreta de alguna infracción penal- viene siendo denunciado e investigado desde ya hace varios años y sin que ninguna prueba concreta permita avalarlo.  
 
III.- En la misma fecha, Bonadío, cuando no, me impuso de manera arbitraria e ilegítima la obligación de tener que concurrir nuevamente a su juzgado para cumplir un trámite procesal totalmente insustancial, esto es, notificarme de una resolución que ya conozco y que apelé a través de mi defensa hace más de un mes.  
Puede advertirse, una vez más, cómo el poder jurisdiccional conferido a este personaje viene siendo ejercido con fines de venganza.

Simplemente, me permito recordar que el mismo “juez” hace apenas unas semanas, para recibir declaración testimonial en la misma causa, utilizó una vía elemental que da la tecnología, esto es, la videoconferencia, utilizable sobre todo cuando las personas tienen domicilio real a más de 2000 kilómetros de distancia del juzgado.  
 
IV.- En el día de la fecha, nuevamente este oscuro personaje, que cuenta naturalmente con la protección del Consejo de la Magistratura, comandado por el oficialismo y el Partido Judicial, volvió a ordenar nuevos allanamientos en la provincia de Santa Cruz, incluso en domicilios que ya fueron allanados en más de una oportunidad en este último año. Todo ello, con el inequívoco propósito de que la prensa militante en el oficialismo pudiera difundirlos con títulos catástrofe. 
  
V.- Sin embargo, faltaba la frutilla del postre. La pusieron, otra vez, los jueces de la Sala II de la Cámara Federal, los “prestigiosos”, según la prensa hegemónica y oficialista, Eduardo Guillermo Farah y Martín Irurzun.  Debo recordar que estos mismos jueces se encuentran actualmente denunciados por el delito de prevaricato cometido en mi contra en la causa del “Dólar futuro”.
 
Esa causa tan particular donde Bonadío dice que la Presidenta, el Ministro de Economía y el directorio del Banco Central del gobierno anterior cometieron un delito para que ganaran plata los miembros del gobierno actual que fue el que devaluó nuestra moneda.  También se les ha requerido, a ambos, su juicio político ante el Consejo de la Magistratura, el cual, no lo dudo, obedientemente habrá de rechazarlo con fundamentos que repugnan el más elemental criterio de justicia. 

Estas mismas personas, abusando de su posición como jueces de cámara, se ponen al descubierto ahora con mayor claridad aún, como mis concretos y directos acusadores, pretendiendo imponerle a Casanello –a quien, repito una vez más, no conozco- la obligación de investigarme por hechos que ya se encuentran a conocimiento de otros juzgados.  

En síntesis, persiguen multiplicar las causas judiciales en mi contra por los mismos hechos, vulnerando así prohibiciones expresas que establece la Constitución Nacional y tratando de impedir toda posibilidad de defensa como la que debe otorgarse y a la que tiene derecho cualquier persona.  

¿Qué garantía de imparcialidad puede esperar cualquier ciudadano cuando los mismos jueces que deben evaluar de manera imparcial un caso, son los que acusan, valiéndose además de las falsas evidencias que vienen inventando los conocidos y conocidas denunciadores/as de siempre?  
En suma, se viven tiempos difíciles para el Estado de Derecho.

Lo que realmente nos debe preocupar no es ninguna situación personal, sino que todo esto resulte ser, como lo es en realidad, una tapadera para hacer retroceder a nuestro país a una situación de desigualdad social y subordinación al poder económico concentrado que creíamos definitivamente desterrados.     

Y Macri y su Gabinete "son buenos muchachos" que están aprendiendo a gestionar sobre la marcha,
y que llegaron al poder prometiendo una cosa y haciendo otra.

Al parecer la Justicia se maneja con indicios más que con certezas. O así parece. El juez federal Ariel Lijo parece haberle respondido a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien aseguró ayer que "existe un clima de persecución política y hostigamiento mediático", señalando que para él “No hay ningún tipo de persecución política al kirchnerismo o a Cristina”. Pero no. El juez se olvida o no, que sus opiniones se reproducen por distintos medios, algunos son los mismos canales de comunicación que a diario agreden a la sociedad cuando le ocultan la verdad, cuando la transforman, cuando la deforman, cuando la dirigen para sus propios intereses. El pez por la boca muere. Pero el juez le responde también a la Sociedad, que juega un rol importantísimo en ese intercambio intelectual de comunicación. Y a esta altura de las circunstancias, "la Sociedad ya no se deja convencer tan fácilmente". "Ya no se come una", como diría Majul y Niembro, "otros buenos muchachos".

Por Justino

Pero el juez se olvida de que forma parte de un Poder Judicial desprestigiado por alguno de sus miembros, por la falta de celeridad en las causas de todo tipo, y por lo cual no existe Justicia. Lo que sucede, suelen comentar en el Palacio, es que "los jueces también leen los diarios y se sienten presionados". Por lo tanto, actúan en consecuencia. Cuando no un llamado, cuando no una visita al Palacio.

En estos últimos tiempos la Sociedad ha visto con asombro y estupor, cómo algunos integrantes del Poder Judicial le hacen el juego a las corporaciones dominantes en detrimento de los intereses de la mayoría del Pueblo. Llámase jubilados, deuda externa, ley de medios, etc...

El mediatismo es más importante que el deber de otorgar un buen derecho de acceso a la justicia con prontitud, con equidad, dando a cada uno lo suyo.

Las interpretaciones de los jueces en los fallos, por la comisión de un supuesto delito, son distintas en cada caso, no por las circunstancias objetivas de los hechos sino por la importancia del sujeto que supuestamente lo cometió.

Los benditos indicios.

Si fuiste funcionario del Gobierno anterior, "Fuiste". Si sos parte del nuevo Gobierno la cosa parece distinta, "Sos" honesto, legal, derecho, incorruptible, ético, etc...

O sea, investigamos un aporte de campaña de 2007 de más de $ 800 mil pesos, porque nos da un indicio de lavado de dinero, pero no investigamos el origen de los fondos, con los que presuntamente "Paul Singer -uno de los más grandes usureros del mundo financiero mundial- financiara la campaña del actual Presidente Mauricio Macri, con un aporte de 2 millones y medio de dólares", como sostuvo el periodista Greg Palast. O si fue un retorno por el cobro de la deuda en default. O si son capitales mal habidos que ingresaron al país para blanquearlos. O al parecer nuestra Justicia no condena la usura. O los millones de dólares que se llevaron supuestos honorables señores a los paraísos fiscales, sin pagar un solo peso en impuestos, o los que a diario se fugan del País. No actuamos de oficio. No.

Pero claro, eso no es importante para este momento político. Sin embargo, "los benditos indicios", nos dan que Sí, que hay persecución y violencia política y mediática para con todo lo que rodea a la administración anterior o todo lo que se mueva o parezca K. Despidos incluídos.

O sea, no hay Justicia aunque se empeñen en hacernos creer lo contrario.

La Justicia o lo justo sería ir contra todo lo que se parezca a corrupción, malversación, lavado de dinero, a lo que se quiera comprobar que es delito. Pero NO.

Recomiendo que lean "Ojos Vendados", de Andrés Oppenheimer, que aunque no comulgue con su autor, contiene información muy interesante del negocio de la corrupción privada a nivel mundial y en especial en América Latina.

"Dura lex sed lex" - “la ley es dura, pero es la ley”.

Algunos integrantes del Poder Judicial de la Nación no pueden decir lo mismo. Porque la Justicia se pone dura con algunos y blanda con otros, y la ley no es pareja para todos. Por lo cual lo único que siembra y crece día tras día, en la percepción ciudadana, es la duda y la injusticia. Y no alcanza y no alcanzó, el discurso del Presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, tratando de hacer un mea culpa al inaugar el año judicial. Lo que resultó más bien fue un discurso político vago y liviano, sin que indicara que ahora la Justicia se pondría los pantalones largos y resolvería los problemas que acarrea en la Sociedad la falta de una buena Justicia. De un Justicia digna, de calidad, que de seguridad a la Gente.

La Justicia no es mala ni buena en sí misma, es Justicia, es la que tenemos, dirán los letrados. Es lo que hay, dirá la Sociedad. Sin embargo, la lentitud o el retardo en Justicia es malo.

Fundamentar un fallo basado en investigaciones periodísticas, y apoyado en presunciones e indicios mediáticos es un mamarracho judicial.
En ese mismo sentido, se puede hablar de la oportunidad.

La oportunidad para acelerar o dormir una causa, al igual que un fallo, también hacen crecer la desconfianza ciudadana sobre una posible connviencia de la Justicia con el poder de turno y con los poderes económicos reales de las grandes corporaciones que siempre han dominado a gusto y piacere, la vida social, política y económica del País.

El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, sostuvo que no cree que la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner "conozca en detalle el movimiento de estos personajes", en referencia al detenido ex funcionario José López, pero consideró "raro que nadie supiera lo que estábamos denunciando" al respecto, e instó que el ex ministro de Planificación y actual diputado Julio De Vido abra "la puerta de su casa" para que "entren los jueces".

En declaraciones a AM 950 Belgrano, Pinedo señaló que De Vido, superior inmediato del ex secretario de Obras Públicas durante 12 años, "lo que debería hacer es abrir la puerta de su casa y que entren los jueces", y aseguró que la detención del ex funcionario muestra "la Argentina que no queremos, de López tirando bolsos de plata por arriba de los conventos", y la contrapuso con "una buena justicia, que es la obsesión" del presidente Mauricio Macri".

"No creo que Cristina estuviera en detalle en el movimiento de estos personajes, pero me parece raro que nadie supiera lo que estábamos denunciando con menos información", indicó y citó el caso de la empresa sueca Skanska, en la que los directivos de la firma afirmaron haber pagado coimas sin que esto produjera "resultados judiciales" condenatorios de un acto de corrupción.

Consultado sobre el impacto de la detención de López en el Frente para la Victoria, Pinedo reflexionó que "los movimientos políticos tienen que ser representativos de los argentinos y los argentinos irán buscando su representación donde les parezca", y consideró que "el kirchnerismo fue un movimiento político importante que tuvo falencias que también eran importantes", lo que ejemplificó citando las denuncias de la campaña del PRO en 2011 acerca de sobreprecios en el presupuesto ejecutado por Vialidad Nacional en la construcción de autopistas. (Télam)

Página 10 de 68

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria

Could not open a directory stream for /var/www/clients/client207/web310/web/images/stories/show/