22 DE OCTUBRE DE 2017 |
Política

Representación Política de la Comunidad Judía Argentina

COMUNICADO DE LA DAIA

La DAIA, representación política de la comunidad judía argentina, expresa su malestar ante los dichos del Presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia de Santa Fe, Antonio Bonfatti, quien manifestó, en el marco de un encuentro realizado en el teatro del Sindicato de Empleados de Comercio de Rosario, que "el pueblo se equivoca, lo hizo con Hitler y ahora lo hace con Macri".

Asimismo, la DAIA ha tomado contacto a primera hora de la mañana con el Dr. Bonfatti quien ha remitido una misiva en la que, entre otros conceptos, sostiene: “… jamás fue mi intención la de comparar al régimen Nazi con un gobierno democrático.  Si así se interpretó o mis expresiones fueron mal formuladas, pido disculpas. En primer lugar al Presidente de la Nación por su investidura.  En segundo lugar, a la Comunidad Judía porque sé perfectamente qué fue la Shoá y jamás la banalizaría. Lejos está de mi pensamiento y de mi forma de construcción política, por lo que instó a los dirigentes políticos de cualquier fuerza a evitar trazar análisis o vertir expresiones que presuman una banalización de lo que fue la Shoá en la historia de la Humanidad”.

El Holocausto constituyó la página más oscura en la historia de la humanidad, en la que el régimen nazi aniquiló a seis millones de judíos, entre ellos un millón y medio de niños, en forma sistemática.

La DAIA hace un llamado a no banalizar la tragedia de la Shoá con asuntos de la coyuntura nacional y solicita, evitar las analogías con el genocidio perpetrado por el Régimen nazi, crimen cometido contra toda la humanidad.

Mario Tannenbaum-Secretario General
   
Ariel Cohen Sabban-Presidente
 
Buenos Aires, 11 de octubre de 2017

El candidato a diputado de la Ciudad por el Frente de Izquierda Gabriel Solano participó del programa del periodista Tato Young en América 24 donde se refirió al Coloquio de IDEA que sesiona en Mar del Plata. Allí afirmó:

“La presencia de la cúpula de la CGT y de varios burócratas sindicales en el Coloquio de IDEA es un hecho inédito que debe interpretarse como un paso más en la avanzada para imponer una reforma laboral precarizadora contra los trabajadores de nuestro país. La CGT archivó toda medida de lucha para pasar a negociar una reforma laboral que introducirá las pasantías para flexibilizar más el trabajo de la juventud y anular reivindicaciones fundamentales contenidas en los convenios colectivos de trabajo”.

“Gracias a esta colaboración de la burocracia sindical el gobierno ha decidido prescindir de una ley y negociar sector con sector la imposición de una mayor flexibilidad laboral. A cambio de esto Macri y Triaca le aseguran a los burócratas la defensa del llamado ´modelo sindical´, que le otorga a los Daer, Moyano y cia. poderes discrecionales para manejar los sindicatos pasando por encima de la voluntad de los trabajadores, y junto con ello impunidad para sus enormes corruptelas. Por eso mientras distrae la atención haciendo campaña contra el corrupto y patotero Pata Medina pacta con el patotero y corrupto Gerardo Martínez la entrega del convenio colectivo de los obreros de la construcción. La mafia de la burocracia sindical es aliada del gobierno”.

“Votar al Frente de Izquierda es la única alternativa contra el ajuste que está en marcha y que se reforzará luego del 22 de octubre”.

En el primer semestre del 2017 el gobierno gastó 1.777 millones de pesos. 122% más que en el 2016. Las empresas Clarín, Turner, Uno, Indalo, Remigio González y las redes sociales las más beneficiadas. El reparto fue discrecional y estuvo a cargo del ex Clarín Jorge Greco y aparecen periodistas oficialistas como Luis Majul. Además, la novata empresa de publicidad en vía LatCom, ligada al macrismo, cuyo dueño tiene una offshore en Panamá, embolsó 88 millones. Macri va por el relato.

Por Lázaro Llorens – @lazarollorens –10/9/2017

Presuponiendo una victoria el próximo 22 de octubre, el macrismo va por todo. Principalmente por el relato. Obsesión del estratega ecuatoriano Duran Barba. Una prueba de ello es el apriete público que el gobierno le está haciendo a los principales empresarios de medios opositores Cristóbal López, del multimedio Indalo (C5N) y Víctor Santa María de Página 12.

La otra, los miles de millones de pesos que el macrismo ha volcado, antes de las elecciones, a grandes empresas de medios, redes sociales y agencias de publicidad, a fin al gobierno, en el primer semestre del año.

Según datos publicados por Jefatura de Gabinete a cargo de Marcos Peña, en el primer semestre del año, el gobierno gastó 1777 millones de pesos (diez millones por día) para promocionar sus actos de gobierno en medios, redes sociales, publicidad en la vía pública y reconocidos periodistas. Esto representa un 120% más que lo gastado en el primer semestre del 2016 cuando el gobierno Nacional gastó 801 millones en un contexto donde Macri y sus funcionarios, por esos mismos medios, paradójicamente, pregonan “bajar el déficit”.

De estos 1777 millones de pesos, 1.407 millones (79%) fue para campañas o avisos destinado a la ciudad y provincia de Buenos Aires, donde se definen todas las elecciones. A su vez, 772 millones, un 43%, fueron avisos que salieron de presidencia de la Nación con el slogan “Haciendo lo que hay que hacer”. Es decir, de las barbas del propio presidente Macri y su jefe de gabinete Peña otro obsesivo del relato.

VER NOTA COMPLETA en Striptease del Poder

La emisión de deuda a 100 años, estuvo calzada paralelamente con dos inexplicables y enormemente onerosas operaciones de venta y recompra de títulos (REPO) a cortísimo plazo, concretadas con los mismos bancos que tomaron la deuda a 100 años. Se perpetró así una maniobra, en la cual los enormes márgenes que dichos bancos obtuvieron con las REPO, hicieron que el capital realmente prestado a 100 años fuera menos de la mitad, igual que sucedió con el préstamo de la Baring durante la presidencia de Bernardino Rivadavia, 200 años atrás. Devolviendo además todo el capital recibido en préstamos en solo cinco años, en el año 2022. Elevándose así el rendimiento global para los bancos al 11 % anual, más del doble del esgrimido por el Gobierno para justificar el actual reendeudamiento.

Demoradamente a principios de agosto, el Gobierno hizo pública otra operación de venta y recompra de títulos (REPO, Repurchase  Agreement, o venta con pacto de retroventa) similar a la del mismo tipo concretada a fines de junio, simultáneamente con la emisión de la escandalosa deuda a 100 años.

La particularidad que tienen estas dos operaciones de REPO, es que fueron concretadas con los mismos grupos bancarios que colocaron la deuda a 100 años, Nomura, HSBC, CITIBANK, y Santander. Ya sea con la misma personería jurídica, o con otras firmas pertenecientes al mismo grupo.

El total de las operaciones con ellos, como se puede ver en el cuadro, sumaron nada menos que 6.950 millones de dólares. Pero en realidad a esos bancos se le entregaron títulos por 11.150 millones de dólares, siendo este el eje de la estafa financiera que se ha concretado. Que le representará al país una pérdida a valor actual de más de u$s 5.000 millones, porque lógicamente a todos esos títulos hay que sumarle sus respectivos intereses.

La cuestión parece compleja para el común de la gente, pero no lo es. Consistió por un lado en colocar una inédita deuda a 100 años por 2.750 millones de dólares, con supuestamente un interés del 7,125 % anual, que de por sí ya resulta elevado, al superar largamente los estándares internacionales. Pero si se le resta el precio de colocación y los gastos, el interés real sobre el capital neto recibido sube al 8,1 % anual, lo cual ya le da un color oscuro.

Pero a la par con esos mismos grupos de bancos, lo cual evidencia la existencia de una maniobra concretada con la complicidad de las autoridades del ministerio de Finanzas, encabezado por Luis Caputo, se hicieron dos operaciones de venta de títulos con pacto de retroventa (REPO en su abreviatura en inglés). Que es una operación en el que el Tesoro vende los títulos a un tercero, obligándose a recomprárselos en un plazo determinado, en estos casos en un año y medio, 18 meses.

Hasta aquí todo muy bien, pero acá viene la manganeta hablando en lunfardo. Que consiste en vender los bonos al valor nominal, pero pactándose además un margen de garantía o haircut (corte de pelo en inglés) que en este caso fue del 50 % del total. O sea que el Tesoro entregó una cantidad de bonos un 100 % mayor, el doble de su valor nominal.

Recibió un importe de 4.200 millones de dólares, y entregó bonos Bonar 24, por un valor nominal de 8.400 millones. Mediante ampliar el ministro de Finanzas Caputo una emisión que había dispuesto el anterior Gobierno en el año 2014, en nada menos que 13.000 millones de dólares (Resoluciones 89, 117, y 151/2017). Estando además autorizado a hacerlo por el presidente Mauricio Macri hasta 20.000 mil millones de dólares, para destinarlos a estas ruinosas operaciones de REPO (Decreto 334/2017).

VER NOTA COMPLETA EN Striptease del Poder

Página 1 de 269

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria