28 DE MARZO DE 2017 |
Política

Mauricio Macri, además de ser un socio de mérito de la ofensiva derechista latinoamericana, sabe mejor que nadie que lo que se hace en los primeros cien días de gestión gubernamental es fundamental para establecer un "estilo", o en términos actuales, un "relato", sobre lo que será el porvenir. Como ocurre con los precios de los artículos de primera necesidad, que cuando suben, luego es muy difícil que luego vuelvan a su tarifa original, Macri desafía a propios y extraños con los peligrosos Decretos Nacionales de Urgencia, dando por sentado que muy pocos de estos DNU autoritarios habrán de ser anulados por una eventual decisión del Parlamento.

Por Carlos Aznárez - (Resumen Latinoamericano)

Lo que ocurre es que una vez más (ya ocurrió cuando el actual Presidente se hizo cargo de la Gobernación de la Ciudad de Buenos Aires hace unos años) la llamada "oposición partidaria" ha subestimado el poder que se escondía detrás del macrismo (una pseudo-ideología que hoy hace furor entre los escuálidos venezolanos y el uribismo colombiano), y ahora se dan cuenta que en este primer mes de prepotente gestión, muchas cosas han cambiado para peor. Sobre todo, afectando a importantes sectores populares de la franja más golpeada por la crisis económica, que obviamente no comenzó con Macri, pero que el actual Presidente acentúa en base a recetas de manual de lo peor del neoliberalismo.

La lista de agravios, medidas provocativas, actividades represoras y promesas de aplicación de políticas desestructuradoras de la economía, la soberanía y la producción cultural, es lo suficientemente importante como para que alguien aún tenga dudas de que los cambios anunciados como slogan electoral hoy se van transformando en molesta pesadilla de duración indefinida.

Si la devaluación que tanto se negó en tiempos de "Macri candidato", se está pudiendo poner en marcha día a día, es por que ya existía un piso para lanzarla, producido de antemano por toda la corporación empresarial, que al igual que en Venezuela, no sólo son generadores de recetas especuladoras sino que maniobran sobre los precios de artículos indispensables como si fueran marionetas. La liberación del dólar (tan requerida por sectores ligados a la inexcrupulosidad financiera y por franjas amplias de una clase media boba) fue acompañada por otras iniciativas como el levantamiento de las retenciones a la oligarquía agrícola-ganadera y sus amanuenses "nuevos ricos" de la "patria sojera", logrando en cada una de esas corridas, recompensas de millones de dólares y una deuda de eterno agradecimiento al macrismo.

En un andarivel complementario de esta misma gestión se inscriben otros decretos por los cuales se plantea la revisión de la legalidad en la contratación de empleados públicos durante los últimos años del gobierno saliente. Una medida que podría llegar a afectar a más de 60 mil trabajadores. Es verdad que todos los gobiernos utilizan en extremo (y para su propio engorde de funcionarios) la capacidad laboral del Estado, es también cierto que el kirchnerismo no perdió tiempo en ese aspecto, pero lo que no resulta admisible es que ahora la topadora prepotente del macrismo quiera desemplear con metodología dictatorial a miles de hombres y mujeres que eran poseedoras de un contrato legal, y cuyo futuro debería ser, aplicando un marco de la pregonada igualdad de oportunidades, el de un contrato efectivo en base a sus conocimientos y entrega en la gestiones para las que han sido convocados. Es paradójico hablar de "cargos de acomodo" o "ñoquis K" en el área estatal nacional (aunque los haya) cuando el propio gobierno macrista de la Ciudad tiene atiborradas las distintaAsociación de Trabajadores del Estados áreas de gestión con amigos, familiares y alcahuetes de su partido, sumados a un auténtico batallón de ineficaces y burócratas.

Lo real es que como bien informa la Asociación de Trabajadores del Estado, en los primeros quince días del nuevo gobierno ya se contabilizan 10 mil estatales despedidos, amen de implementarse políticas demonizadoras del empleo público buscando a corto plazo desmantelar los servicios públicos y achicar el Estado, como ya lo hiciera Carlos Menem en los devastadores años 90.

Sólo en el Senado de la Nación ha sido dejados en la calle por decisión de la vicepresidenta Gabriela Michetti, 2035 trabajadores, en una decisión que contó con la bochornosa complicidad del jefe de la bancada del kirchnerista Frente para la Victoria, Miguel Pichetto. A esta cifra hay que sumar los más de 600 cesanteados en el Centro Cultural Kirchner, y otros más en las oficinas del AFSCA (Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual), en Vialidad y en Nación Seguros.

Un caso especial que complementa esta embestida patronal por parte del Gobierno derechista es lo que ocurre con trabajadores que cumplían tareas en distintas municipalidades e intendencias del Gran Buenos Aires, como son los ejemplos de Lanús, Quilmes, Chascomús, Coronel Vidal, Coronel Suárez, Adolfo Alsina. Cientos de despidos en cada una de esas localidades bonaerenses y alrededor de 4.500 contratos "caídos" en La Plata, donde los trabajadores comenzaron una serie de movilizaciones que esta semana culminaron con durísimas cargas represivas por la policía local. Por las redes circulan, a manera de ejemplo, las fotos y los videos de mujeres y hombres con sus espaldas llenas de orificios por los perdigones policiales.
Otros trabajadores y trabajadoras puestas en la mira por Macri y sus "Chicago boys" son los cooperativistas. Así, se quedaron sin trabajo alrededor de 2000 que cumplían funciones de mantenimiento en la ex ESMA, y la misma amenaza pende sobre otras dependencias.

El equipo económico macrista tampoco se ha quedado atrás en marcar el territorio en cuanto a lo que pueden ser las próximas discusiones salariales, y ya han anticipado, poniendo en alerta a más de un dirigente sindical, que las paritarias tendrán un riguroso techo, pero que además, los gremialistas deberán ser "responsables" para que los empresarios privados no se vean tentados a pensar en despidos por falta de "madurez" laboral por parte de los asalariados. Un chantaje sin más vueltas.

La política aplicada en lo social por el macrismo es transparente y generalmente la usan profusamente  regímenes similares en el continente: generar miedo en los ocupados mostrando las escenas de lo que les ocurre a los nuevos desocupados. Algunos, aceptando el "castigo" sin chistar, y otros, con más dignidad y espíritu de pelea, resistiendo en la calle a la prepotencia patronal-policial.

En otro rubro que el macrismo se descargó con todo, es en el  comunicacional. Por un lado disolviendo el AFSCA e interviniendo en los aspectos nodales de la Ley de Medios, poniendo toda esa estructura bajo el mando de un Ministerio de Comunicaciones a su medida. Por el otro, otorgándole más luz verde de la habitual a los medios concentrados, liderados por Clarín, La Nación e Infobae, gestores de la "nueva imagen" de un gobierno que se vanagloria de ejercer el poder sin consultar ni siquiera a sus parlamentarios.

En política exterior, Washington sonríe a Macri. Le agrada el tono antichavista del nuevo presidente, sus relaciones carnales con Leopoldo López, Capriles Radonsky o Alvaro Uribe Vélez. Festeja su complacencia con el sionismo y las caras de enojo con Irán. Es a todas luces un "buen vasallo" este muchacho, diría en los pasillos de la Casa Blanca, John Kerry.

Pero también le han surgido otros entrañables amigos al gobernante argentino. Desde Uruguay, el converso Tabaré Vazquez, que años atrás estuvo a punto de pedir ayuda militar a Bush para guerrear contra Argentina por culpa de la pastera Botnia y la resistencia del pueblo de Gualeguaychú, hoy se ha convertido en acaramelado colega de Macri y promete relaciones encomiables.

Toda esta ofensiva macrista puede hacerse en el plano de la oposición institucional sin mayores palos en la rueda, por la inexplicable lentitud con que se mueve el andamiaje parlamentario. Es sabido que el Frente para la Victoria tiene mayoría en el Senado y un buen porcentaje de escaños en Diputados, pero más allá de algunas declaraciones y muy pocos amagues, siguen sin decidirse a convocar al Congreso a Sesiones Extraordinarias. Algunos, los más, porque disfrutan de su período vacacional en medio del incendio de la pradera por culpa de las acciones macristas, y otros porque están trenzando sin vergüenza con el oficialismo y también con el ex kirchnerista Sergio Massa, un aliado del macrismo que comulga en intenciones non sanctas con gobernadores y algunos ex funcionarios que han pegado el salto sin ningún tipo de rubor.

Por último, está la calle. La pelea en la calle. Allí donde habitualmente se juegan los destinos de un país a cara o cruz, sin demasiadas especulaciones. No son pocos los que están resistiendo las maniobras disciplinadoras del gobierno. Pueden dar cuenta de ellos varios sindicatos de base y organizaciones sociales. Aún lo hacen como respuesta a la agenda represora de la Casa Rosada, pero otros más precavidos están dándose cuenta sobre la marcha que si no se unen fuerzas y no se encara una mínima coordinación en las luchas, este primer mes de Decretos prepotentes se podría extender en el tiempo o disfrazarse con otras vestimentas. Quizás la clave para que el engranaje de una resistencia adecuada funcione, podría estar en gestar una fuerza de amplio espectro ideológico pero asentada abajo y a la izquierda del sistema actual. Peleona y formada en un alto nivel ideológico. Un arco donde quepan todos, incluidos los miles de jóvenes kichneristas , siempre que unos y otros entiendan, con humildad, que para luchar contra esta derecha pro imperialista nadie tiene ganado el liderazgo de antemano, y que se necesita entender que el 10 de diciembre comenzó una nueva época, que no obligatoriamente se salva con expresiones de deseos retornistas.

En una carrera desenfrenada está destruyendo literalmente el marco normativo que regula la actividad de gobierno en la República Argentina.

Por Daniela. A. Bambill*

La cantidad de Decretos de Necesidad y Urgencia que ha dictado el presidente Macri, curiosamente desde sus vacaciones en el sur del país, no tienen precedentes en cuanto a cantidad y rapidez en el tiempo.

Asumió la presidencia de la Nación y a los 10 días se tomó vacaciones sin embargo en 20 días de mandato ha derogado o modificado Leyes Nacionales y ha contravenido la Constitución Nacional en una actitud que rayana el delito de abuso de autoridad y mal desempeño de la función pública.

Enmarcando en situaciones de emergencia hasta la actividad administrativa de una manera que si no fuese tan obscena y avasallante sería irrisorio, se abre el camino para los gastos discrecionales de partidas presupuestarias y las contrataciones directas en todas las áreas de gobierno.

En una carrera desenfrenada está destruyendo literalmente el marco normativo que regula la actividad de gobierno en la República Argentina.

Su Ministro de Justicia, Garavano, ha declarado que gobernarían mediante decretos de necesidad y urgencia porque “Nosotros no tenemos Congreso”, en una interpretación benévola podríamos asumir que se refiere al período de receso del Parlamento Argentino, pero a las claras esta manifestación esconde una determinación concreta de omitir uno de los Poderes del Estado, el más representativo y democrático en el funcionamiento de la República como tal.

El Poder Judicial es hoy un lujoso bufete de abogados al servicio del Ejecutivo sin decoro ni control alguno pagado con el erario público.

El accionar en beneficio de los sectores del establishment corporativo se presenta a la luz del día sin escrúpulos, basta mencionar que el presidente vacaciona en la mansión del dueño de uno de los laboratorios que más lobby hizo contra los medicamentos genéricos y ya han anunciado que se eliminará la ley que regula los mismos.

La fuga de los tres narcotraficantes que salieron en un programa de televisión durante la campaña electoral beneficiando a la ahora gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, por las características mismas de la fuga, entre otras cosas, no deja lugar más que a la evidencia de lo que en la jerga mafiosa se denomina “devolución de favores”.

El blindaje mediático tiene como garantía la suspensión de la Ley que condicionaba el monopolio informativo del grupo económico cómplice de la dictadura cívico militar que contribuyo con el resultado electoral a través de una andanada de denuncias falsas, instalación de temas como inseguridad, inflación y corrupción en una suerte de cadena nacional permanente en toda su grilla de programación.

Desde el nombramiento de las vacantes en la Corte Suprema de Justicia de la Nación, dos abogados ligados en su actividad privada al Grupo Clarín y a la Sociedad Rural Argentina, por Decreto de Necesidad y Urgencia hasta la suspensión de la aplicación del Código Procesal Penal por la misma vía administrativa, pasando por la anulación de leyes laborales, de comunicación, de soberanía en 20 día Mauricio Macri ha cometido delitos fragantes contra la Constitución Nacional.

El gobierno de CEOs de multinacionales, el apoyo de la Secretaría de Estado, el accionar delictivo del Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y la protección mediática le garantizan la impunidad necesaria para arrasar con los recursos naturales, los recursos económicos y el funcionamiento de la República.

Una oposición de vacaciones, respetuosa de los tiempos sociales, respetuosa de las instituciones y respetuosa de la pelusa del pupo de un sector de la misma, focalizando solo en las reuniones en las plazas convocadas por periodistas censurados con la presencia de algún que otro diputado joven que arenga a resistir, contribuye, en este caso por omisión al carnaval macabro en el que la consigna “vienen por todo” es una realidad palpable y tangible.

Así termina el año 2015, y lamentablemente nada en el horizonte inmediato pareciera indicar una leve mejoría en la tormenta en la que nos vemos inmersos.

Es el deseo de esta ciudadana que el espíritu sanmartiniano impregne las decisiones y la voluntad política de la dirigencia en descanso….
“Cuando la patria esta en peligro, todo esta permitido, excepto, no defenderla.” José de San Martín.

Daniela Bambill Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Fuente: NakyPop

Opinión

Hasta ahora, el polémico concepto de “grieta” ha definido en el imaginario una especie de rendija virtual que dividía a la masa social en dos grandes porciones semejantes. Sin embargo, de un lado todo era homogéneo y compacto mientras la otra mitad hacía agua por todos lados.

Por Mariela Blanco - (Periodista y Analista de Medios)
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

A uno de los “bandos”, se le ha cuestionado falta de liderazgo, matrimonios por conveniencia, uniones forzadas insostenibles y estrepitosos portazos. Al otro, en cambio, se le reconoce su capacidad para saber construir un sueño colectivo y sostenerlo en el tiempo.
 
Ciertamente, no se puede dejar de admirar esa condición del oficialismo de cautivar y cultivar doctrina y pasión. Desde el atril, su principal referente expone atributos supremos en un cóctel de sapiencia, fortaleza y emoción que no pueden despertar otra cosa que devoción.
 
Desde ese atril para abajo, no hay lugar para voces discordantes. Cristina Kirchner es convincente, categórica. Hacia adentro reúne, unifica y protege a las ovejas negras que pudieran haber incurrido en conductas non sanctas. Funcionarios, legisladores y candidatos se alistan, se comprometen con el proyecto y se dan baños de humildad. Parece todo bajo control. Por la trinchera kirchnerista no pasan las balas.

Pero algo pasó el 25 de octubre. Un resultado no esperado despertó el titular que nunca se pensó que se iba a leer: “La interna K”. Y como en un efecto dominó, una voz empujó a otra y por primera vez parece que se formaron dos filas dentro del partido.
 
Hebe y Samid tuvieron un ataque de sincericidio, a Randazzo le cayeron mal los ñoquis del 29, el de Quilmes toma distancia y la campaña electoral parece haber perdido el rumbo; vira de la conciliación al ataque sin escalas.

Falta poco para la segunda vuelta y quedan muchas mas maniobras de campaña. Pero mas allá de quien gane el balotaje, al kirchnerismo le quedó una herida profunda en el cuero que será difícil cerrar post Cristina. Definitivamente, el mariscal de la derrota no es otra cosa que una fisura inédita del lado mas resistente de la grieta.

No al ALCA: hace 10 años la región rechazaba el tratado de libre comercio impulsado por Estados Unidos

El No al Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA) fue la decisión más trascendente de la región en la última década, rechazo encabezado en Mar del Plata por el entonces presidente Néstor Kirchner y sus pares del Brasil Luiz Inácio Lula da Silva y de Venezuela Hugo Chávez, que permitió la recuperación de la soberanía política, la reindustrialización, la creación de trabajo, el crecimiento económico y la profundización de las medidas sociales en todo el Mercosur.

Por Eduardo Barcelona

Los tres presidentes, más Tabaré Vázquez del Uruguay, se mantuvieron firmes detrás de la consigna de crear trabajo para enfrentar la pobreza y fortalecer la gobernabilidad democrática, concepto que dio origen al título del documento final de la IV Cumbre de las Américas, que abrió la discusión el viernes 4 y cerró el debate el sábado 5 de noviembre de 2005 en la ciudad balnearia.

Frente a la posición monolítica del Mercosur se plantaron las naciones del NAFTA (Tratado de Libre Comercio de América del Norte), integrado por México, Canadá y Estados Unidos, cuyo presidente George W. Bush comandó la ofensiva para lograr que los 34 jefes de Estado americanos firmaran el acta de creación del ALCA, el mercado único de Alaska a Tierra del Fuego.

Kirchner presidió las dos sesiones en la que los mandatarios americanos debatieron casi como en una asamblea universitaria sobre la conveniencia o no de crear el ALCA. A tal nivel de apasionamiento llegó el intercambio de los dignatarios el sábado 5, que las pausas de reflexión y refrigerio previstas por el protocolo quedaron de lado y el almuerzo para reponer energías ni siquiera fue servido.

En un momento de la discusión, uno de los jefes de Estado aliados de Bush hizo mención explícita a la posibilidad de votar para volcar a favor la posición de los que querían el ALCA. Entonces, Kirchner respondió desde la presidencia de la asamblea que estaba "asombrado por el planteo. No es cuestión de votos, sino de consenso. No creo que quieran enemistarse con el 75 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI) de América del Sur", dijo.

Allí terminó el embate final en pos del ALCA, luego de un año y medio pleno de negociaciones y presiones. Kirchner desarmó el último intento de creación del mercado libre, que llegaba bajo la amenaza de ganar la asamblea por la vía de la votación.

Si el gobierno argentino pudo sostener la posición contra el ALCA fue por la convicción de Kirchner, el apoyo irrestricto del Brasil de Lula, el del Uruguay de Vázquez, el del Paraguay de Nicanor Duarte y el respaldo sonoro de Hugo Chávez, que encabezó el acto de repudio al proyecto y a Bush en el estadio Mundialista de Mar del Plata, el viernes al mediodía.

La novedad histórica en noviembre de 2005 fue la unidad de pensamiento entre Kirchner y Lula, que era decir entre la Argentina y el Brasil, naciones que hasta no hace muchos años habían sido rivales en un conflicto del que sólo se beneficiaban las naciones desarrolladas del Norte.

La Argentina y el Brasil son dos países con grandes ventajas económicas en el agro, que esta vez se unieron para negociar con el Norte las condiciones para que aquella región del planeta bajara los subsidios al campo y de esta manera compensar el pedido de eliminación de los aranceles industriales en el Sur.

En la negociación, Estados Unidos jamás accedió a bajar los subsidios al campo norteamericano, razón por la cual el Mercosur tampoco aceptó reducir los aranceles a las manufacturas. La línea que guió los pasos de los negociadores argentinos ante los norteamericanos fue: "si abrimos la frontera a los productos industriales y ustedes no hacen lo mismo con el campo en el Norte, nos quedamos sin nada".

El jefe de la Casa Blanca se retiró de Mar del Plata sin haber podido lograr la creación del ALCA y tampoco consiguió que el documento de la IV Cumbre dejara abierta la posibilidad de que se constituyera en la siguiente asamblea, que tuvo lugar en Trinidad y Tobago, en 2009, donde la presidenta Cristina Fernández de Kirchner reafirmó la posición y el nuevo presidente de los Estados Unidos, Barack Obama no volvió a pedir por el ALCA.

La enseñanza que dejó en la región el rechazo a la creación del ALCA facilitó la constitución de la Unión Suramericana del Sur (Unasur), la entidad política que defendió la estabilidad democrática de Ecuador y el respeto a la voluntad de los pueblos, además de negociar la solución pacífica al conflicto entre Venezuela y Colombia.

Mar del Plata sirvió también para que los países de la región comprendieran que los problemas de ésta área del mundo podía solucionar los diferendos sin recurrir a la intervención de líderes de otros continentes.

En febrero de 2005 la Argentina salió de la cesación de pagos de la deuda externa con el cierre exitoso del primer canje de bonos, en octubre Cristina ganó las elecciones como senadora nacional por la provincia de Buenos Aires, en noviembre rechazó el ALCA y en diciembre Néstor decidió cancelar la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el organismo que imponía las recetas económicas de la doctrina liberal que llevaron al país a la peor crisis de la historia.

Sin estas decisiones, muy poco o nada de lo que se avanzó en la reindustrialización, en la creación de trabajo, en la distribución de la riqueza y en la solidaridad social hubiera sido posible. (Télam)

Página 10 de 60

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria

Could not open a directory stream for /var/www/clients/client207/web310/web/images/stories/show/