15 DE DICIEMBRE DE 2017 |
Error
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 67
Salud

Zulma Ortiz, presentó a la Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires. Su renuncia al cargo es “por razones de índole personal”, la que fue aceptada por la mandataria. povincial.

La ministra de Salud de la provincia, Zulma Ortiz, presentó hoy a la Gobernadora María Eugenia Vidal su renuncia al cargo “por razones de índole personal”, la que fue aceptada por la mandataria.

Ortiz se hallaba al frente del ministerio de Salud desde el 10 de diciembre de 2015.

Vidal aceptó la dimisión, tras considerar las razones personales que la médica adujo en su nota de renuncia.

La ministra de Salud bonaerense confirmó la realización en la provincia de una campaña de vacunación antigripal casa por casa "pero con la identificación del grupo de riesgo", y en especial de las embarazadas ya que la gripe A es una "enfermedad particular que puede poner en una situación muy grave a la mamá y al bebé".

La ministra de Salud bonaerense, Zulma Ortiz, confirmó hoy la realización en la provincia de una campaña de vacunación antigripal casa por casa "pero con la identificación del grupo de riesgo", y en especial de las embarazadas ya que la gripe A es una "enfermedad particular que puede poner en una situación muy grave a la mamá y al bebé".

"Debido al riesgo incrementado de mortalidad entre embarazadas, como se observó en el 2009, y frente a una baja cobertura, comenzamos con nuestra campaña de vacunación el 29 de marzo", explicó la ministra en declaraciones a radio Continental.

En relación con ello, Ortiz solicitó que los municipios "ayuden" a la cartera provincial "con esta intervención".

"Estamos convocando a los secretarios de salud de los municipios esta necesidad de ir casa por casa para buscar a las mujeres embarazadas, que es un grupo de alto riesgo”, señaló la ministra en diálogo con radio Provincia.

Las vacunas son distribuidas por el Gobierno Nacional a todas las provincias, "y cada una tiene la responsabilidad de estimar las dosis. Nosotros hicimos la planificación y lanzamos una campaña de vacunación que no se había hecho en los últimos ocho años", destacó la ministra.

En relación con la campaña, Ortiz indicó que se están "focalizando sobre el grupo de riesgo", y recomendó a aquellas personas que no están dentro de él que primero se dirijan a un centro de salud público para realizarse una evaluación médica.

"Hoy en la provincia de Buenos Aires, de acuerdo a la información que tenemos, tienen que vacunarse grupos poblacionales que van desde los seis meses hasta los dos años de edad, embarazadas, adultos mayores de 65 años, y aquellos que tienen una enfermedad que comprometan su sistema inmune", describió.

Así aclaró que "cualquier otra persona que considere o quiera vacunarse, primero debe consultar a un profesional. Lo que no puede hacer es ir y comprar la vacuna".

Desde la cartera sanitaria detallaron, a través de un comunicado, que las mujeres que no se hayan vacunado en el embarazo, deberán hacerlo luego de dar a luz, hasta diez días después del parto.

Los especialistas recomiendan no demorar la inmunización, porque desde que la vacuna se aplica hasta que el organismo desarrolla las defensas necesarias para evitar cuadros graves de la enfermedad suelen pasar entre 10 y 15 días.

Las personas que deben aplicarse la vacuna contra la gripe todos los años son los que tienen más riesgo de sufrir complicaciones respiratorias a raíz del virus y fallecer por esa enfermedad.

Entre ellos, además de las embarazadas, figuran el personal de salud, los niños de entre 6 y 24 meses de edad y las personas de entre 2 y 64 años inclusive con factores de riesgo, como enfermedades cardíacas, respiratorias o renales crónicas, inmunosuprimidos, diabetes y obesidad y todas las personas de 65 años y más. (Télam)

La especialista en temas de salud de Unicef, Zulma Ortiz, sostuvo ayer que la asignación universal por embarazo "mejora el acceso de las mujeres a los controles prenatales y les evita complicaciones que pueden ser mortales".

Ortiz, tras el anuncio que hizo la presidenta Cristina Fernández de Kirchner sobre el pago de una asignación universal por embarazo a partir del 1 de mayo a las mujeres que atraviesan más de las 12 semanas de gestación sin cobertura social, opinó que "ese subsidio mejora el acceso a la salud de un sector muy vulnerado".

La especialista añadió que "las madres contarán con medios para movilizarse y hacerse el control médico, lo que evita complicaciones que pueden causarles la muerte".

Insistió en que "la medida tendrá impacto en aquellos lugares en donde la causa de muerte materno infantil es la falta de acceso a los servicios".

Coincidió en que "el acceso a los controles médicos durante el embarazo ayuda a que un niño nazca sano", pero opinó que "en cuanto a los bebés prematuros, hay que mejorar la calidad de los servicios y lograr una terapia con la presencia de la familia".

Ortiz explicó que "hay carencia de enfermeras y médicos especializadas para el servicio de neonatología, sobre todo en el Norte del país".

Por eso, insistió que "una maternidad que permita el acceso irrestricto de la madre al servicio de neonatología, posibilita el control permanente del niño, lo que ayuda al seguimiento médico en el proceso de recuperación y aumenta el contacto familiar".

Télam

SEGUINOS. CONECTATE

Para comunicarte con GENTE-BA:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook.com/periodicogenteba

@genteba

Fotogaleria